Economía

Un año récord para los hoteles españoles: más llenos, más caros y más rentables

Hotel Eurostars Tower de Madrid, buque insignia del Grupo Hotusa.

Hotel Eurostars Tower de Madrid, buque insignia del Grupo Hotusa. europa press

En la España del boom del turismo el negocio de los hoteles no deja de crecer. El aluvión de llegadas de extranjeros y la recuperación de la demanda de los clientes nacionales impulsan la actividad del sector hotelero, a pesar de que la enorme expansión del alquiler de pisos turísticos al calor de plataformas como Airbnb concentra una parte cada vez mayor del negocio del alojamiento en España.

Los hoteles españoles registraron en 2017 otro año de récord: más noches vendidas, tarifas más caras y mayor rentabilidad en el negocio. El año pasado los establecimientos registraron un total de 340 millones de pernoctaciones, lo que supone un incremento del 2,7% y que sirve para acumular el quinto año consecutivo de alzas.

Tras el estancamiento sufrido por el negocio hotelero en 2012, en 2013 las pernocrtaciones aumentaron un 1,9%, en 2014 subieron un 3,2%, en 2015 un 4,4%, y en 2016 la actividad se disparó y registró su mayor crecimiento, con un 7,4% más.

El avance del año pasado se sustentó muy fundamentalmente por el incremento de las reservas de los viajeros extranjeros, que aumentaron un 3,7% y concentran dos tercios del total de la actividad. Las pernoctaciones de los clientes nacionales creció sólo un 0,7% el año pasado.

Los hoteles españoles consiguieron en su buen 2017 ocupar un 61,1% de las plazas ofertadas, 2,2 puntos porcentuales por encima de los registros del año anterior. La ocupación por plazas en fin de semana se incrementó también en 2,2 puntos y se situó en el 66,6%. Baleares fue la comunidad con mayor grado de ocupación por plazas durante 2017, con el 78,9%, y le siguieron Canarias (78,4%) y Comunidad Valenciana (61,6%).

La alta demanda en los hoteles ha ido acompañada de un incremento de sus tarifas. El precio medio de una noche de hotel escaló hasta los 87,3 euros, lo que supone un incremento del 6,4% en un año. Una tendencia importante para el sector, ya que implica que no está compitiendo para llenar los establecimientos (o no sólo) mediante precio, sino también con calidad y otros elementos.

Más clientes y precios más caros conllevan una mayor rentabilidad para el sector. Los ingresos por habitación disponible (RevPar), un índice clave para determinar la evolución del negocio al combinar para su cálculo la ocupación y el precio, registró un fuerte incremento de 9,4% el pasado año, hasta alcanzar los 58,7 euros de media en todo el país.

Comentar ()