OHL vuela ligero sobre el parqué. La compañía de infraestructuras que preside Juan Villar Mir se ha disparado este martes un 43% y se sitúa en sus niveles más elevados en seis meses.

La compañía celebra de este modo la noticia conocida en la noche del lunes, cuando se confirmó la venta de su filial de concesiones al fondo australiano IFM Investors por 2.235 millones de euros. La noticia de las negociaciones ya había propiciado que las acciones de OHL escalaran cerca de un 11% en la sesión del lunes y el entusiasmo se ha desbordado tras cerrarse el acuerdo.

El mercado ha valorado de forma muy positiva la medida, dado que resuelve algunos de las principales debilidades que venían acosando a OHL sobre el parqué en los últimos tiempos. Los analistas de Bankinter resaltan que el precio de venta final se sitúa considerablemente por encima de los 2.000 millones que se venía especulando en los días anteriores.

La mejor posición de deuda permitirá reducir costes financieros y podría dar pie a una mejora de rating

Pero por encima de todo, destacan que la venta de OHL Concesiones permite a la compañía liberarse de la pesada carga de la deuda que soportaba. «Esta operación supone un hito muy relevante en el plan de desinversiones del grupo y resuelve a corto y medio plazo el problema de de deuda del grupo. La venta de OHL Concesiones permitirá reducir de forma sustancial la deuda neta de la compañía, que ascendía a 2.893 millones de euros al cierre del primer semestre de 2017», indican en el banco español.

Esta situación más holgada desde el punto de vista del endeudamiento debería favorecer una rebaja de los costes financieros que afronta OHL e incluso podría dar pie a una mejora de la calificación de su deuda, sometida a fuerte presión desde hace varios trimestres.

OHL lleva trabajando varios meses en la realización de distintas desinversiones que le permitan liberarse del fuerte endeudamiento que constreñía a la compañía. En los últimos meses se había valorado la entrada de socios en el capital de su filial mexicana o incluso la venta de acciones de la matriz a fondos chinos.

Ahora, tras la venta del negocio de concesiones, «el grupo se queda con la constructora y ciertas participaciones en proyectos en desarrollos y algunas participaciones industriales», explica Ángel Pérez, analista de Renta 4. En su opinión, la fuerte entrada de dinero en caja permitirá no sólo reducir deuda sino que también podría abrir la puerta a un dividendo extraordinario. Esta operación ha llevado a Renta 4 a elevar el precio objetivo que otorga a OHL hasta los 5,6 euros, lo que supone un potencial superior al 30% desde sus niveles actuales.

La venta de la división de concesiones queda ahora a expensas de la aprobación por parte de la junta general de accionistas de OHL, que está previsto que se convoque próximamente.

La compañía ha explicado en el comunicado a la CNMV que la “operación implica una valoración muy atractiva de OHL Concesiones y proporcionará importantes ingresos a Grupo OHL que permitirán no solo situar a la empresa sin deuda neta con recurso sino con posición positiva de tesorería”.