El presidente de ACS, Florentino Pérez, ha escenificado hoy en la sede de su grupo constructor el acuerdo con la multinacional italiana Atlantia para pujar por Abertis. Acompañado del presidente de la firma transalpina, Giovanni Castellucci, Pérez ha celebrado un pacto del que nacerá un «líder mundial indiscutible de las infraestructuras», en palabras del presidente del Real Madrid.

«Se trata de un proyecto ilusionante y de futuro, constituido sobre bases sólidas y con capacidad de generación de valor para todas las partes», ha recalcado el presidente de ACS en una rueda de prensa que ha sido un brindis, sin más información que la publicada ayer en un hecho relevante de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

También ha comparecido el consejero delegado de ACS y de su filial Hochtief, Marcelino Fernández-Verdes. «No hemos hecho un acuerdo para despiezar Abertis, sino un acuerdo de futuro a largo plazo», ha agregado Pérez. El negocio de Abertis radica sobre todo en la carretera: en España mil kilómetros de concesiones de autopistas de pago vencen en 2022, en lo que viene a ser un reto para el nuevo grupo.

Florentino Pérez ha recordado que solo la suma de Atlantia y Abertis supone el mayor número de proyectos en concesión del mundo en manos de un solo grupo. Y ha resaltado que la sociedad que salga del acuerdo -que aún tiene que limarse- cuenta con una cartera de proyectos de grandes infraestructuras identificados en los mercados mundiales que considera estratégicos para pujar por ellos valorados en 200.000 millones de euros.

Castellucci ha sido preguntado por qué ahora sí se llega a un acuerdo sobre Abertis y hace 12 años -cuando Atlantia intentó otra opa- no. «Hace 12 años hubo un proyecto diferente», ha defendido en inglés. Tanto él como Pérez han rechazado dar más detalles de la negociación. Tampoco han comentado la futura cúpula directiva que saldrá del acuerdo, pero sí han avanzado que habrá un presidente y un consejero delegado en el futuro lider mundial constructor.