El wifi en el tren AVE será una realidad… pero aún no se sabe cuándo. “Nos da rabia no sacarlo ya, pero queremos dar un servicio potente, único en el mundo”. “Lo que no vamos a hacer es sacarlo y columpiarnos“, apuntan desde la dirección de Renfe Operadora, que en teoría ofrecerá dos servicios wifi, uno gratuito y más lento y otro premium de pago.

El contrato para instalar el dispositivo inalámbrico para la alta velocidad fue adjudicado hace exactamente un año por Renfe a Telefónica, el 13 de octubre de 2015. Casi 150 millones por prestar el servicio durante 10 años. Y el arranque se fijó para el primer semestre de 2016, pero ya llega tarde. “El retraso es imperceptible y normal en estos casos. Se está trabajando bien”, suavizan en la empresa telefónica.

El caso es que ahora no hay fecha para el comienzo del wifi, que se estrenará en la línea Madrid-Sevilla, la primera de AVE en España inaugurada en 1992. La seguirá la línea Madrid-Barcelona, después el corredor del Levante (Valencia y Alicante) y a continuación el resto de trayectos incluyendo los trenes Alvia, que circulan por vías de alta velocidad y convencionales. Esto último no deja de ser un objetivo sin plazo, dadas las dificultades.

“Fútbol y pelis en streaming”

Tampoco parece viable el nuevo propósito de Renfe y Telefónica de dotar de wifi a 19 trenes antes de final de año (de Madrid a Sevilla salen a diario aproximadamente 23 trenes en ambos sentidos). Entre los AVE y los Avant (trenes de alta velocidad puros) Renfe suma 127 trenes. Si se les añaden los Alvia híbridos, hasta 229 trenes pueden circular por encima de los 200 kilómetros/hora.

En Renfe explican los contratiempos técnicos: hay que resolver un problema con la potencia de las antenas de las que los trenes captan la señal. “Al parecer la transmisión de células, de una a otra, está dando fallos a Telefónica. El obstáculo reside en la señal entre el tren y la antena”. El impasse actual obliga a revisar la calidad del servicio que Telefónica va a prestar y que constaría en principio de un wifi de 80 megabytes compartido (con un aumento paulatino previsto de 40 Mb) y otro dispositivo de pago muy veloz. “Cada día nos replanteamos todo. De lo que se anunció a lo que resultará habrá cambios a mejor para el usuario”.

“El objetivo es tener la capacidad de dar internet en un minuto a todo el vagón. Poder ver partidos de fútbol y películas en streaming“, afirma un directivo del operador. “Ningún país en el mundo ofrecerá lo que daremos nosotros”.

Cuando hace un año el operador ferroviario anunció este sistema, se generalizó la crítica de que Renfe llegaba tarde y se puso como ejemplo el acceso a internet en los autobuses y -recientemente- aviones, como acaba de hacer Iberia. La realidad es distinta: por aire apenas funciona la conexión por wassap mientras que en autocar la disposición del wifi es mucho más sencilla que por tren.

No hay tanto wifi en la UE

En Francia y Alemania, cuyas compañías de trenes SNCB y Deustche Bahn son las más fuertes a nivel mundial, no existe conexión wifi todavía en alta velocidad. El Gobierno francés anunció el servicio en sus trenes TGV a finales del presente ejercicio, pero éste tendrá que esperar un año más como mínimo. La DB germana firmó a finales de septiembre un acuerdo con Ericsson para proveer Internet a sus trenes AVE, por lo que aún no hay siquiera fecha de estreno.

Sí gozan del servicio algunos trayectos en Reino Unido -donde la velocidad de los trenes es bastante menor que los AVE españoles- e Italia, caso de los trenesFrecciarossa Frecciargento que conectan Milán con Nápoles a través de Roma y Florencia. El hiper-transitado tren Thalys que une París y Bruselas tiene wifi pero las perturbaciones del servicio son frecuentes, como se avisa en la página web.

Otras voces internas en Renfe son muy críticas con que se destine tanto dinero a este “lujo asiático” en vez de instalar el sistema de seguridad ERTMS por toda la red de AVE, de más de tres mil kilómetros.