El sector inmobiliario se está viendo golpeado drásticamente por el órdago secesionista en Cataluña. Credit Suisse, el primer banco de Suiza, ha rebajado significativamente el precio objetivo de la mayor sociedad inmobiliaria cotizada de España, la socimi Merlin Properties, por su exposición a la región independentista.

La firma helvética reduce 50 céntimos el precio objetivo de la compañía, desde 13 hasta 12,5 euros, a pesar de que confía en recuperación del ladrillo en España y se muestra positivo con la evolución de Merlin en bolsa, que cotiza a 11 euros. Aun así, Credit Suisse atribuye el recorte del 15% al peso de los activos inmobiliarios en Cataluña -precisamente un 15%- con un apalancamiento medio del 40% de su valor de tasación.

En el escenario base de Cretit Suisse, con Cataluña dentro de España, reduce un 15% el precio de la compañía

El banco suizo, especializado en gestionar el dinero de grandes fortunas, no contempla a priori una Cataluña independiente, pero advierte de que si este escenario se concretase el precio objetivo debería estar en 7,80 euros, un 37% por debajo de 12,5 euros, el valor que le otorga si permanece en el marco constitucional.

En medio de las tensiones entre Madrid y Barcelona, la entidad ve “probable que la incertidumbre provoque un deterioro en las ventas minoristas y debilite la demanda en ocupación de oficinas”.

En un informe que ha remitido a grandes inversores, explica que en una reciente visita a Barcelona “nos dimos cuenta de que uno de los centros comerciales más productivos, Las Arenas, ha permanecido cerrado durante cuatro días”. Aunque no es un buen síntoma, señala que se trata de un problema mayor para los comercios, que para Merlin como propietario del inmueble.

La reducción del 15% es equivalente al valor de los activos inmobiliarios del grupo en la región secesionista

“También creemos que aumentan las probabilidades de que la Agencia Europea de Medicamenteos pierda interés en alquilar los 37.000 metros cuadrados que Merlin tiene disponibles en la Torre Glories”. La firma señala que, dado que el movimiento de este inquilino es menos probable, Merlin deberá destinar más tiempo a acciones de márketing y mayor presupuesto a alquilar el espacio a varias compañías.

Credit Suisse apunta como riesgos para la cotización de valor, además de “la mayor inestabilidad política derivada de la situación catalana, potenciales ventas por parte de los bancos, que tienen el control del 30% de las acciones”.

Merlin es, tras Colonial, la inmobiliaria que más riesgo concentra en Cataluña

La firma señala que el riesgo catalán ha pasado factura a la evolución de varias compañías inmobiliarias con exposición a la región durante el último mes. Aun así, subraya la calidad de la cartera de Merlin. “La calidad de los activos de Merlin en Cataluña es, en general, elevada, incluida una participación en un espacio logístico que tiene en las inmediaciones del puerto de Barcelona y varias oficinas en el distrito financiero y en nuevas áreas empresariales”, apunta.

Merlin, con un 15% de sus activos en Cataluña, es, tras Colonial, la inmobiliaria cotizada con más exposición a la comunidad independentista. Colonial, que acaba de ofrecer casi 1.500 millones para hacerse con Axiare, tiene el 18% de su negocio en Cataluña, mientras que Hispania y Lar presentan una exposición del 11% y 8%, respectivamente. Axiare tiene intereses equivalentes al 7% de su cartera.

Confianza en España

A pesar de los problemas en Cataluña, Credit Suisse ve recorrido al alza del sector inmobiliario en España y, aunque el aumento de la valoración de los activos de Merlin fue modesta en el primer trimestre, por debajo del 4% de media, para mantener la rentabilidad cerca del 5%, confía en la capacidad de la compañía para elevar sus ganancias gracias a mayores ocupaciones y beneficios por una gestión activa de la cartera.

Merlin Properties es la mayor compañía inmobiliaria cotizada en la Bolsa española, con una capitalización de aproximadamente 5.000 millones de euros. Está especializada en la adquisición y gestión de activos terciarios en la Península Ibérica, invirtiendo principalmente en oficinas, centros comerciales y plataformas logísticas. Forma parte de los índices de Ibex 35, Euro STOXX 600, FTSE EPRA/NAREIT Global Real Estate Index, GPR Global Index, GPR-250 Index y MSCI Small Caps.