Economía

Las grandes hoteleras lanzan planes de inversión de 5.000 millones para crecer

Meliá, Riu, Barceló, Iberostar y Palladium cuentan con proyectos millonarios para sumar hoteles y reformar otros para hacerlos más rentables. NH consigue trasladar casi toda la inversión en su red a los dueños de los inmuebles.

El futuro hotel ME Dubai, del grupo Meliá.

El futuro hotel ME Dubai, del grupo Meliá. Meliá

Los grandes grupos hoteleros españoles están aprovechando la buena evolución de sus negocios y la mejora de sus resultados para impulsar sus planes de crecimiento y para reformar parte de sus establecimientos con el objetivo de mejorar la calidad del producto y poder elevar sus tarifas y hacerlos más rentables.

Y las ganas de las cadenas de potenciar su expansión y de volcarse en el segmento Premium del mercado coinciden con un escenario excepcional de dinero barato, lo que les está facilitando embarcarse en ambiciosos planes de inversiones para atender sus objetivos. Los principales grupos hoteleros del país planean inversiones que superarán los 5.000 millones en los próximos años.

Meliá, Barceló, Riu, Iberostar y Palladium cuentan con proyectos millonarios de compra de activos y sobre todo de reforma de hoteles ya en sus carteras para desarrollar en los próximos años. Y NH, que viene de realizar un intensísimo programa de reposicionamiento de su porfolio, ha logrado obtener compromisos para que los propietarios de los inmuebles asuman el coste de las reformas y de los nuevos establecimientos, con lo que conseguirá crecer prácticamente sin invertir.

Meliá: 200 millones sólo este año

Meliá, la mayor hotelera española, se ha propuesto crecer con fuerza –mucha fuerza- y potenciar aún más su internacionalización. El grupo de la familia Escarrer cuenta actualmente con 385 hoteles y cuenta con 71 establecimientos firmados (que se traducirán en 55 aperturas sólo este año y el próximo, con lo que superará las 100.000 habitaciones en casi medio centenar de países).

La compañía ha emprendido una estrategia de reposicionamiento de sus marcas para elevar su calidad , volcándose en el crecimiento de sus enseñas premium (Gran Meliá, ME y Paradisus) y en elevar la categoría de algunos de sus hoteles para adaptarlos a estas marcas.

Con este objetivo, Meliá acometerá reformas por importe de unos 200 millones de euros sólo este año [la compañía no desvela cifras para siguientes ejercicios]. Del importe total, más de 100 millones se destinará a hoteles internaciones y 75 millones se concentrarán en España, según detalló el consejero delegado del grupo, Gabriel Escarrer, esta semana.

Meliá subraya su gran apuesta por elevar la calidad de sus hoteles en España, que ha supuesto que la compañía destine 600 millones de euros a financiar reformas de sus establecimientos en destinos nacionales en los últimos siete años.

Barceló: planes de más de 1.500 millones

Barceló quiere crecer con compras tras el portazo de NH a su propuesta de fusión. No serán adquisiciones del calado de la operación frustrada, que habría servido para crear la mayor hotelera de España. Pero servirán para que la compañía continúe con su expansión y se concentrarán en destinos en que el retorno de la inversión inmobiliaria es más alto (como Caribe o también Centroamérica).

Y en paralelo el grupo impulsará su estrategia de reposicionamiento de sus hoteles para elevar su categoría en todos los mercados en que está presente. La compañía de la familia Barceló pretende destinar tanto a compras como a reformas más de 1.500 millones de euros en los próximos cuatro años. Ya en los cinco ejercicios anteriores, Barceló ha ejecutado inversiones por otros 1.500 millones.

Riu: 2.500 millones en cinco años

A diferencia de la mayoría de sus rivales, Riu tiene en propiedad la mayoría de sus hoteles (77 de los 92 establecimientos son suyos) y eso requiere un mayor esfuerzo inversor: para construir o comprar nuevos hoteles y por asumir íntegramente el coste de sus reformas.

