Economía

Carmena da luz verde a un nuevo hotel de lujo en la sede histórica de Caja Madrid

El edificio de la Plaza de las Descalzas, a tiro de piedra de la Puerta del Sol, fue comprado a finales de 2016 por el fondo catalán KKH

Casa de las Alhajas, sede histórica del Monte de Piedad, aledaño al Corte Inglés de Preciados y a Sol.

Casa de las Alhajas, sede histórica del Monte de Piedad, aledaño al Corte Inglés de Preciados y a Sol. MONTES DE PIEDAD

Luz verde a un nuevo hotel de lujo en pleno centro de Madrid: el ayuntamiento de la capital ya ha aprobado el «Plan Especial para el edificio sito en la Plaza de las Descalzas, número tres, en el Distrito Centro de Madrid», según aparecía recogido en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid ayer jueves 25 de enero. El área de Urbanismo del Consistorio gobernado por la coalición Ahora Madrid agiliza la conversión en hotel fastuoso de la histórica sede del Monte de Piedad, perteneciente hasta finales de 2016 a la Fundación Caja Madrid (Bankia).

Fue adquirido entonces por el fondo catalán KHH Properties, como avanzó en su día El Confidencial. El edificio de la Plaza de las Descalzas, construido entre 1870 y 1875, está en un lateral del Corte Inglés de Preciados, a tiro de piedra de la Puerta del Sol, la Calle del Arenal o la Plaza de Santo Domingo. El entorno, inmejorable por su ubicación, presentaba síntomas de degradación en los últimos años: lugar predilecto de los compradores y vendedores de oro ambulantes, no es extraño ver merodear a vagabundos y a sin techo por la plaza con latas de cerveza.

De acuerdo con el boletín oficial, Urbanismo somete «el expediente a trámite de información pública por el plazo de un mes», además de notificar a todos los propietarios afectados «el presente acuerdo». En representación de la Fundación Obra Social y Monte de Piedad firma el ex director del Museo Reina Sofía y de La Casa Encendida José Guirao, experto cultural y director actual de la fundación.

Contra los alquileres turísticos

El plan llega en un momento en el que el equipo de Manuela Carmena ha lanzado una campaña contra la turistificación, esto es, la burbuja del alquiler provocada por los pisos turísticos. El delegado de Urbanismo, José Manuel Calvo, ha anunciado una moratoria en la que se suspenderá durante un año la concesión de nuevas licencias turísticas en el distrito Centro, especialmente en los barrios de Sol y Letras. El ayuntamiento también exigirá licencia hotelera a quienes alquilen con fines lucrativos su vivienda a turistas más de 90 días al año.

El futuro hotel promovido por KKH, gestionado por el ex consejero delegado de Renta Corporación Josep María Farré, se mueve en una onda distinta a los pisos turísticos: la clientela seguramente diferirá de la que acude a los Airbnb.

Comentar ()