El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán comparte la recomendación de la Comisión de Expertos de mantener la generación nuclear en el ‘mix’ energético y alargar la vida útil de las centrales. Eso sí, bajo un marco que garantice su viabilidad económica.

En una conferencia con analistas para presentar los resultados del primer trimestre, Galán coincidió con el documento de los expertos en que para lograr los objetivos de emisiones «será necesario utilizar energía nuclear, aunque con una situación adecuada». A este respecto, insistió en que serán necesarias «enormes inversiones» para prolongar la vida operativa de las centrales nucleares.

Por otra parte, Galán destacó los buenos datos de producción en este arranque del año y señaló que, después de un abril especialmente bueno, la producción total del grupo crece actualmente un 9% con respecto al año anterior, por lo que prevé «un año medio en su conjunto normal».

Puja en Brasil

El presidente de Iberdrola también ha valorado ante los analistas «el encaje estratégico y geográfico» para la filial brasileña del grupo, Neoenergia, de la adquisición de Eletropaulo. La empresa española se encuentra en plena puja por esta compañía, junto a la italiana Enel y Energisa.

En una conferencia con analistas para presentar los resultados del primer trimestre, Galán señaló las sinergias significativas que supondrían la compra de Eletropaulo, aunque subrayó que la oferta se trata de una operación de Neoenergia, donde Iberdrola, que es un socio importante con una participación del 52,4%, «está en el consejo y apoya la operación».

Así, indicó que la decisión de lanzarse a por Eletropaulo fue de «todos los miembros del consejo» de Neoenergia, donde es socio de Banco do Brasil y Previ, al considerar que «encaja y se complementa perfectamente».

Resultados trimestrales

Iberdrola obtuvo un beneficio neto de 838 millones en el primer trimestre del año. La cifra representa un incremento del 1,2% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior y refleja, según la compañía, el crecimiento en todos sus negocios.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) alcanzó a cierre de marzo los 2.323,5 millones de euros, disparándose un 24% frente a hace un año, informa Europa Press. El beneficio neto ordinario se incrementó un 28,5%, hasta los 769,9 millones de euros, con lo que más que compensa los 255 millones de euros de extraordinarios registrados en el primer trimestre del pasado ejercicio.

Así, el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán confirmó sus previsiones para 2018 de un Ebitda al cierre del ejercicio de más de 9.000 millones de euros y un beneficio neto cercano a los 3.000 millones de euros.

En lo que respecta a las inversiones del grupo, aumentaron un 14% en el periodo de enero a marzo, hasta alcanzar los 1.185 millones de euros. De este importe, un 77% se destinaron a negocios de redes y energías renovables, de acuerdo con las Perspectivas Estratégicas 2018-2022 de Iberdrola, presentadas el pasado mes de febrero.

Además, la eléctrica continuó avanzando en eficiencia, que se sitúa en el 25% al final del primer trimestre de este año debido a una mejora de 80 puntos básicos en su ratio gasto operativo neto sobre margen bruto.

Ganancias de sus filiales

Los resultados de la energética se vieron consolidados por el buen comportamiento de sus filiales. Así, Avangrid, su filial en Estados Unidos, registró un beneficio neto de 243 millones de dólares (unos 199 millones de euros), un 7% más; mientras que las ganancias de Neoenergia, su filial brasileña, ascendieron a 288 millones de reales brasileños (unos 68,35 millones de euros), un 98% más.

La retribución al accionista del grupo con cargo a 2017 ascenderá a 0,323 euros brutos por acción, un 4,2% más, tras aprobar la junta general una nueva edición del programa ‘Iberdrola Retribución Flexible’, que se traducirá en el pago de 0,183 euros brutos por acción el próximo mes de julio.