Allianz y Zurich son los únicos grandes grupos financieros que operan en España con sede en Barcelona, tras el éxodo de las empresas de este sector. CaixaBank, Sabadell y todas sus filiales -gestoras de fondos, pensiones, seguros y joint ventures- han anunciado su traslado para preservar la estabilidad de su negocio. En la misma línea, prácticamente la totalidad gestoras de fondos de inversión, pensiones y de los grupos aseguradores ha optado por cambiar su domicilio social fuera de Cataluña, ante la inestabilidad generada por el procés catalán.

La independencia de la región sigue percibiéndose como una posibilidad remota por el mercado, pero, ante la creciente incertidumbre, las entidades financieras han preferido atajar los posibles riesgos y mandar un mensaje de calma a sus clientes.

CaixaBank y Sabadell sacan de Barcelona todas sus filiales de fondos, pensiones, seguros y joint ventures 

En este contexto, sólo Allianz y Zurich mantienen sus sedes sociales en la capital condal y, de momento, no han mostrado intención de cambiarla. Tampoco de no hacerlo. Ambas mandan un mensaje ambiguo, a la espera de mayor visibilidad en el proceso independentista.

El grupo alemán, al ser preguntado por sus planes en España, se limita a señalar que «Allianz Seguros es una compañía con sede en Barcelona y con más de 2.400 empleados distribuidos en 150 centros de trabajo. Nos sentimos muy cómodos y acogidos en todas las poblaciones en las que estamos presentes. Las decisiones de la compañía siempre se rigen con el objetivo de velar por los intereses de nuestros clientes, accionistas y empleados».

Allianz España ganó 225 millones de euros en 2016, un 12,28% menos que en el ejercicio precedente, cuando ganó 256,5 millones. El resultado operativo del grupo fue de 411 millones, por encima de los 404 millones del ejercicio anterior. La aseguradora registró un volumen de primas de 3.573 millones de euros, con un aumento del 1,6% en un año.

Axa, Catalana Occidente y SegurCaixa Adeslas buscan preservar los intereses de sus clientes fuera de la región secesionista

Por su parte, el grupo suizo, que opera en España a través de su sucursal Zurich Insurance, con sede en Barcelona, tampoco ha desvelado sus planes ante el órdago secesionista, aunque fuentes del sector apuntan a que estaría planteándose, en línea con la mayoría de competidores, sacar su sede social de Cataluña.

Lo que sí está claro es que cambiará la sede social de la joint venture que mantiene al 50% con BanSabadell Vida, BanSabadell Pensiones y BanSabadell Seguros Generales.

El grupo helvético alcanzó el año pasado en España una cifra de negocio de 5.570 millones de euros, gracias, en gran medida, a la alianza que mantiene con Sabadell, que comercializa sus productos. Su volumen de primas creció más de un 50% el año pasado hasta 4.388 millones.

El último gigante financiero que ha anunciado que deja Cataluña es Axa. El grupo francés, primera marca de seguros del mundo, ha decidido cambiar el domicilio social de dos de sus filiales, Axa Vida y Axa Pensiones, de Barcelona a Bilbao.

Gestoras de fondos como Degroof, EDM, Merchbank, CVC Gaesco, Trea y Gesiuris dejan Cataluña para proteger su patrimonio

La compañía, que en 2016 ganó en España 122 millones, un 28% más que el año anterior, señala que esta decisión viene motivada “por la necesidad de garantizar la seguridad jurídica y proteger los intereses de los clientes, mediadores, accionistas y empleados ante el contexto actual en Cataluña”. Indica que estos acuerdos representan una aceleración de los procesos de fusión de Axa Vida con Axa Aurora Vida dentro de la estrategia de simplificación de entidades legales que la compañía inició a principios de año.

Antes que ésta, la compañía de seguros de salud SegurCaixa Adeslas, integrada en el Grupo Mutua Madrileña y participada por Caixabank, acordó trasladar su sede a Madrid.

La nueva sede social de Adeslas, con un volumen de negocio de 1.815 millones de euros en primas a cierre del primer semestre del año, se ubicará en la Torre de Cristal de Mutua Madrileña, situada en el Paseo de la Castellana de Madrid, donde desde hace varios años ya se ubican las oficinas principales de la empresa y la mayor parte de las áreas de gestión.

También la aseguradora Catalana Occidente confirmó el traslado de su sede social, que pasará a localizarse en el número 4 del Paseo de la Castellana de Madrid.

La compañía aseguradora justifica esta decisión para “preservar los intereses de sus clientes, trabajadores, mediadores y accionistas”, y operar en un marco de normalidad, estabilidad y seguridad jurídica y económica. El grupo asegurador, que tiene una valoración bursátil en el entorno de los 4.000 millones de euros, ya había anunciado la semana pasada que estaba valorando distintas medidas para capear las turbulencias generadas por el desafío soberanista.

Mediolanum y Arquia huyen de Barcelona, mientras Caja de Ingenieros dice que «se mantendrá en la Eurozona»

En línea con las decisiones de los grandes grupos financieros, que han optado por abandonar Cataluña para preservar la estabilidad de sus negocios y frenar la salida de dinero, firmas de menor dimensión también se están moviendo en la misma dirección, en medio de las tensiones entre Madrid y Barcelona.

Caja de Ingenieros es, probablemente, la única entidad que no se ha pronunciado abiertamente sobre un cambio de sede aunque, en un comunicado, dejó claro que tiene un plan de contingencia listo para implementar y tomará las medidas necesarias para seguir operando dentro de la Eurozona, formando parte de las entidades supervisadas por el BCE.

Otros bancos catalanes que sí han anunciado ya su huida de Barcelona son el italiano Mediolanum y Arquia, el banco de los arquitectos. Se mudan a Valencia y Madrid, respectivamente.

Las gestoras de fondos de inversión independientes, que no forman parte de grupos bancarios, tampoco se quedan en la región secesionista. Muchas de ellas han visto cómo en las últimas semanas han sufrido importantes reembolsos de patrimonio. Degrof Petercam ha sido la última en comunicar que cambia Barcelona por Valencia.

En los días previos, EDM, Merchbank, Gesiuris -participada por Catalana Occiodente-, Trea y GVC Gaesco dijeron que trasladaban su domicilio social. Quedan por pronunciarse las gestoras Riva y García, Gesinter y Gestefin.