Salud

Vuélvetelo a poner: Las infecciones de transmisión sexual aumentan por el desuso del preservativo

Dermatólogos alertan del desconocimiento de las ETS entre los jóvenes, especialmente la clamidia, la sífilis y el gonococo.

Las infecciones de transmisión sexual aumentan por el desuso del preservativo. Unsplash / jackieGLDN|studio

Gonorrea, sífilis o clamidia. Sus nombres suenan a pasado pero, lamentablemente, estas infecciones de transmisión sexual (ITS) tienen cada vez más futuro. Así lo reflejan las curvas de incidencia de estas infecciones. Desde el año 2016 a 2019 la incidencia de clamidia en España aumentó un 34,5% y la de sífilis un 18,4%. Los casos de gonorrea aumentaron un 25,2% de 2013 a 2019.

Los datos proceden del último informe del Ministerio de Sanidad publicado en junio de 2021 y los dermatólogos, responsables del tratamiento de estas enfermedades, han alertado sobre la situación en el último congreso de la Academia Española de Dermatología y Venereología celebrado en diciembre en Bilbao.

«El paso del VIH de una enfermedad mortal a crónica y el desuso del preservativo están provocando ya desde hace tiempo un aumento de las ITS», afirma Alicia Comunión, dermatóloga y coordinadora del grupo de ITS en la Academia. La experta lamenta que tanto jóvenes como no tan jóvenes hayan dejado de usar el preservativo y cree que una de las causas es que «la gente conoce el VIH pero otras enfermedades como la clamidia, la sífilis o la gonorrea no se conocen».

La clamidia, la única más prevalente en mujeres

La clamidia es una enfermedad bacteriana y tiene la especial característica de ser la única ITS más presente en mujeres que en hombres. Ellas representan el 54,6 de los casos totales según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, mientras que en gonorrea son el 20% y en sífilis el 11%.

España no cuenta con datos antiguos sobre la prevalencia de la enfermedad pero desde que se inició su vigilancia epidemiológica a nivel nacional la tasa por 100.000 habitantes ha pasado del 18 al 44% (2016 a 2019).

«El problema de esta enfermedad es que en dos de cada tres casos no da síntomas y si aparecen son muy sutiles», afirma Comunión. Sin embargo, sus consecuencias sí pueden ser graves y la principal a medio plazo es la infertilidad.

La bacteria se contagia fácilmente por contacto directo sexual (si no se usa preservativo) por vía oral, vaginal o anal y los síntomas pueden ser un cambio en color, olor o cantidad de secreciones vaginales, reglas más abundantes o sangrado entre períodos, sangrado tras las relaciones sexuales, sensación de ardor al orinar o dolor o molestias bajo el abdomen.

Aunque es una enfermedad fácilmente curable con antibiótico, en muchos casos no se trata por la ausencia de síntomas y cribados. «Estados Unidos o Reino Unido ya han implantado cribados pero en España no se hacen y aún cuesta implementarlo», apunta la dermatóloga.

En un reportaje sobre esta enfermedad en El Independiente, el microbiólogo Jordi Casabona, estudioso de las ITS recnocía que «éste es el paradigma de las ITS, que son bacterias muy fácilmente curables y que sin embargo, de no hacerlo dejan secuelas y ocasionan que la enfermedad se siga traspasando a otras personas».

Gonorrea

La gonorrea es otra de las infecciones de transmisión sexual causada por una bacteria y cuya prevalencia va en aumento desde los años 2000. Se transmite a través de las secreciones en una relación sexual y puede afectar a la uretra, cuello del útero, recto y faringe.

La gravedad de la enfermedad varía según la localización o el género. También suele ser asintomática y por ello está igualmente infradiagnosticada. En este caso, según los datos de Sanidad, ocho de cada 10 afectados son hombres.

El aumento de la incidencia de esta enfermedad ha sido constante desde 2000 y muy acusado en los últimos años. La tasa por 100.000 habitantes ha pasado de 2 a 28.

Otro de los problemas con la gonorrea es el desarrollo de un tipo de enfermedad resistente a los antibióticos, de la que la Organización Mundial de la Salud alertaba ya en 2017. Algunos de los casos de esa nueva gonorrea se estaban dando en España.

Sífilis

De nuevo una bacteria causa la sífilis. Esta ITS se contagia habitualmente por el contagio con lesiones abiertas y secreciones durante la relación sexual. Se transmite en el embarazo y cuando es así se denomina sífilis congénita.

Entre 2016 y 2018, la incidencia de la enfermedad aumentó en España en un 18,4%. Es una enfermedad fundamentalmente masculina, ya que ellos son el 88,7% de los casos.

La sífilis se manifiesta primero con la aparición de una úlcera en el lugar de la infección, dos o tres semanas después la exposición. Después aparece una erupción que suele afectar al tronco y a las palmas de las manos y plantas de los pies, como recoge el Instituto de Salud Carlos III. Tras esta fase, se produce un periodo caracterizado por ausencia de síntomas o signos de enfermedad que se conoce como sífilis latente pero sin tratamiento, la enfermedad avanza y muchos años después puede afectar a múltiples órganos, incluyendo daños severos vasculares y en el sistema nervioso.

Estos son algunos de los principales datos de unas enfermedades desconocidas en gran medida. «Necesitamos promover la información para que la gente pueda tomar decisiones responsables», afirma Comunión. Una de esas medidas ha sido el lanzamiento durante 2021 de la campaña Siemprecongana, con la que la AEDV quiere aumentar el conocimiento de los jóvenes frente a estas amenazas.

Y es que son ellos, los jóvenes entre 20 y 34 años, quienes protagonizan un mayor porcentaje de los casos en estas enfermedades, además del linfogranuloma venéreo, también producido por la bacteria chlamydia trachomatis. También es un actual problema el virus del papiloma humano (VPH). «Actualmente es la infección vírica más frecuente de transmisión sexual pero afortunadamente la implantación de la vacuna va a hacer que a medio plazo decaigan sus efectos, como el cáncer de cérvix», explica la dermatóloga.

Te puede interesar

Comentar ()