El presidente de Mercadona, Juan Roig, ha anunciado que la cadena de supermercados incrementó un 3,9% las ventas, lo que supone un nuevo récord de 21.623 millones de euros. La empresa de distribución líder en España obtuvo un beneficio neto de 636 millones, un 4% más que en 2016, cuando sus ganancias fueron de 611 millones de euros.

Sin embargo, Juan Roig ha sorprendido anunciando un cambio de estrategia de la compañía que preside que pasa por reducir un tercio los beneficios del año que viene. “Ganar 200 millones el año que viene nos va a dar una velocidad de crucero”. Según Roig, la nueva estrategia busca “consolidarse como empresa” anteponiendo los intereses de los clientes a los beneficios.

Roig, que acostumbra a anunciar récords año tras año en su presentación de resultados ha reconocido que esta nueva apuesta «es difícil de entender y de explicar» y busca «consolidarse» en vez de mantener el ritmo de crecimiento en ventas.

«No es lo mismo poner los beneficios en el quinto lugar que ponerlos en el primero», ha insistido Roig para explicar la nueva filosofía de la compañía, que  tiene cerca del 23% de la cuota de mercado de alimentación en España. «El cambio disruptivo es anteponer el cliente, luego el trabajador, luego el proveedor, la sociedad y por último el capital. Y a veces hemos antepuesto el beneficio”.

Centrarse en la calidad y ganar agilidad para la empresa son las demás prioridades de la empresa. “Queremos hacer una cadena agroalimentaria sostenible. Hay tarta para todos”, ha afirmado el empresario en su única comparecencia anual ante los medios. “Creemos que todo el mundo tiene que estar satisfecho en la cadena agroalimentaria”, ha insistido en referencia al sector primario. 

Lo único que no cambia en Mercadona es el cambio, siempre que sepamos dónde vamos”,  ha añadido el presidente de Mercadona, que ha presumido de aportar 1,8% del PIB a la economía española. 

Mercadona ha recaudado para el Estado 1.468 millones de euros, de los cuales 250 millones de euros corresponden al Impuesto de Sociedades. «Estamos orgullosos de pagar impuestos», ha subrayado Roig. «Y los que más tenemos más tenemos que pagar”.

«Somos los millonarios de España»

«Ganamos mucha pasta y somos los millonarios de España», ha ironizado Roig cuando le han preguntado por su sueldo. El presidente de Mercadona, que según la revista Forbes es la segunda fortuna de España junto a su mujer Hortensia Herrero, ha preferido centrarse en el salario de sus empleados: «Cualquier trabajador de Mercadona que lleva al menos cuatro años en la empresa cobra como mínimo al mes 1.450 euros al mes de sueldo neto. Es un orgullo que aunque ganemos mucho dinero y yo sea una de las personas mas ricas de este país y nuestros empleados sean cada vez más ricos”. 

Juan Roig también ha hecho mucho hincapié en el compromiso con la creación de empleo de la cadena. En 2016, Mercadona creó 4.000 puestos de trabajo, hasta los 79.000 empleados. Y destacó que le han subido el sueldo un 11% a 7.800 de sus empleados. «Estamos muy orgullosos porque generar empleo es contribuir al desarrollo de España», ha destacado. Para este año, la cdaena de supermercados prevé una subida salarial del 1,6% para la plantilla. Y en 2017, prevé crear entre 2.000 y 4.000 puestos de trabajo.

En el último ejercicio Mercadona repartió entre los empleados 300 millones de euros en primas entre sus trabajadores. Según Roig, la cadena representa el 3,8% del total el empleo en España (660.000 trabajadores) si además de los propios se tienen en cuenta también empleos indirectos de sus 126 interproveedores (que en el último año crearon 3.100 nuevos puestos).

Expansión y renovación

En 2016, Mercadona abrió 50 locales, con lo que su red de ventas cuenta ya con 1.614 establecimientos. Otro de los objetivos de la cadena pasa por  la renovación de todas ellas. Para 2023, Roig quiere tener reformada todos los supermercados. «Al ritmo que íbamos, con 50 reformas al año, no íbamos a estar aquí muchos cuando se acabara…», ha ironizado para reforzar la idea de la apuesta por el nuevo formato.

Debido a esta nueva apuesta por la renovación de los locales, unas 15 tiendas permanecerán cerradas al día durante todo el año (el 1% de los locales)  para poder llevar a cabo obras. Durante todo el pasado ejercicio invirtieron en ello 685 millones.

La cadena también va a frenar el número de aperturas. Las 125  nuevas aperturas previstas para el ejercicio 2017 se realizan con el nuevo formato de tienda eficiente, que inició la cadena en octubre del año pasado.

Entre las renovaciones sigue estando pendiente el relanzamiento de la web para las ventas online. «Nuestra web es una mierda», sentenció Roig sin medias tintas.  Su hija Juana Roig, es la encargada de dirigir el nuevo departamento encargado de potenciar este canal y se perfila como favorita a ls sucesión. Aunque de momento, el presidente aclaró que no piensa en la jubilación.

Juan​ ​Roig​ ​también recordó​ ​durante ​su​ ​comparecencia​ ​que​ ​ya lleva​ ​19​ ​años​ ​haciendo esta​ ​presentación​ ​anual​ ​de​ ​resultados​ ​de​ ​la​ ​cadena.​ ​En​ ​1998,​ ​la​ ​cadena​ ​era​ ​la​ ​sexta empresa​ ​de​ ​distribución​ ​en​ ​España y tenía 385 supermercados.
Preguntado por el anuncio de la reducción de beneficios para el año que viene, Roig ha asegurado no estar  preocupado: «En el futuro ganaremos más dinero que en 2017 y 2018. Es un paso adelante porque consolidaremos mucho más la empresa. Es positivo, nos va a dar velocidad de crucero».