Economía'PROYECTO BEETLE'

Bankia pone en venta la mayor cartera en dos años: 400 millones de activos tóxicos

Acelera la limpieza de su balance, tras comprometerse a reducir los activos problemáticos en 8.800 millones hasta 2020

logo
Bankia pone en venta la mayor cartera en dos años: 400 millones de activos tóxicos
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia.

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia. EP

Resumen:

Bankia acelera el saneamiento de su balance y lanza una de las mayores operaciones de los últimos años.

Acaba de poner en venta una cartera de activos tóxicos valorada en 400 millones de euros, compuesta mayoritariamente por créditos fallidos con garantía inmobiliaria, según ha podido saber El Independiente. 

La cartera, bautizada como Proyecto Beetle, es una de las operaciones de mayor envergadura del grupo desde, al menos, diciembre de 2015, cuando vendió una cartera valorada en 645 millones de euros.

La última transacción para reducir activos problemáticos se ha cerrado en el primer trimestre de este año con la venta de Proyecto Giants.

Bankia acelera el saneamiento de su balance y lanza una de las mayores operaciones de los últimos años. Acaba de poner en venta una cartera de activos tóxicos valorada en 400 millones de euros, compuesta mayoritariamente por créditos fallidos con garantía inmobiliaria, según ha podido saber El Independiente. 

La cartera, bautizada como Proyecto Beetle, es una de las operaciones de mayor envergadura impulsadas por el grupo desde, al menos, diciembre de 2015, cuando vendió una cartera valorada en 645 millones de euros.

La entidad ya ha vendido este trimestre una certera de 290 millones bautizada como Proyecto Giants

La última transacción de Bankia para reducir activos problemáticos se ha cerrado en el primer trimestre de este año. Se trata de Proyecto Giants, con cuya venta el grupo que preside José Ignacio Goirigolzarri se ha librado de cerca de 290 millones de activos tóxicos.

En el conjunto de 2017, vendió tres carteras de deuda cuyo valor total ascendió a 300 millones. En septiembre, cerró una valorada en 100 millones de euros. En junio, se deshizo de otro paquete de deuda en situación dudosa y fallida por 100 millones. Un meses antes, en marzo, se desprendió de la cartera Gold, de 102,97 millones, en la que predominaba el riesgo promotor y cuyos créditos estaban respaldados por garantías inmobiliarias.

Grandes carteras

Proyecto Beetle es la mayor operación que Bankia lanza desde diciembre de 2015. Unos meses antes, en septiembre, el grupo anunció la venta de una cartera de crédito de 1.206 millones de euros vinculada al sector inmobiliario. Es, probablemente, la mayor transacción en bloque que realiza la entidad nacionalizada.

Bankia anunció durante la presentación de su plan estratégico 2018-2020 que una de sus prioridades será la reducción de los activos problemáticos (tanto dudosos como adjudicados), por valor de 8.800 millones de euros, hasta dejar el saldo total de esta partida en los 8.400 millones.

Así, la ratio de activos problemáticos descenderá por debajo del 6%, menos de la mitad que a cierre de 2017, en términos brutos, mientras que la tasa de morosidad se rebajará hasta el 3,9%. La tasa de cobertura de estos activos se situará en el 56% y el coste del riesgo (provisiones sobre riesgo crediticio) supondrá 24 puntos básicos.

Gestión del riesgo

En 2017 la entidad continuó mejorando la calidad de los activos. Sin considerar los activos aportados por BMN en la fusión, los riesgos dudosos se redujeron en un 15,1% respecto a diciembre de 2016, totalizando 9.740 millones de euros al cierre de año.

Bankia explicó durante la presentación de sus cuentas que “la mayor parte de esta caída fue orgánica como consecuencia de las menores entradas en mora y la buena gestión de las recuperaciones, aunque también ha contribuido al descenso la actividad de venta de carteras de crédito”.

Como consecuencia de la disminución de los riesgos dudosos, la tasa de morosidad cayó en 130 puntos básicos interanual hasta el 8,5%. Es el nivel de mora más bajo desde el segundo semestre de 2012.

La entidad también destacó “la trayectoria favorable de la cartera de inmuebles adjudicados”, cuyo saldo neto contable sin contar BMN se redujo un 14,5% en el último año. Bankia formalizó la venta de 8.430 inmuebles, un 20,2% del stock existente al inicio del año.

La fusión con BMN ha aportado riesgos dudosos a Bankia por importe de 2.377 millones de euros. Tras la integración de estos riesgos la ratio de morosidad sube al 8,9%. Además, los activos adjudicados netos de BMN aportados en la fusión ascienden a 1.474 millones de euros
al cierre de año.