Apple acaba de firmar sus máximos históricos en bolsa, ha cerrado un primer trimestre fiscal batiendo todos los récords y el iPhone vuelve a tirar de la engrasadísima maquinaria de Cupertino. Todo son buenas caras en el cuartel general de la firma en California. Sólo se tuercen las sonrisas cuando hablan de Apple Music.

Los directivos de la firma están satisfechos con la marcha del servicio de música en streaming, pero consideran que las cifras de suscriptores aún están muy lejos de donde podrían estar.

Así lo ha dicho el responsable de la división, Eddy Cue, que es vicepresidente senior de Apple, y se encarga de la parte de software y de lo que la firma etiqueta como Servicios. De esta manera, bajo la responsabilidad de Cue están, entre otros, Apple Music, Apple Pay, Siri, Maps o los servicios de Cloud.

En una conferencia en Estados Unidos, Cue ha reconocido que Apple Music ha superado «holgadamente» los 20 millones de suscriptores. Es decir, hay 20 millones de personas que mensualmente abonan su cuota para disfrutar de la música en internet con la aplicación de la compañía.

La evolución es notable, ya que la barrera de los 20 millones la rompieron en diciembre, y fue el pasado mes de septiembre, durante la presentación del iPhone 7 en el Apple Event de turno, cuando Tim Cook informó de que ya había 19 millones de usuarios premium.

Según los estudios realizados por la propia firma, hay alrededor de 100 millones de personas en todo el mundo que pagan por escuchar música a través de internet. Apple tendría, de esta manera, algo más del 20% de cuota de mercado pero, en su intervención, Cue reconoció que la idea de la compañía pasa por seguir destinando recursos a esta plataforma de cara a mejorar esos porcentajes.

Duro competidor

Por mucho músculo financiero que pueda exhibir Apple, la mayor cotizada del mundo que cuenta con más de 200.000 millones en reservas en efectivo, va a tenerlo muy complicado para batir al verdadero dominador del sector musical en internet: Spotify.

El unicornio sueco lleva tiempo velando armas para aguantar el empuje de Apple, y la estrategia les está dando resultado. Spotify lleva tiempo sondeando la adquisición de SoundCloud, una operación que estaría valorada en el entorno de los 900 millones de euros, para aumentar los servicios que prestan a sus suscriptores.

La compañía escandinava es muy reacia a publicar las cifras de usuarios de su servicio premium, pero el pasado 14 de septiembre su CEO y fundador, Daniel Ek, tuiteó que la firma acababa de alcanzar los 40 millones de suscriptores. Los analistas, además, hablan de más de 100 millones si contamos también el servicio gratuito de la plataforma.

Los inversores ven a Spotify como un candidato más que viable para hacer su debut en bolsa el año que viene. Los rumores, que llevan tiempo sonando, colocan la valoración de la firma entre los 8.000 millones de dólares, 7.500 millones de euros, de los más cautos hasta los más de 13.000 millones de dólares, más de 12.200 millones de euros, de los más optimistas.

Una división en auge

Los resultados de Apple han sido, una vez más, de récord. En el primer trimestre del ejercicio fiscal 2017 Apple ingresó 72.600 millones de euros, una cifra nunca visto en apenas tres meses. La firma de Cupertino se apoyó en los más de 78 millones de iPhones vendidos en ese periodo para destrozar todos los registros previos.

A esa marcha sin par hay que añadir el impulso de la división Servicios, la categoría que ocupan dentro de las cuentas de la compañía dirigida por Tim Cook los servicios digitales.

Esta rama del gigante tecnológico ingresó 7.172 millones de dólares, más de 6.700 millones de euros, en el periodo antes mencionado, una cifra que supera holgadamente los casi 6.000 millones del trimestre anterior y que baten sin problemas los 5.700 millones de euros del año previo.