Air Berlin está al borde de la quiebra. La compañía de bajo coste, la segunda mayor aerolínea alemana tan sólo por detrás del gigante Lufthansa, ha presentado ante un tribunal germano una declaración provisional de insolvencia este martes.

Etihad Airways, principal accionista de Air Berlin, ha decidido dejar de inyectar fondos a la compañía alemana

Ahogada por los números rojos y su enorme deuda, en un permanente proceso de reestructuración en los últimos años que ha ido reduciendo su tamaño pero sin retomar la rentabilidad, Air Berlin venía consiguiendo mantenerse a flote gracias a las continuas inyecciones de liquidez de su principal accionista, la emiratí Etihad Airways, con cerca de un 30% del capital.

Pero Etihad ha decidido ahora no ser más la tabla de náufrago de la compañía alemana ante “el ritmo sin precedentes del deterioro de su negocio”, lo que la ha condenado a la insolvencia. Hace solo cuatro meses, Etihad proporcionó una financiación adicional de 250 millones de euros. Una inyección que se ha convertido en la última.

Merkel evita el caos y mantienen sus vuelos

Sin Etihad prestando ayuda, ha sido el Gobierno alemán comandado por Angela Merkel la que ha movido ficha para garantizar que Air Berlin pueda seguir operando sus vuelos mediante una línea de crédito de 150 millones de euros.

El Gobierno alemán le concede un crédito de 150 millones que le permitirá seguir volando

La legislación germana de insolvencias habría obligado a Air Berlin a dejar sus aviones en tierra, pero los ministerios de Economía y de Transportes salen al paso con este crédito con garantía federal para evitar la suspensión de las operaciones, lo que habría supuesto un auténtico caos en plena temporada alta.

“Estamos en un momento en el que decenas de miles de viajeros se encuentran en diferentes lugares de descanso internacionales. El retorno de estos viajeros a Alemania con Air Berlin no habría sido posible de otra manera», señalaron los ministerios en un comunicado conjunto. Los billetes ya vendidos siguen siendo válidos y el Ejecutivo alemán garantiza que los vuelos que se vendan a partir de ahora también lo serán.

Lufthansa comprará partes de su rival

El grupo Lufthansa ha confirmado que negocia la compra de partes del negocio de su rival local. El gigante aéreo alemán ha desvelado que ya mantiene negociaciones con la dirección de Air Berlin y no descarta contratar a parte de su personal. Lufthansa subraya que su objetivo es “apoyar los esfuerzos de reestructuración” de Air Berlin y que lo hace de manera coordinada con el Gobierno alemán.

Dos de las filiales de Lufthansa –Eurowings y Austrian Airlines- operan algunas de sus rutas con aviones alquilados a Air Berlin, el grupo aéreo alemán ha garantizado que las aeronaves seguirán funcionando y que no tendrá ningún impacto en su operativa la declaración de insolvencia de la aerolínea de bajo coste.

Eternos números rojos

En la última década, Air Berlin sólo ha conseguido obtener beneficio un año. Fue en 2012, y sólo ganó 6,8 millones. El resto de ejercicios desde 2008 se han saldado con pérdidas millonarias. El año pasado la debacle fue total, con unas pérdidas récord de 782 millones de euros, un 75% más que en el ejercicio anterior por los enormes costes de reestructuración y las depreciaciones de sus activos.

En los últimos años Air Berlin no ha dejado de menguar. Los recortes supusieron sólo el año pasado la salida de 1.200 empleados y las reducciones de flota la dejaron en apenas 75 aeronaves, e incluso la compañía ha llegado a cancelar varios pedidos de nuevos aviones firmados con Boeing.

El declive en España

La aerolínea low cost ha ido recortando sus operaciones, abandonando sus vuelos en varios aeropuertos europeos. Y en esta reorganización su negocio en España ha perdido peso. Air Berlin tenía en Palma de Mallorca su gran centro de interconexión de vuelos en el sur de Europa, y era la principal compañía desde hace más de una década en el tercer mayor aeropuerto de España.

Air Berlin solo ha tenido beneficios un año de la última década. En 2016 perdió 782 millones

El año pasado Air Berlin dejó de operar vuelos domésticos entre ciudades españolas, y solo mantuvo las operaciones entre aeropuertos españoles y europeos. El recorte de operaciones se ha traducido en una caída de sus pasajeros.

Air Berlin que tradicionalmente ha figurado en el top ten de las principales aerolíneas del mercado español, ahora ha desaparecido de los primeros puestos de cabeza del ranking. E incluso Ryanair ya ha conseguido desbancarla en lo que va de año como principal aerolínea por número de viajeros en su hasta ahora gran feudo de Palma de Mallorca.