La compañía mallorquina se dispone a lanzar un nuevo plan que contempla inversiones por 2.500 millones hasta 2022, para sumar nuevos establecimientos, pero sobre todo para reformar los que ya opera la cadena. El grupo de la familia Riu pretende ejecutar inversiones este mismo año por un importe de 650 millones para realizar cuatro aperturas de nuevos establecimientos y cinco grandes reformas.

La compra y reforma del que será uno de los nuevos buques insignia de la cadena concentrará una parte importante de las inversiones previstas. Riu destinará alrededor de 400 millones de euros a la compra y las obras de reforma para hacer del Edificio España, en pleno centro de Madrid, un nuevo hotel de 650 habitaciones. Los planes del grupo pasan por abrir el nuevo hotel en verano de 2019.

Iberostar: 700 millones para crecer

En los últimos años, Iberostar ya ha destinado más de 500 millones de euros a adquisiciones y sobre todo reformas de sus hoteles, gracias a las cuales el 70% de su cartera ya ha sido renovado y posicionado en categoría de cuatro estrellas superior o cinco estrellas.

Ahora el grupo de la familia Fluxá redobla su apuesta y pretende ejecutar inversiones por otros 700 millones de euros en los próximos cinco años, según desveló su consejera delegada, Sabina Fluxá. Un desembolso singularmente destinado a nuevos proyectos en México, Cuba, Perú, Aruba, Santo Domingo o Montenegro y, en España, en Mallorca e Ibiza.

NH: reposicionar pagando otros

NH ha orientado toda su estrategia de negocio a poder elevar el precio medio que cobra a sus clientes por cada noche para ganar rentabilidad. Lo está consiguiendo: ha pasado de los 77 euros de su tarifa media de 2013 a 96 euros en 2017, y este año prevé alcanzar los 100 euros por noche.

Para lograrlo, NH Hotel Group emprendió hace ya cuatro años un ambicioso plan de reposicionamiento de sus hoteles, apostando por sus marcas de gama alta y a la que ha destinado 300 millones de euros (200 millones aportados por la propia compañía y los 100 millones restantes financiados por los dueños de los inmuebles).

El grupo cuenta ya con 69 hoteles con la enseña NH Grand Collection, tiene otros 10 más ya firmados y se ha marcado como objetivo alcanzar el centenar de hoteles de esta marca en los próximos dos años. Y, en paralelo, opera ya tres hoteles de la marca Nhow y tiene compromisos para sumar seis más, aunque planea contar con una veintena de ellos en los próximos seis o siete años.

NH pretende continuar con esta estrategia y en los próximos años persistirá en la reforma de sus establecimientos para elevar su calidad. Pero ahora, la buena marcha de su negocio le ha colocado en una posición de fuerza para conseguir que sean los propietarios de los hoteles los que asuman íntegramente las inversiones previstas.

“El esfuerzo inversor ya no lo hará NH. Todos los propietarios de los hoteles que gestionamos quieren hacer más cosas con nosotros. Así que vamos a crecer sin necesidad de inversión”, explica el consejero delegado de NH, Ramón Aragonés. “Algunos propietarios nos dicen ‘Yo lo que quiero es tener un Grand Collection’ y les respondemos que entonces van a tener que invertir”.

En cualquier caso, NH sí que pretende invertir, pero probablemente en crecer con compras. Y es que, tras el no a la fusión con Barceló, el grupo se dispone a impulsar la refinanciación de su deuda y reducir así su apalancamiento, con lo que confía en disponer de nuevos recursos para afrontar operaciones con que crecer de manera acelerada con nuevos establecimientos.

Palladium: 230 millones para construir y reformar

El año pasado ya ejecutó inversiones por 213 millones de euros en nuevos hoteles y en renovar los propios, y este año Palladium Hotel Group renueva su apuesta y destinará otros 230 millones más para impulsar su red.

El grupo de la familia Matutes destinará 50 millones a reformar algunos de sus hoteles y otros 180 millones irá destinados a nuevas construcciones. Este año la compañía sumará dos grandes resorts en el Yucatán mexicano, con 1.140 habitaciones conjuntamente. Y busca oportunidades en el mercado para sumar más hoteles a sus marcas de hoteles urbanos Ayre y Only You.

Te puede interesar

Comentar ()