Economía Presupuestos generales del Estado 2018

El Gobierno dispara al 2,7% la previsión de PIB para 2018: “Ya no estamos en la economía del ladrillo”

El Ejecutivo asienta el proyecto de PGE en un cuadro macroeconómico que rebaja la tasa de paro prevista al 15% y la de déficit público al 2,2%.

Los ministros Escolano, Méndez de Vigo y Montoro

Los ministros Escolano, Méndez de Vigo y Montoro

El Gobierno dispara su previsión de crecimiento de la economía para este año. El Ejecutivo ha presentado la actualización del cuadro macroeconómico en el que se asienta el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 y que contempla una previsión de incremento del producto interior bruto (PIB) del 2,7%, no sólo por encima de la anterior estimación oficial del 2,3% sino también superior a la proyección anticipada por el presidente Mariano Rajoy de que estaría en el entorno del 2,5%.

La fortísima revisión al alza anunciada por el nuevo ministro de Economía, Román Escolano, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros se fundamenta en el crecimiento del consumo nacional (que aportará 2,3 puntos frente a los 1,8 que se auguraba hasta ahora), en la buena marcha de las exportaciones por la mejora del entorno exterior (aunque se recorta la estimación una décima, hasta aportar 0,4 puntos la aportación de la demanda externa) y en el incremento disparado de la previsión de la inversión empresarial (que pasa de un crecimiento del 3,4% que se mantenía hasta ahora a una nueva estimación del 4,7%).

Asimismo, el nuevo escenario de mayor crecimiento se justifica, según Economía, en la normalización de la situación política en Cataluña. Fue la inestabilidad la que llevó al Gobierno a rebajar su cuadro de previsiones, recortando la previsión de PIB del 2,6% al 2,2% (luego corregida hasta el 2,3%).

«Ya no estamos en la economía del ladrillo, y hemos pasado a la de la competitividad», ha sentenciado Escolano. El ministro ha destacado que la nueva previsión refleja un crecimiento «fuerte, equilibrado y que sin duda sitúa a España en cabeza un año más del crecimiento económico entre los grandes países europeos».

Y es que, según ha subrayado Escolano, «los dos reactores de la economía española, demanda interna y externa, están funcionando a la vez, lo que indica que la expansión es sostenible». A pesar del optimismo que refleja el cuadro macroeconómico, Escolano considera que es «una revisión al alza importante, pero dentro de los márgenes de prudencia que consideramos habitualmente».

Tasa de paro del 15% y 475.000 nuevos empleos

En términos de empleo, el nuevo cuadro macro del Ejecutivo contempla que 2018 se saldará con la creación de 475.000 puestos de trabajo en España, una reducción del paro de 339.000 personas y una tasa de desempleo al cierre del año del 15% (frente al 15,5% que se mantenía en la anterior previsión) en términos de la Encuesta de Población Activa (EPA), con lo que el número de parados se situará en 3,42 millones de personas.

En los años 2017 y 2018 se habrán creado alrededor de un millón de empleos y al cierre de este ejercicio se alcanzarán los 19,5 millones de ocupados. El objetivo, según ha cofirmado hoy el ministro de Economía, sigue siendo alcanzar los 20 millones de empleos en 2019.

El Gobierno también recorta la previsión de déficit público para el cierre de 2018, según ha desvelado el ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo. El Ejecutivo ha elaborado el proyecto de PGE en base a un escenario con el que vuelve a su objetivo original de situar el déficit en el 2,2% del PIB, frente al 2,3% que se recogía en el plan presupuestario remitido a la Comisión Europea el pasado octubre.

Comentar ()