La sala del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que juzgará al ex presidente catalán Artur Mas por el 9-N ha rechazado que en la vista declaren como testigos el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Justicia, Rafael Catalá, como pedían las defensas.

En un auto que es firme y no recurrible, el tribunal desestima la prueba testifical planteada por las defensas de Mas y de las ex consejeras Joana Ortega e Irene Rigau, al considerarla “impertinente” por entender que sus declaraciones públicas sobre la consulta son “absolutamente ajenas” al objeto a juzgar.