Economía

PNV cierra filas con Puigdemont y vuelve a poner en jaque los Presupuestos de Rajoy

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, y el presidente, Carles Puigdemont, tras la reunión celebrada esta mañana en Girona.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, y el ex president, Carles Puigdemont, en una imagen el archivo

La situación del PNV es de total encrucijada. Por un lado, ha vuelto a dar su apoyo sin fisuras este fin de semana al movimiento independentista en Cataluña tras las detención el ex president de la Generalitat Carles Puigdemont, lo que parece alejar otra vez la posibilidad de que apoye los Presupuestos Generales del Estado para 2018 que el Gobierno prevé presentar mañana. Sin embargo, crece la presión dentro del País Vasco por parte de aquellos que se juegan sus intereses económicos con la aprobación de las cuentas anuales.

El presidente del EBB del PNV, Andoni Ortuzar, reaccionaba tras la detención del expresident con un comunicado publicado en Facebook y otras redes sociales titulado en catalán: «Estem amb tu, President Pugdemont» («Estamos contigo, Presidente Puigdemont«). En el texto, señala que «la situación política que se vive en Catalunya no va a encontrar vías de arreglo y solución a través de sentencias judiciales ni de más encarcelamientos, sino con diálogo, con política, con negociación y, en última instancia, respetando la voluntad de la ciudadanía catalana expresada libre y democráticamente».

«Hoy volvemos a reclamar la puesta en libertad de todas y todos los detenidos. La judicialización de la política en el Estado español no solo es nefasta, sino que constituye el mayor indicador del fracaso del diálogo político», sentencia.

Esta postura dista mucho de permitir pactos con el Gobierno, aunque sea en el plano económico. Antes todo dependía de si el Gobierno retiraba la aplicación del artículo 155 y devolvía la normalidad a Cataluña, una vez se hubiera definido un Gobierno autonómico. Ni una cosa ni la otra han sido posibles y además, el expresident Puigdemont está actualmente en una cárcel alemana.

En la parte que corresponde al Gobierno de Mariano Rajoy, también empieza a ser difícil justificar acuerdos con formaciones que se posicionan contra las actuaciones judiciales en torno al procés.  Sea como fuere, el PNV no tiene que posicionarse a favor o en contra de los Presupuestos hasta finales del mes de abril, cuando se celebre en el Congreso de los Diputados el debate a la totalidad del texto.

Los intereses económicos del País Vasco

Lo que está claro que la situación es diferente a la de hace unos días, cuando ya cundían las dudas en el seno del PNV sobre si apoyar o no los Presupuestos.

Una de las razones han sido las presiones del empresariado vasco, pendiente de muchas de las licitaciones que se desbloquearán con las nuevas cuentas, entre ellas la ya clásica “y vasca”, que unirá con alta velocidad las tres capitales de provincia de la comunidad.

De hecho, el compromiso alcanzado en 2017, que deberá tener continuidad en los presupuestos de este año, supone una inversión de 3.380 millones de euros hasta 2023 soló en infraestructuras ferroviarias sin olvidar, por ejemplo, las obras en las estaciones de Vitoria, Bilbao y San Sebastián, que culminarán en 2025, siempre y cuando vaya habiendo Presupuestos del Estado.

Comentar ()