El temporal no sólo afecta a las carreteras, también al tren. Las líneas del AVE entre Madrid y Barcelona y entre Madrid y Sevilla se han visto afectadas por el frío y la nieve, lo que ha obligado a los trenes a bajar la velocidad a 160 kilómetros por hora en algunos de sus tramos, generando alguna demora.

Según han confirmado a EFE fuentes de Renfe, no hay ninguna vía cortada en la red ferroviaria de España a causa del temporal, aunque la situación meteorológica ha forzado a aminorar la marcha de los trenes en la línea Madrid-Barcelona, entre los términos municipales de Brihuega (Guadalajara) y Alhama de Aragón (Zaragoza).

También la velocidad se ha reducido en la línea Madrid-Sevilla, entre las localidades toledanas de Urda y Los Yébenes. Otros trenes procedentes del norte sufren algún retraso «de poca importancia», han explicado las mismas fuentes, debido a que el frío está afectando a los rodales. La alerta por nevadas, activada por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), seguirá vigente durante toda la jornada de hoy y parte del lunes.