La promotora inmobiliaria Aedas Homes se ha estrenado en bolsa sin el apoyo de los inversores españoles. Pese a que el ciclo inmobiliario es positivo y la inversión en ladrillo está despuntando, los grandes fondos nacionales dieron la espalda a la que se ha convertido en la primera promotora cotizada del Índice General de la bolsa de Madrid, con una capitalización de 1.500 millones de euros.

Según confirman a El Independiente fuentes cercanas a la operación, sólo entre el 3% y 4% de la colocación fue cubierta por fondos españoles. Se emitieron nuevas acciones por valor de 100 millones y se colocaron títulos ya existentes por otros 567 millones. Del total de 667 millones que la compañía captó en el mercado, apenas una veintena de millones llegó de gestoras nacionales.

Las únicas gestoras nacionales que han dado un voto de confianza a Aedas, que se estrenó en la Plaza de la Lealtad el viernes, son Bestinver, BBVA, Santander y Gesconsult. También Bankia y Abante han invertido cantidades simbólicas, aseguran las mismas fuentes.

Bestinver, BBVA, Santander y Gesconsult acudieron a la salida a bolsa

Entre los grandes fondos internacionales que cursaron órdenes de compra de volúmenes importantes figuran Blackrock, Wellington, Fidelity y Highbridge.

La nueva cotizada sumó el lunes un leve 0,17% tras haber firmado el viernes el peor de los cinco estrenos que han tenido lugar este año sobre el parqué. De hecho, con el recorte que sufrió en su estreno del 5,2%, se ha convertido en el debut más negativo desde abril de 2016, cuando Dominion y Telepizza sufrieron descalabros superiores.

El fuerte recorte de Aedas, pese a que la compañía fijó el precio de salida en la parte más baja del rango, en 31,6 euros, es un precedente que los inversores miran con inquietud. «La ausencia de españoles es chocante, pero el libro de órdenes era muy potente y estaba bien sobrecubierto -la demanda se situó entre dos y tres veces-. Sorprende que el valor cayese un 5% y no es una buena señal para cuando se estrene en el parqué Metrovacesa», explica uno de los ejecutivos vinculados a la colocación.

La salida a bolsa de Aedas, que sigue a la de Neinor el pasado marzo, es visto como una muestra del resurgir del sector inmobiliario en el parqué español, después de varios años de dificultades tras el estallido de la burbuja inmobiliaria. En este contexto, se espera que otras firmas del sector, como Vía Célere, Aelca, Testa o la ya mencionada Metrovacesa exploren en los próximos trimestres sus opciones de saltar al parqué.

Sin embargo, las tensiones políticas en Cataluña amenazan con dificultar las perspectivas del sector, que ha tenido en la región uno de los puntales de su recuperación en los últimos años. Esta situación ha generado una oleada de desconfianza sobre las inmobiliarias cotizadas en bolsa: desde el inicio de septiembre Neinor ha perdido casi un 14% de su valor, mientras que las socimis Merlin y Colonial han registrado pérdidas superiores al 6%.

Estas dudas parecen también haber pesado en el estreno de Aedas. La promotora ya informaba en su folleto de salida a bolsa de que podría verse afectada por la inestabilidad política en Cataluña, donde cuenta con un 16% de su cartera en términos de valor bruto de los activos. La inmobiliaria recuerda que el actual escenario de tensión podría conllevar cambios “legislativos, políticos y otros factores” que podrían incidir en su negocio en la región.

A pesar de su débil estreno en el parqué, Aedas se ha convertido en la mayor promotora del mercado español, con una capitalización de 1.441 millones de euros, por encima de los 1.338 millones de Neinor.