La patronal CEOE-Cepyme ya ha remitido a CCOO y UGT una respuesta a su última propuesta para alcanzar un acuerdo en materia de salarios y otras materias, como el absentismo o la gestión de las bajas. Sin embargo, la misiva no es un ni un sí ni un no, sino una llamada a detallar y cuantificar mejor los planteamientos de las partes en el seno de la comisión de seguimiento del Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) en busca de posibles vías de pacto. Con todo, fuentes de la patronal aseguran que las posiciones siguen estando alejadas y ven dificultades para que las conversaciones lleguen a buen puerto.

Los sindicatos, a través de sus secretarías de acción sindical, remitieron este martes una última propuesta en la que casi no había novedades. Las centrales mantenían la horquilla de subidas salariales entre el 1,8% y el 3% para este año e insistían en incluir cláusulas de revisión salarial para activarlas en 2018 si fuera necesario por una desviación del IPC por encima de los salarios pactados. En todo caso, hacían un acercamiento en materia de gestión de las altas y las bajas médicas solo en ciertos casos.

En una escueta misiva a la que ha tenido acceso El Independiente, los presidentes de CEOE y Cepyme, Juan Rosell y Antonio Garamendi, se dirigen a los secretarios generales de UGT y CC OO, Pepe Álvarez e Ignacio Fernández Toxo, para proponer una reunión de la comisión de seguimiento del AENC en la que «contrastar las últimas propuestas de negociación». Los empresarios no tenían previsto volver a reunirse a menos que hubiera una convocatoria por parte de los sindicatos.

En dicha comisión quieren abordar un “planteamiento final técnico” más detallado de esas propuestas, para elevarlas luego a los presidentes y secretarios generales de patronales y sindicatos para “llegar a las conclusiones definitivas”. Dicho de otro modo, los empresarios quieren detalles y «cuantificar» las propuestas antes de decidir.

La CEOE habla de decepción

Fuentes de la patronal aseguran que el sentir en la sede de Diego de León es de «decepción», pues la organización considera que no ha habido cambios signficativos en los planteamientos de los sindicatos. Por eso mismo, creen que la posibilidad de acuerdo se aleja, aunque no la den por imposible.

En CEOE hablan de tratar de acercar posturas desde los detalles, de «agotar todas las vías», pero insisten, como las centrales, en que su última oferta sigue en pie:  Un incremento salarial desde el 1% hasta el 2% más 0,5% variable. «Siempre caso por caso y según cada empresa y sector, en función de determinadas variables como pudieran ser resultados, ventas, Ebitda, reducción del absentismo, incremento valorado de la productividad, consecución de determinados objetivos, y situación en beneficios o pérdidas de la empresa», añaden.

Además, se muestran abiertos a volver a hablar de la capacidad de gestión de las mutuas, no solo en las bajas médicas relativas a traumatología, sino también a contingencias comunes, de un nuevo modelo de formación profesional, de ultraactividad y de la creación de un nuevo Consejo Nacional de Negociación Colectiva.