Salud

"No se puede descartar que Europa sea el origen de Ómicron"

Nuevos análisis revelan que la nueva variante ya circulaba por Europa antes de que Sudáfrica avisara a la OMS | "Que se haya secuenciado por primera vez en Sudáfrica no implica que haya mutado ahí", advierte una experta

Una sanitaria realiza un test en el aeropuerto de Schipol, en Ámsterdam, a un pasajero procedente de Sudáfrica

Una sanitaria realiza un test en el aeropuerto de Schipol, en Ámsterdam, a un pasajero procedente de Sudáfrica. FE/EPA/REMKO DE WAAL

¿Dónde mutó el coronavirus para dar paso a la variante Ómicron? Sudáfrica fue el lugar donde primero se secuenció, pero de momento no hay ninguna certeza sobre cuándo y dónde comenzó a expandirse esta nueva variante. Varios casos aparecidos en Europa antes de que Sudáfrica alertara a la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 24 de noviembre aumentan las dudas sobre el origen de este nuevo linaje.

«No se puede descartar que Europa sea el origen de Ómicron», señala a El Independiente el microbiólogo Ignacio López-Goñi. «Esta variante no se originó en el brote de Sudáfrica, sino que el brote de Sudáfrica fue originado por esta variante. Ahora estamos viendo datos que sugieren que hubo una transmisión anterior en varias partes e incluso en pacientes sin un historial de viajes a África».

López-Goñi se refiere a lo anunciado este martes por el Instituto Nacional de Salud Pública de Holanda, que ha detectado dos casos de Ómicron en muestras de los días 19 y 23 de noviembre, cuando todavía no se había secuenciado esta nueva variante. «Lo que ha ocurrido en Holanda puede indicar que el origen no esté en Sudáfrica», advierte también Mireia Coscollà, doctora en Biología por la Universidad de Valencia.

En España se secuencian actualmente entre el 2 y el 8% de los casos

«Llama la atención que se haya detectado antes en Sudáfrica que en Reino Unido, que es el país que mejor vigilancia genómica hace. Eso nos puede llevar a pensar que en Sudáfrica ha aparecido esta variante con más frecuencia», añade la experta. «Porque no se secuencian todos los casos, sino solo una muestra». Es decir, cuanto más extendida esté una variante en un país, más fácil será de detectar. «Pero que se haya secuenciado por primera vez en Sudáfrica no implica que haya mutado ahí».

«Se requerirá tiempo para confirmar si el paciente cero de esta variante proviene de África o no», afirma Mar Tomás, microbióloga e investigadora. «Holanda está confirmando los casos y determinando las relaciones con los vuelos para averiguar el origen exacto. Ahora mismo lo cierto es que el principal brote se está dando en Sudáfrica pero no quiere decir que el origen sea inicialmente allí».

Lo que sí apunta Tomás es que «en Sudáfrica y otros países menos vacunados, la posibilidad de que se desarrollen nuevas variantes hay, pues los vacunados eliminan el virus antes y hay menos posibilidad de replicación».

Transmisión local en Europa

El caso de Holanda no es el único de positivos detectados en Europa antes del 24 de noviembre. En Bélgica se detectó el primer caso de Ómicron en el continente y fue el 22 de noviembre, una mujer que había llegado a Bruselas el 11 de noviembre desde Egipto. Y en Italia la persona que dio positivo el fin de semana había aterrizado en Roma el 12 de noviembre en un vuelo procedente de Mozambique. Tras entrar en Italia con un test negativo, dio positivo diez días después.

Reino Unido advirtió el martes que «es muy probable que haya transmisión comunitaria de la variante Ómicron», según señaló el secretario de Estado de Salud británico, Sajid Javid.

Estos datos apuntas a que la variante Ómicron podría haber viajado de Europa a Sudáfrica o a un país vecino y se fuera expandiendo en esa zona, donde la tasa de vacunación es mucho más baja que en los países europeos.

La secuenciación en Sudáfrica

La variante fue la culpable de que la provincia sudafricana de Gauteng, que tenía una tasa de contagios baja (10 casos por cada 100.000 habitantes), registrara un megabrote. Los científicos locales analizaron las muestras y dieron con la nueva variante. «Estaban con la mosca tras la oreja porque los primeros casos se asociaron a un brote bastante importante en un área con muy baja incidencia, lo que siempre lleva a mirar con detalle qué es lo que lo provoca», recuerda Fernando González Candelas, catedrático de Genética de la Universidad de Valencia.

Los expertos consultados coinciden en señalar el gran trabajo que hace Sudáfrica a la hora de secuenciar y vigilar los virus. «Es el país africano que mejor hace esta tarea de epidemiología molecular. En otro país pudo pasar desapercibida, pero aquí no. Y menos si estaban buscando algo que explicase un macrobrote», prosigue López-Goñi.

«Hay que aplaudir la labor que ha hecho Sudáfrica», añade Miriam Coscollà. «Han secuenciado antes que nadie una nueva variante, algo muy importante en una pandemia y no se puede estigmatizar ahora a un país así como se está haciendo».

Te puede interesar

Comentar ()