Salud

Año Nuevo, reglas nuevas: redefinir qué es covid, rastreos selectivos y reducir cuarentenas

La alta tasa de vacunación y la variante ómicron abren el debate para repensar la estrategia frente a la pandemia

Un hombre camina frente a un centro de vacunación este domingo en Barcelona

Un hombre camina frente a un centro de vacunación este domingo en Barcelona EFE/Enric Fontcuberta

La pandemia ha llegado a un punto en España en el que algunos expertos abogan por cambiar de estrategia y establecer nuevas pautas en la lucha contra el coronavirus. La alta transmisibilidad de la variante ómicron ha provocado una ola de contagios jamás vista y la eficacia de las vacunas ha amortiguado su impacto en los hospitales. Cada día hay decenas de miles de positivos, pero la mayoría presentan cuadros leves o son asintomáticos. ¿Tiene sentido seguir contando contagiados? ¿Son necesarias las cuarentenas de los vacunados?

El debate lleva ya días instalado tanto a nivel médico como social, justo en un momento en el que España bate récords de contagios diarios desde el inicio de la pandemia. El miércoles se superaron por primera vez los 100.000 contagios y al día siguiente se contaron más de 160.00o. Unas cifras que además son inferiores a la reales, ya que el autodiagnóstico con los test de antígenos de farmacias se ha convertido en una práctica más que habitual.

A pesar de esos datos de infectados, el sistema sanitario está aguantando. Actualmente los pacientes covid ocupan el 8,81% de las camas de los hospitales y el 19,42% de las camas UCI, según el último informe del Ministerio de Sanidad. En la ola de hace un año se alcanzó el 45,3% de ocupación de las camas UCI y eso con menos de la mitad de los casos.

«La vacunación y ómicron nos ha puesto en un nuevo paradigma en la lucha contra el coronavirus», afirma Javier Padilla, médico experto en salud pública y actual diputado de la Comunidad de Madrid por Más Madrid. «El cambio principal que hay que hacer es pasar de la restricción a la acción. Hay mucho cansancio en la población y las autoridades cada vez tienen menos capacidad para garantizar el cumplimiento de una serie de normas».

Redefinir qué es un caso covid

El principal asunto en el que ponen el foco los expertos es en reconsiderar qué es un caso covid. «Si una persona es asintomática, ¿tiene Covid? Yo diría que no; Covid es una enfermedad. Un asintomático tiene el virus, pero no Covid. El Covid se ha acabado, nos hemos quedado con una cosa distinta», afirmaba esta semana en una entrevista con El Independiente Adolfo García-Sastre, virólogo y director del Instituto de Salud Global y Patógenos Emergentes del Hospital Monte Sinaí de Nueva York.

El especialista en Microbiología de la Clínica Universidad de Navarra Gabriel Reina aboga también por «dejar de requerir un diagnóstico confirmatorio a una persona con covid-19 asintomático o con síntomas leves». Y Javier Padilla es de la misma opinión: «Tenemos que decidir si nos va a importar el número de casos absoluto o no. Yo creo que si pasamos esta ola sin un gran colapso sanitario, si no aparecen nuevas variantes y las vacunas aguantan, habrá que redefinir qué es un caso covid y no tratar a todos por igual como un número estadístico».

Hacer rastreos selectivos

Eso lleva directamente al segundo de los puntos que ven estos tres expertos: rastrear la pandemia de una manera selectiva, como se lleva haciendo décadas con el programa centinela de la gripe en España. Esta red está compuesta por una serie de médicos repartidos por todo el territorio español que se encarga de vigilar a las personas que por edad o patologías previas sean de riesgo. Además, realiza cribados aleatorios para estimar incidencias y controlar cepas.

Gabriel Reina cree que sería bueno establecer un plan similar. «Con la explosión de casos que hay no tenemos capacidad para diagnosticar el 100% de los casos. Lo que no podemos dejar de hacer son diagnósticos en personas que puedan tener complicaciones, pero en los jóvenes, gente sin patologías y vacunados se puede hacer con una red de vigilancia», explica. «De esta forma podremos dar respuesta a los casos más graves sin que colapsen la atención primaria y las urgencias».

El rastreo de casos a nivel nacional supone diariamente un esfuerzo titánico para el sistema sanitario y para las administraciones. Y Javier Padilla propone que no se mire todo en números absolutos. «A estas alturas deberíamos fijarnos en muchos otros datos más allá de las cifras totales. Mirar la evolución de las hospitalizaciones, ver diferencias entre vacunados y no vacunados, interpretar incidencias…. No verlo todo como un carrusel de datos, sino hilar fino«.

Loading…

Disminuir cuarentenas

Otra regla básica de la lucha contra el virus, las cuarentenas de los infectados, debería cambiar a corto plazo, según los expertos. De hecho, en España ya se ha tomado la decisión de que los casos leves y asintomáticos hagan siete días de cuarentena en vez de los diez días habituales. Reino Unido ya había anunciado una medida similar, mientras que Estados Unidos redujo incluso a cinco días la cuarentena de los positivos vacunados.

“Idealmente hay que seguir las mismas pautas que ha puesto Estados Unidos», defiende Adolfo García-Sastre. «Si no tienes síntomas, han transcurrido 24 horas sin síntomas y estás en el quinto día, puedes acabar la cuarentena, pero debería ser acompañado con un test de antígeno negativo. Para ello es necesario que las personas en cuarentena tengan acceso a los test de antígenos y eso, logísticamente, necesita preparación».

«Si todo esto se cumple, la probabilidad de que sea transmisible es muy baja. Ahora, si quitas el test de antígenos a los cinco días, la probabilidad de que sea transmisible es algo mayor. Lo ideal sería un test de antígeno a los cinco días, y si es positivo seguir esperando a que sea negativo”, añade el experto.

Javier Padilla cree que «la reducción de las cuarentenas para los contactos vacunados es una de las cosas más obvias que hay que hacer». Pero, añade, «estas decisiones hay que tomarlas cuando la curva no esté disparada como ahora. Todo lo que sea relajar medidas con estos niveles de contagios nos llevará a una situación todavía más límite«.

Comentar ()