El País Vasco se prepara para la disputa ferroviaria con España: el primero a través de la empresa pública EuskoTren, que opera ferrocarriles de vía estrecha antes pertenecientes a FEVE, contra Renfe Operadora, que a día de hoy mantiene el monopolio de viajeros por tren. El Gobierno de Euskadi está dando los pasos para poder operar líneas de AVE: sólo le resta la obtención del Certificado de Seguridad para pasajeros, que ultima estos días.

Desde 2006 Euskotren cuenta con la licencia de empresa ferroviaria, que en marzo de 2016 fue ampliada con la licencia para el transporte de viajeros. En una segunda fase para optar a disputar espacio en la red Ferroviaria de Interés General, la operadora pública vasca ha procedido a solicitar los respectivos certificados de seguridad. Así lo ha podido saber El Independiente a través de diversas fuentes, una de ellas la propia EuskoTren.

La operadora pública vasca espera obtener pronto los respectivos certificados

Es el último trámite que le queda por cumplir antes de la liberalización del transporte de viajeros por ferrocarril, un imperativo de Bruselas que, si nada se tuerce, obligará a los estados miembros de la UE a abrir sus operadores a partir de 2019. La obtención del certificado es necesaria para que Euskadi pueda lanzarse a disputar a la todopoderosa Renfe la gestión de algunas líneas ferroviarias titularidad del Estado. Incluso para optar a explotar en un futuro el Tren de Alta Velocidad (TAV), Madrid-País Vasco.

Precisamente la semana pasada la Y vasca recibió un espaldarazo por parte del Gobierno de Mariano Rajoy con un acuerdo de ejecución –con plazos e inversiones comprometidas- con el PNV y que fija 2023 como fecha de su puesta en marcha.

EuskoTren tiene la vista puesta en operar la Y vasca claramente”

“EuskoTren tiene la vista puesta en operar la Y claramente”, señala una importante fuente del sector desde el anonimato. “Me extrañaría que aspirase a competir por operar otros corredores porque les interesa su área de influencia. Pero por poder, es verdad que podrían aspirar después a llevar viajeros en el trayecto Madrid-Barcelona, sí…”.

Reunión clave

La operadora vasca Euskotren celebrará esta semana una reunión clave con la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria para la obtención del Certificado de Seguridad para Viajeros, un requisito imprescindible para optar en el futuro a concursos para el transporte de viajeros en un mercado europeo liberalizado. La solicitud se formalizó hace un año, como se puede ver en la web de Adif, y desde entonces ha continuado su tramitación.

Esta semana hay una reunión clave. La solicitud se formalizó hace un año.

“EuskoTren es un cliente muy bueno”, defiende un empresario. “Para determinadas cosas tienen una dinámica lenta propia de los entes públicos, pero nada que ver con Renfe. Da gusto trabajar con ellos y su director general, Imanol Leza, es un verdadero apasionado del ferrocarril”.

El lehendakari Urkullu visita las obras de la línea de EuskoTren Iurreta- Durango-Abadiño, en 2013. Irekia

Actualmente la operadora vasca tan sólo gestiona y explota las líneas que tiene cedidas en el País Vasco que antes pertenecían a la extinta FEVE: en el momento en que una de estas líneas de vía estrecha rebase la frontera vasca, automáticamente la operación pasa a manos de Renfe. Con la obtención de este último requisito podría acceder a futuros concursos en todo el país.

No solo el AVE está en la mira de la Lehendakaritza: en febrero de 2016 el Gobierno vasco dio a conocer su intención de optar a operar las líneas de cercanías de Vizcaya y Guipúzcoa, así como los servicios Intercity entre las tres capitales vascas. Todos ellos los opera Renfe, pero el Gobierno vasco considera que tiene derecho a ello según se recoge en el artículo 10 del Estatuto de Gernika, que otorga a la Administración vasca la “competencia exclusiva” en materia de ferrocarriles en el País Vasco. Urkullu anunció que la Administración vasca “está capacitada” y lleva tiempo preparándose para el nuevo marco ferroviario que ha definido la Unión Europea.

A día de hoy en España existen siete firmas privadas con licencia

A día de hoy en España existen siete operadoras que disponen de las dos licencias –la de mercancías y la de viajeros- y de los dos certificados de seguridad: Ferrovial, LCR, Interbus, Ecorail, Continental rail, CAF y Alsa rail, todas ellas firmas privadas que esperan la apertura del pastel en 2019 una vez fracasada la liberalización ferroviaria del PP la pasada legislatura.

Siete firmas con licencia

EuskoTren se convertiría así en la octava compañía con capacidad para optar a gestionar líneas de la red de Interés General. Y si los planes y compromisos adquiridos esta semana se cumplen, País Vasco contará poco después de 2019 con el Tren de Alta Velocidad en marcha.

En diciembre del año pasado la Eurocámara aprobó la apertura del mercado ferroviario en los 28 estados de la UE (que serán 27 tras el Brexit), con el objetivo de revitalizar el mapa ferroviario europeo y abriendo los trenes a la competencia en todos los países miembros. Sólo dos países tienen actualmente liberalizado el sector, Suecia y Reino Unido, este último con el sector completamente privatizado y con un modelo permanentemente cuestionado (no pocas encuestas otorgan una mayoría clara a quienes defienden la renacionalización del ferrocarril británico).

El año pasado la Eurocámara aprobó la apertura del mercado ferroviario

En España, Bélgica, Irlanda o Grecia el el sector ferroviario continúa con un operador único en el transporte de viajeros. En el resto de Europa la situación es intermedia, con niveles de apertura intermedios e irregulares en la disputa entre operadoras. No obstante, la SNCF francesa y la Deutsche Bahm (DB) alemana juegan un papel cuasi-monopolístico y pasan por ser dos de las empresas ferroviarias más potentes del mundo.