Salud

El retraso de la tercera dosis tras la infección impide la renovación de miles pasaportes Covid

Una mujer muestra el certificado COVID Digital de la Unión Europea, durante el día en el que se puso en marcha para garantizar la movilidad segura ante la COVID19.

Una mujer muestra el certificado COVID Digital de la Unión Europea, durante el día en el que se puso en marcha para garantizar la movilidad segura ante la COVID19. Eduardo Parra / Europa Press

Ómicron lo ha acelerado todo y va tan rápido que deja muy atrás a las decisiones administrativas y políticas. Durante esta sexta ola de la variante ómicron, un número indeterminado de personas en España -presumiblemente miles- han visto interrumpida la administración de su dosis de refuerzo porque se ha infectado antes. Muchos de estos nuevos infectados durante la ola que más contagios ha dejado la pandemia lo han sabido gracias a un test de autodiagnóstico de farmacia. No han necesitado asistir al médico o no han podido asistir debido a la saturación de la atención primaria. No constan en los registros sanitarios y no tienen manera de certificar que han superado el Covid, no se hicieron una PCR para comprobarlo. Por lo tanto, ¿qué pasa con la actualización del pasaporte covid para aquellos que han pasado la enfermedad y hasta dentro de cinco meses no podrán ponerse la dosis de refuerzo?

Todas estas personas recuperadas no deben vacunarse de la dosis de refuerzo hasta dentro de cinco meses. Sanidad recomienda ese plazo de espera tras la infección en adultos para recibir la tercera dosis de la vacuna, aunque el intervalo mínimo para hacerlo es de cuatro semanas. Pero no está recomendado. Estos infectados sanados si no tienen dosis de refuerzo y no pueden demostrar que han superado la enfermedad corren riesgo de perder su certificado Covid, que caduca a los nueve meses de recibir la pauta completa de vacunación.

“Cuando la última dosis de la serie de vacunación primaria se administró a alguien 9 meses antes del 1 de febrero -es decir, la segunda dosis de vacunas de dos dosis o la primera dosis de vacuna de una dosis recibida antes de mayo de 2021- y cuando una persona ahora no puede obtener una refuerzo porque se recuperaron recientemente de COVID, la persona en cuestión podría viajar sobre la base del certificado de recuperación recibido después de la infección”, nos explican desde el Centro Europeo de Enfermedades (ECDC).

En otras palabras, estas personas no podrán viajar con su certificado Covid por Europa si no pueden demostrar que han pasado la enfermedad. Más peliagudo es el caso de que esta persona viva en una comunidad en la que sigue vigente el pasaporte Covid, porque no podrá entrar en muchos espacios públicos.

Certificado Covid-19 en la hostelería en Andalucía
Cartel en la puerta de un bar en Sevilla. Joaquin Corchero / Europa Press

Los test autodiagnósticos han facilitado a muchas comunidades descongestionar su atención primaria y con los test de autodiagnóstico se han facilitado trámites administrativos. Comunidades como Madrid no los han incluido entre sus datos comunicados a Sanidad, falta ver si quienes sí notificaron telefónicamente su infección -sin test de antígeno o PCR sanitario– verán actualizada su condición de recuperado para la obtención del certificado Covid.

Según la web del Ministerio de Sanidad no podrían acceder al pasaporte, ya que para obtener el Certificado de Recuperación “es necesario haber obtenido un diagnóstico de COVID-19 mediante una prueba PCR hace más de once días en los seis meses anteriores a la solicitud del certificado. Si el diagnóstico ha sido con prueba de antígenos o han pasado más de seis meses no es posible obtener el Certificado de Recuperación”. Una definición actualizada el 22 de septiembre de 2021, antes de ómicron.

Los más protegidos fuera del certificado

Si esta situación se mantiene antes del 1 de febrero el número de personas que quedarán excluidas será todavía mayor. Estaremos ante una situación en la que, paradójicamente, los más protegidos no tendrían el certificado Covid.

Las personas que recibieron la pauta completa de la vacunación y han pasado la enfermedad son considerados superinmunes, según una reciente investigación de laboratorio de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregón (EEUU). Esta investigación demuestra que hay dos formas de llegar a la inmunidad reforzada: las infecciones tras la vacunación o la infección natural seguida de vacunación. Ambas situaciones proporcionan niveles aproximadamente iguales de protección inmunitaria reforzada, según su investigación publicada en Science Immunology.

¿Caduca mi pasaporte Covid el 1 de febrero? 

Los certificados de vacunación serán aceptados por los Estados miembros por un período de nueve meses desde la administración de la última dosis de la vacunación primaria. Para una vacuna de dosis única, esto significa 270 días desde la primera y única inyección. Para una vacuna de dos dosis, significa 270 días desde la segunda inyección o, de acuerdo con la estrategia de vacunación del Estado miembro de vacunación, la primera y única inyección después de haberse recuperado del virus.

Te puede interesar

Comentar ()