Salud

Sanidad no halla relación entre la vacuna de AstraZeneca y los trastornos de la regla

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios está estudiando las alteraciones de la menstruación con posibles efectos secundarios de todas las vacunas.

Mujer con mascarilla siendo vacunada por una sanitaria contra el Covid-19

Una mujer se vacuna de Covid en Calafell. Ramon Costa / SOPA Images Via ZUMA / DPA

La puesta en común de muchas mujeres que tras la vacuna del Covid habían experimentado cambios en la regla puso sobre la mesa este posible efecto adverso a las vacunas del Covid. El asunto ya está siendo evaluado, entre otros por la Universidad de Granada bajo la dirección de la matrona Laura Baena, que tiene en marcha un gran estudio cuyos resultados preliminares apuntan a una posible relación entre vacunación frente al coronavirus y alteraciones de la menstruación.

Esta posible reacción también está siendo ahora estudiada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), el organismo público de farmacovigilancia de los efectos de las vacunas, que acaba de publicar su octavo informe desde el inicio de la campaña de vacunación.

En este informe, la AEMPS confirma que están evaluando para todas las vacunas su posible relación con los casos notificados de trastornos menstruales, que ya han sido evaluados para Vaxzevria (la inyección de AstraZeneca).

Sin embargo y para esta vacuna, Sanidad afirma que «basándose en la evaluación de toda la información disponible hasta el momento, el PRAC [Comité para la evaluación de riesgos en farmacovigilancia europeo] ha concluido que no hay evidencia que sugiera una relación causal entre los trastornos menstruales notificados y la administración de la vacuna Vaxzevria».

El resto de vacunasPfizer, Moderna y Janssen – continúan en estudio. En este caso, el informe de Sanidad dice que «hasta el momento, no se ha establecido una relación causal entre las vacunas frente a la COVID-19 y estos trastornos, que son muy frecuentes y a veces pueden suceder sin que exista ninguna enfermedad subyacente en la mujer, como en situaciones de estrés o cansancio. Se han solicitado datos adicionales a los TAC de todas estas vacunas y el PRAC revisará toda la evidencia disponible».

62 efectos notificados por cada 100.000 dosis puestas

El octavo informe confirma que hasta el 5 de septiembre España ha notificado 41.751 acontecimientos adversos, que equivale a 62 notificaciones por cada 100.000 dosis administradas. El 72% han sido comunicadas por profesionales sanitarios y el 28% por ciudadanos.

La mayoría de las notificaciones corresponden a personas de entre 18 y 65 años (88%) y mayoritariamente a mujeres (76%).

Siete de cada 10 dosis administradas en España han sido de Pfizer, 15% de AstraZeneca, 12% Moderna y 3% Janssen.

Otros efectos secundarios confirmados

El octavo informe también confirma que se está estudiando la posible relación de las vacunas de ARNm con la aparición de eritema multiforme, así como de glomerulonefritis y síndrome nefrótico.

Se han identificado como posibles reacciones adversas de la vacuna de Moderna la diarrea y para la de Janssen linfadenopatía, parestesia, tinnitus, vómitos y diarrea.

Sobre las miocarditis y pericarditis que se estudiaban en relación a las vacunas de ARNm, el PRAC ha concluido que hasta el momento no existe nueva información que haga cambiar las recomendaciones actuales.

Hasta el 8 de agosto de 2021, se han registrado 98 notificaciones de miocarditis y/o pericarditis tras la administración de Comirnaty en España. En la mayoría de ellas, los pacientes estaban en recuperación o se habían recuperado en el momento de la notificación. La mayoría de los casos ocurrieron en hombres (62%), tras la segunda dosis (56%) y en la primera semana tras recibir la vacuna (70%). En dos casos notificados los pacientes fallecieron: un paciente mayor de 60 años que presentaba causas alternativas que se han asociado con la aparición de miocarditis, y otro paciente adulto del que no se dispone de información para la correcta evaluación del caso. A esa misma fecha, se habían administrado en España cerca de 41 millones de dosis de Comirnaty.

Se recuerda que para ayudar a la recuperación y evitar complicaciones, las personas que experimenten signos de miocarditis o pericarditis los días posteriores a recibir esta vacuna, como dificultad para respirar, palpitaciones que pueden acompañarse de ritmo cardiaco irregular, o dolor torácico, deben buscar atención médica inmediata.

Te puede interesar

Comentar ()