A veces son los mismos pisos, que fluctúan de una promoción a otra en la web del mismo banco y que llevan años sin venderse. Otras son viviendas que ofertan varias entidades financieras a la vez. En cualquier caso, los bancos están sacando la artillería pesada en el litoral mediterráneo y desempolvando miles de casas escondidas en sus balances en espera de tiempos mejores, que parecen llegar ahora. Con descuentos que empiezan por el 10% y pueden llegar hasta el 60% o 70%, según las entidades.

La última en hacerlo es Banco Mare Nostrum (BMN), recientemente adquirida por Bankia: junto con el portal Casaktua, BMN acaba de lanzar 800 inmuebles «a un precio medio de 85.400 euros, con descuentos de hasta el 40%». «Con una superficie media de 102 metros cuadrados y hasta 5 dormitorios, los pisos se localizan fundamentalmente en el litoral mediterráneo», reza la promoción. «Expertos del sector aseguran que el inicio de la época estival es el mejor momento para iniciar la búsqueda de una vivienda. Si a eso se une el arranque de las rebajas veraniegas y el tiempo libre que proporcionan las vacaciones, se obtiene la fórmula perfecta», se lee a continuación.

BMN, Bankia, BBVA y Sareb lanzan todas campañas en el litoral con rebajas

Antes de BMN, apenas hace una semana, la rama inmobiliaria de BBVA, Anida, puso en órbita 1.992 viviendas con descuentos del 60%.  «Las provincias con mayor oferta de viviendas en esta promoción son Valencia, Alicante, Barcelona, Tarragona y Murcia», todas levantadas en el Mediterráneo. Anida había lanzado semanas atrás otra batería de ofertas titulada Casas en la playa, donde el predominio de viviendas en Cataluña y la Comunidad Valenciana es apabullante.

Uno de los apartamento en Torrevieja (Alicante) en manos de la banca.

Uno de los apartamento en Torrevieja (Alicante) en manos de la banca.

A comienzos de junio hizo lo propio Bankia, con una de las promociones más agresivas: Precios Bomba, 4.000 casas y descuentos del 75%. «De los activos seleccionados para la campaña, 1.000 se ubican en la Comunidad Valenciana, 900 en Cataluña, 800 en Castilla-La Mancha y 480 en Andalucía», identifica la nota de prensa elaborada para la ocasión. Y finalmente el denominado banco malo, Sareb, avanzó en mayo una campaña con más de 3.700 casas a precios irrisorios inferiores a 20.000 euros.

La concentración en la Comunidad Valenciana revela que hay mucho stock aún sin vender

Las promociones de Sareb, es cierto, están más equilibradas geográficamente. «Por número de viviendas, la Comunidad Valenciana es la región con mayor oferta, con 816 unidades en venta. Alicante es la primera región por número de activos en la región», informaba el comunicado del banco malo. La siguiente autonomía con más pisos en venta es Castilla-La Mancha, seguida de Andalucía y Castilla y León, una prueba de que la Sareb cuenta con más flexibilidad dado su colosal stock.

Otras filiales inmobiliarias, como Altamira -vinculada al Santander- no ha lanzado campañas específicas recientemente, pero en su web hay apartados referidos a la venta de inmuebles en el litoral. Y al navegar en esa categoría, el liderazgo del Mediterráneo es incontestable en cuanto a ofertas anunciadas.

Esta concentración revela varias cosas: la más importante, que durante la burbuja se construyó demasiado y que ese exceso aún no se ha absorbido; también hay que mirar con lupa los descuentos, que muchas veces toman como referencia el valor pre-crisis y no el de mercado; finalmente, el reto para las entidades es traspasar lo más rápido posible esos activos para sanear sus balances.