Economía

El empleo público acaricia cifras récord y ‘salva’ el inesperado bache en el empleo hasta marzo

Gana peso el empleo a tiempo parcial y cae la contratación entre los menores de 40 años

logo
El empleo público acaricia cifras récord y ‘salva’ el inesperado bache en el empleo hasta marzo
La ministra de Empleo, Fátima Báñez.

La ministra de Empleo, Fátima Báñez. Europa Press

Resumen:

El número de ocupados disminuyó en 124.100 personas entre enero y marzo de este año, el peor dato en este periodo desde 2014, hasta los 18.874.200 empleados, según la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al primer trimestre del año. Un bache inesperado para un Gobierno que, ahora más que nunca, se encomienda a la buena marcha del empleo y al incremento de las cotizaciones sociales para poder afrontar una subida de las pensiones de nuevo con el IPC.

Pero la cosa podría haber sido peor, puesto que esta cifra se ha visto maquillada por un incremento de la ocupación en el sector público de 31.000 personas, hasta superar los 3,1 millones de empleados en la Administración, cerca ya del máximo alcanzado en el tercer trimestre de 2011, cuando se registraban 3,3 millones trabajadores en la Administración, antes de los recortes de las pagas extras y otros derechos.

Este incremento se concentra especialmente en las comunidades autónomas, donde el número de ocupados ha crecido en más de 20.000 personas, frente al descenso de 2.800 en la Seguridad Social. Al respecto, el sindicato de funcionarios CSI-F advierte de que este incremento lleva aparejada una gran carga de temporalidad y precariedad. Según señala, actualmente hay 407.700 personas con contrato de interinidad y solo en este último año, en relación al mismo periodo de 2017, se han realizado 44.200 contratos interinos nuevos.

El número de ocupados disminuyó en 124.100 personas entre enero y marzo de este año, el peor dato en este periodo desde 2014, hasta los 18.874.200 empleados, según la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al primer trimestre del año. Un bache inesperado para un Gobierno que, ahora más que nunca, se encomienda a la buena marcha del empleo y al incremento de las cotizaciones sociales para poder afrontar una subida de las pensiones de nuevo con el IPC.

Pero la cosa podría haber sido peor, puesto que esta cifra se ha visto maquillada por un incremento de la ocupación en el sector público de 31.000 personas, hasta superar los 3,1 millones de empleados en la Administración, cerca ya del máximo alcanzado en el tercer trimestre de 2011, cuando se registraban 3,3 millones trabajadores en la Administración, antes de los recortes de las pagas extras y otros derechos.

Este incremento se concentra especialmente en las comunidades autónomas, donde el número de ocupados ha crecido en más de 20.000 personas, frente al descenso de 2.800 en la Seguridad Social.

Al respecto, el sindicato de funcionarios CSI-F advierte de que este incremento lleva aparejada una gran carga de temporalidad y precariedad. Según señala, actualmente hay 407.700 personas con contrato de interinidad y solo en este último año, en relación al mismo periodo de 2017, se han realizado 44.200 contratos interinos nuevos.

Además, la caída de la ocupación también se ha visto amortiguada por el incremento en 5.900 trabajadores autónomos respecto al trimestre anterior.

El empleo cae en las empresas

Por tanto, el grueso del mal dato de la EPA de este primer trimestre se localiza principalmente en el sector privado y, dentro de éste, en el empleo temporal (127.800 menos, frente a 1.400 indefinidos). Y es que la ocupación en las empresas ha descendido en 155.200 personas.

En análisis de los flujos refleja que este descenso se debe principalmente a una caída de la contratación, más que a una destrucción de empleo. Así, en el primer trimestre se produjo una entrada de empleados en el mercado laboral inferior en 47.000 personas respecto al mismo trimestre del año anterior, y una salida de 1.600 personas más.

El análisis por sectores reflejan que estas cifras están engarzadas con el final de la temporada navideña. Así, el descenso del empleo se concentra especialmente en los servicios, nutridos en gran medida por empleo temporal, donde se han perdido 110.500 empleados. Más preocupante es la reducción de 34.900 empleos en la industria. En cambio, se producen aumentos en la agricultura (13.100) y en la construcción (8.200), que sigue reflejando el renacer del ‘ladrillo’.

