Economía

Samsung agranda su ventaja sobre Apple y refuerza su liderazgo mundial en ventas

logo
Samsung agranda su ventaja sobre Apple y refuerza su liderazgo mundial en ventas

Tienda de Samsung. EFE

Resumen:

Un año más, Samsung es el fabricante de móviles con más ventas en todo el mundo. La compañía surcoreana se ha apoyado en el éxito de sus Galaxy S8 y S8+ para mantener el primer puesto y, además, aumentar la ventaja que lleva a la todopoderosa Apple, según el estudio de la consultora británica Gartner.

La gran ventaja del gigante asiático respecto a su gran rival está en la gama media y en la baja, donde domina de verdad. Esta hegemonía está en peligro, por la creciente competencia debido a la entrada de muchos fabricantes chinos, pero de momento le sirve para hacerse con la primera posición con más de 321 millones de teléfonos despachados en 2017.

Ese liderato puede reforzarse con la llegada del nuevo terminal franquicia de Samsung, el Galaxy S9, que se va a presentar en apenas unos días, el 25 de febrero, en el Mobile World Congress de Barcelona. Ese nuevo smartphone, cuyo precio es previsible que esté en el entorno de los 800 euros, ayudará a elevar el coste medio por unidad vendida, una métrica cada vez más importante para las marcas.

Un año más, Samsung es el fabricante de móviles con más ventas en todo el mundo. La compañía surcoreana se ha apoyado en el éxito de sus Galaxy S8 y S8+ para mantener el primer puesto y, además, aumentar la ventaja que lleva a la todopoderosa Apple, según el estudio de la consultora británica Gartner.

La gran ventaja del gigante asiático respecto a su gran rival está en la gama media y en la baja, donde domina de verdad. Esta hegemonía está en peligro, por la creciente competencia debido a la entrada de muchos fabricantes chinos, pero de momento le sirve para hacerse con la primera posición con más de 321 millones de teléfonos despachados en 2017.

Ese liderato puede reforzarse con la llegada del nuevo terminal franquicia de Samsung, el Galaxy S9, que se va a presentar en apenas unos días, el 25 de febrero, en el Mobile World Congress de Barcelona. Ese nuevo smartphone, cuyo precio es previsible que esté en el entorno de los 800 euros, ayudará a elevar el coste medio por unidad vendida, una métrica cada vez más importante para las marcas.

Por su parte, Apple se queda con la segunda posición con casi 215 millones de terminales vendidos. Es un descenso respecto al año 2016, pero en Cupertino no andan demasiado preocupados. El iPhone X no es un fracaso, como se ha escrito en muchas ocasiones, pues ha provocado que la compañía dispare el precio medio por iPhone vendido hasta más allá de los 700 dólares, poco más de 565 euros, por primera vez en la historia.

Según el estudio elaborado por la empresa británica, el descenso en ventas del iPhone, del que Apple no desglosa datos exactos por modelo, ha caído un 5% respecto al año 2016. Poca responsabilidad se le puede otorgar de eso al iPhone X, ya que el terminal aterrizó en el mercado a principios de noviembre y la alta demanda provocó que algunos usuarios tuvieran que esperar semanas para recibirlo.

Es de esperar que el impacto de este nuevo dispositivo ya se deje notar en el primer trimestre del año en curso, ahora que ha disminuido la avalancha de pedidos y que Apple ha conseguido estabilizar la balanza entre fabricación y demanda.

Crecimiento chino

Si hablamos del último cuatrimestre, el que cerró el año 2017, los fabricantes que más crecen son Huawei y Xiaomi. Ambos  se apuntan crecimientos importantes, y en el caso de la primera ya rozó el 10% de cuota de mercado en todo el año pasado.

Huawei tiene a España como una plaza importante, desde la que organizar la conquista del resto de Europa. No es casualidad que siempre presente sus terminales franquicia en el Mobile World Congress de Barcelona, si bien este año han retrasado el lanzamiento del P20 y lo han llevado a París para evitar la sombra de Samsung.

El Mate 10 Lite y toda la línea de Honor, algo así como la marca blanca con la que entró en España, siguen manteniendo un alto nivel gracias a unas prestaciones que destacan incluso en la competida gama media.

Xiaomi, que llegó a España oficialmente hace unos meses, es un rival más que serio tanto para su compatriota como para Samsung. Sus móviles llevan integradas funcionalidades que no tienen mucho que envidiar a la gama alta, pero con un precio accesible para casi todos los bolsillos.

“Las oportunidades de crecimiento de Huawei residen en ganar cuota de mercado en los países emergentes del Pacífico y en Estados Unidos”, explica el director de investigaciones de Gartner, Anshul Gupta. “Por su parte, la gran oportunidad de Xiaomi más allá de China está en India, donde deberían enfocarse. También en zonas como Indonesia, donde ya están posicionados como una marca fuerte”, cuenta el responsable del estudio.

En total, se vendieron en el mundo 1.500 millones de smartphones en todo el año 2017, un 2,7% más que en 2016. La gran amenaza para los actores tradicionales siguen siendo los fabricantes chinos, que, en conjunto, aumentaron su cuota de mercado en casi cinco puntos porcentuales.