Salud

Madrid abre la puerta a reducir las cuarentenas

Aglomeración de personas en el centro de Madrid.

Aglomeración de personas en el centro de Madrid. EFE

Antonio Zapatero, viceconsejero de Asistencia Sanitaria y Salud Pública de la Comunidad de Madrid, ha abierto la puerta a reducir los 10 días de aislamiento necesarios para pacientes que hayan dado positivo por coronavirus. Esta medida ya ha sido anunciada por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) -donde sólo hay cinco días de aislamiento- a los que Zapatero ha puesto como ejemplo.

El viceconsejero ha ensalzado las propuestas de la Comunidad de Madrid que posteriormente han sido validadas a nivel nacional, como en el caso de no imponer cuarentena a los vacunados con contactos estrechos con positivos en coronavirus. Asimismo, ha destacado el valor de las medidas internacionales de tal dimensión.

En EEUU, tras estos cinco días de aislamiento, se debe utilizar mascarilla durante cinco días más siempre que estén cerca de otras personas. Los CDC argumentan que los datos apuntan a que la mayoría de los contagios se producen en el día o los dos días anteriores a mostrar síntomas y los dos o tres días siguientes.

En rueda de prensa, acompañado de la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, ha realizado un balance de la situación epidemiológica de la región, que cuenta ahora mismo con una incidencia acumulada a 14 días de 1.800 casos, 201 hospitalizaciones en UCI y la vacunación del 91,5% de la población diana (mayores de 12 años).

Respecto a las urgencias, el 24 de diciembre hubo un pico (12.901) en la atención, algo que suele ser habitual por Nochebuena, pero ha recalcado que respecto a las ingresadas estas se mantienen estables, «con tendencia a decaer». En cuanto a la Atención Primaria, se realizan 300.000 consultas diarias y 8.900 casos están en seguimiento domiciliario.

Zapatero ha expuesto que la variante ómicron registra un elevado número de casos por semana pero no sucede así con los ingresados y los ingresados en UCI, que tienen «una tendencia muy leve al ascenso».

Hasta el momento, la diferencia entre la tercera y la sexta ola (en el día pico) se salda con un 48% más de casos en la última pero un 86% menos de ingresados y un 87% menos en UCI. Zapatero ha explicado que esto responde a que la variante ómicron «es menos agresiva» y al alto porcentaje de vacunados.

Desde la Consejería de Sanidad también se han revisado el consumo de los dos fármacos que se utilizan más para el tratamiento de la neumonía en el ámbito hospitalario de la Comunidad: Dexametasona y Tocilizumab. «El consumo de ambos va cayendo», ha señalado.

Te puede interesar

Comentar ()