El Gobierno vigila con lupa la guerra de opas sobre Abertis. Hay dos ofertas sobre la mesa: la de ACS y la de la italiana Atlantia, que en breve subirá su propuesta para superar la presentada por el grupo de Florentino Pérez. El Ejecutivo prefiere garantizar la españolidad de Abertis por ser titular de autovías en el país y, sobre todo, por tener el control sobre la compañía de satélites de Hispasat, proveedor estratégico de Defensa.

Red Eléctrica, el grupo que gestiona la red de alta tensión y en el que el Estado tiene una participación del 20%, puede acabar siendo la solución al peliagudo problema con Hispasat. Y es que REE negocia la compra de la participación del 50,75% que Abertis tiene en el grupo de satélites. Sin embargo, desde la compañía se niega que haya habido presión alguna desde el Gobierno para quedarse con Hispasat y así acabar de manera indirecta bajo la tutela estatal.

“Nadie nos obliga a comprar Hispasat”, ha dicho el consejero delegado de REE, Juan Lasala, en una conferencia con analistas por la presentación de resultados financieros anuales del grupo. En este sentido, el ejecutivo ha subrayado que no sólo los contactos con Abertis para la adquisición de Hispasat son anteriores al lanzamiento de las opas por la concesionaria, sino que el interés por esta operación empezó “hace más de 15 años”, cuando ya hubo contactos.

De momento, sin oferta

El consejero delegado de REE ha confirmado que se trata de una operación que la compañía “tiene ganas de cerrar”, pero que tendrá “la calma suficiente para esperar lo que haga falta” debido al cruce de ofertas de compra por Abertis. En cualquier caso, REE de momento sólo ha expresado su interés por tomar el control de Hispasat, pero su consejo de administración no ha aprobado «ninguna oferta, ni vinculante ni no vinculante”.

Red Eléctrica ya cuenta con presencia en el negocio de las telecomunicaciones, tras comprar a Adif su red de fibra óptica, por lo que destaca las sinergias con esta área que le generaría la absorción de Hispasat. «Creemos que es un activo explotable en condiciones similares a la fibra óptica. Físicamente no tiene que ver, pero los clientes son parecidos y tiene sinergias potencialmente interesantes”, ha apuntado Lasala.

Abertis pedirá permiso a la junta general de accionistas, que se celebrará el próximo 13 de marzo, para poder vender su participación del 57,05% en Hispasat a Red Eléctrica Corporación a un precio que no podrá ser inferior a 656 millones de euros (que supone valorar el conjunto de la compañía en 1.149 millones).  La transacción incluye además la subrogación del paquete accionarial del 33,69% que Eutelsat posee en Hispasat y que Abertis acordó comprar en mayo de 2017, una operación que está pendiente de la autorización del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

Muralla china entre ‘telecos’ y electricidad

El interés de Red Eléctrica –controlada de facto por el holding público SEPI- por hacerse con el control de Hispasat serviría para garantizar la españolidad de la compañía, y así lo entiende el Gobierno. Pero el Ejecutivo quiere una segunda garantía antes de que REE se quede con los satélites de Hispasat.

Y es que el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital exige a la dirección de Red Eléctrica garantías totales de que la apuesta de la compañía por las telecomunicaciones no afectará de ninguna manera a su actividad como gestor del sistema eléctrico español, un servicio esencial para el país.

El ministro de Energía, Álvaro Nadal, ha reclamado que exista una “muralla china financiera” entre ambos negocios en el seno de REE, garantías de que se “evitará que lo que pase en Hispasat afecte lo más mínimo a la gestión de la red eléctrica”. Esto es, que no afecte lo más mínimo al recibo de la luz.

Sube el dividendo un 7%

Red Eléctrica obtuvo un beneficio neto de 669,8 millones de euros en 2017, lo que supone un incremento del 5,2% en relación al año anterior. El resultado bruto de explotación (ebitda) del gestor eléctrico alcanzó los 1.519,5 millones, un 2,3% más.

El grupo propondrá a la junta general de accionistas el pago de un dividendo, con cargo al resultado de 2017, de 0,9188 euros por acción, un 7% por encima de lo pagado el año anterior y en línea con lo anunciado en el plan estratégico del grupo. El próximo 2 de julio abonará un dividendo complementario de 0,6639 euros por acción que se sumará al dividendo a cuenta de 0,2549 euros pagado el pasado 5 de enero.