Florentino Pérez, presidente del Grupo ACS, ha hecho un resumen de las dos décadas de historia de la multinacional. “Este año celebramos el vigésimo aniversario de ACS, surgida de la fusión en 1997 de OCP Construcciones, Auxini y Ginés Navarro para crear uno de los primeros grupos constructores de nuestro país”, ha recordado el presidente del Real Madrid. “Fue un paso decisivo en un proyecto iniciado 14 años antes, en 1983, con la adquisición de Construcciones Padrós, una pequeña constructora”.

A continuación y durante media hora, Pérez se ha dedicado a desgranar decenas de proyectos de infraestructuras realizados por ACS a lo largo del mundo. Florentino Pérez ha destacado “dos hitos esenciales: la adquisición de Dragados en 2002” y la “adquisición de una participación minoritaria en 2007 de Hochtief y su posterior toma de control en 2011”. En la Junta, como nota destacada, se ha ausentado Marcelino Fernández, recientemente nombrado consejero ejecutivo y serio candidato a suceder a su superior.

“Si cualquiera de nosotros viaja en avión, podría utilizar uno de los aeropuertos que hemos construido”, ha señalado Pérez, citando las terminales de Múnich, Miami, Atenas, Hong Kong, Barcelona, Melbourne, Chicago, Varsovia, Abu Dabi… “Por su cercanía y singular arquitectura, permítanme destacar la terminal T4 del Aeropuerto de Barajas”.

En su discurso inaugural, el mandatario de ACS se ha referido “a la construcción de líneas y estaciones de metro” (como por ejemplo en Los Ángeles, Nueva York, Praga o Santiago de Chile); “más allá de los metros, el empleo de tuneladoras se ha trasladado a otras infraestructuras”, ha recordado Florentino Pérez en referencia a Bertha, la tuneladora que construye un túnel subterráneo en Seattle.

“En España también hemos atravesado montañas”, y ha mencionado Guadarrama, Figueras y Pajares, además del soterramiento de la M-30. “ACS ha actuado en todo el mundo, participando en la construcción de autovías, carreteras y líneas férreaas; son tantos los kilómetros construidos que podría extenderme toda la mañana”.

“Nuestro proceso de internacionalización en una primera etapa fue tímido”, ha reconocido el presidente del grupo. “Pero dio un gran salto por la compra de Hochtief”.

Como colofón, Florentino Pérez ha citado el beneficio neto de 2016 (751 millones) y una reducción de la deuda neta en un 54%. Y ha cerrado su discurso recordando la venta de Urbaser, “que vendimos a finales del año pasado”.