Economía

Aena rechaza tomar el control total de Londres-Luton y ya espera un nuevo socio

El grupo se conforma con el 51% que mantiene en el centro londinense y descarta quedarse con el 49% en manos del fondo Ardian, sobre el que tenía derecho de compra preferente.

El aeropuerto de Londres-Luton.

El aeropuerto de Londres-Luton. London Luton Airport

Aena ha optado por no tomar el control total del accionariado del aeropuerto de Londres-Luton. El consejo de administración del grupo, reunido este jueves de manera extraordinaria, ha descartado comprar el 49% del capital del tercer aeropuerto londinense que había puesto a la venta su socio Ardian. Aena se quedará con la participación de control del 51% como hasta ahora y espera ya la entrada de un nuevo socio financiero.

Aena y el fondo de inversión Ardian compraron en 2013 a Abertis la concesión del aeropuerto de Londres-Luton por 508 millones de euros. Ahora Ardian busca hacer caja y quiere desprenderse de su paquete accionarial en Luton. Aena, según el acuerdo entre ambos socios, tenía un derecho preferente de adquisición sobre el 49% que no controla.

El consejo de administrción de Aena, según subraya el grupo en un hecho relevante remitido a la CNMV, «no considera aceptables las condiciones económicas» solicitadas por Ardian para venderle su participación, aunque no desvela el precio fijado por el paquete. Según las estimaciones de analistas, la compra de ese paquete accionarial podría haberle habría supuesto a Aena un desembolso que rondaría los 325 millones de euros. El precio se habría disparado en relación al importe al que se compró en 2013 por la buena marcha del tráfico del aeropuerto y con los acuerdos con aerolíneas para seguir creciendo.

El propio presidente de Aena, Jaime García-Legaz, ya había enfriado la posibilidad de ejercer el derecho de compra en un encuentro con inversores y analistas, como adelantó El Independiente. El máximo ejecutivo del gestor aeroportuario, controlado por el Estado español en un 51%, ya advirtió de que no estaba interesado en comprar la participación de Ardian a “cualquier precio”.

De hecho, la dirección de Aena veía la desinversión de Ardian más como “una oportunidad para dar entrada a un nuevo socio financiero” en la concesionaria de Luton que para tomar el control total de la compañía, según varios de los informes de los inversores presentes en la reunión con García-Legaz.

Comentar ()