La caída del empleo se concentra en los servicios y la industria

En cualquier caso, todas estas cifras son una fotografía fija del mercado laboral en el primer trimestre del año. En términos interanuales, la ocupación ha crecido un 2,3%, hasta 435.900 personas, gracias al tirón de Cataluña (105.300 personas), Comunidad de Madrid (92.300) y Canarias (69.800). De ello se entiende que la creación de empleo prosigue, pero a un menor ritmo.

Ahora bien, también en esta comparativa se observa que el empleo en el sector privado presenta una variación anual del 1,97%, frente a un incremento del 4,4% en la Administración.

Cae el empleo entre los jóvenes y a tiempo completo

Llama la atención en cambio que, dentro de la bajada generalizada del empleo, se observan incrementos en los grupos de entre 40 y 44 años, de 45 a 49 año y de 55 o más, especialmente en el segundo, en el que se registra una subida de la contratación de 18.600 personas. En cambio, por debajo de los 40 años, la tónica general es de bajada de la ocupación. De hecho, en el grupo de entre 35 y 39 años se registra un descenso de hasta 58.100 personas. Estas cifras también tienen que ver con la presencia de los menores de 40 años en el sector servicios.

En cambio, otro dato a destacar es que la disminución del empleo entre enero y marzo carga las tintas sobre el empleo a tiempo completo, con 133.100 personas menos, mientras que los ocupados a tiempo parcial aumentan en 8.900 personas. De este modo, vuelve a subir el peso del empleo a media jornada, que roza el 15%. En el último año, en cambio, el empleo a tiempo completo ha subido en 495.900 personas, frente a la rebaja de 60.000 a tiempo parcial.

Sube el paro de larga duración

El reverso de esta caída del empleo es una subida del paro en 29.400 personas. De esta forma, el paro se sitúa roza los 3,8 millones de personas, con una tasa del 16,7%, a la que también ha contribuido el descenso de la población activa en 94.700 personas. En este caso, el paro vuelve a aumentar hasta en 51.600 personas en los grupos de entre 26 y 54 años y en 20.700, entre los de 55 años o más.

Por nacionalidad, el paro sube sobre todo entre los extranjeros (15.500), antes que entre los españoles (13.900). Como resultado, la tasa de paro de los nacionales alcanza el 15,7%, mientras que la de los extranjeros supera el 24%.

Otro dato que muestra la realidad de los flujos de entrada y salida del paro es el incremento en 37.400 personas del paro de larga duración, que contrasta con la reducción en 46.900 personas entre aquellos que buscan su primer empleo. Ya son alrededor de los 1,9 millones de personas las que llevan un año o más en busca de un empleo.

No obstante, el número de jóvenes en paro menores de 25 años bajó en 42.900 personas en el primer trimestre del año, un 7,6% respecto al trimestre anterior, situándose la cifra total de jóvenes en situación de desempleo en 515.200 al finalizar marzo. La tasa de paro juvenil se situó así en el 36,3% a cierre del primer trimestre, tasa 1,1 puntos inferior a la del trimestre anterior (37,4%) y algo más de cinco puntos por debajo de la de hace un año (41,6%).

Suben los hogares con todos sus miembros en paro

Por último, los hogares con todos sus miembros en paro subieron en 31.300 en el primer trimestre, un 2,6% más respecto al trimestre anterior, hasta situarse en 1.241.800. No obstante, en el último año, los hogares con todos sus miembros en paro descienden en 152.800, con un retroceso en términos relativos del 10,9% respecto al primer trimestre del año pasado.

Por su parte, los hogares con todos sus integrantes ocupados bajaron en 45.700 en relación al trimestre anterior (-0,4%), hasta un total de 10.169.300 hogares. Sin embargo, en términos interanuales, hay ahora 337.300 hogares más con todos sus miembros ocupados que un año antes (+3,4%).