Economía | Empresas

Deutsche Bahn desafía a Renfe y pide competir en la línea Oporto-Vigo

Arriva, filial española de la empresa pública alemana, solicita a la CNMC ser la primera en romper el monopolio de Renfe en el transporte de viajeros

logo
Deutsche Bahn desafía a Renfe y pide competir en la línea Oporto-Vigo
Un tren de la Deutsche Bahn viaja por Alemania.

Un tren de la Deutsche Bahn viaja por Alemania. DB

Resumen:

Arriva, una empresa de autobuses que opera en España participada 100% por el estado alemán a través del operador ferroviario Deutsche Bah, ha pedido entrar a operar transporte de viajeros en tren en España. Es decir, convertirse oficialmente en la primera empresa en competir con Renfe, que tiene el monopolio del transporte de viajeros por ferrocarril.

“El grupo Arriva, a través de la compañía Arriva Spain Rail, ha solicitado a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) su aprobación para operar una nueva línea ferroviaria entre A Coruña y la ciudad portuguesa de Oporto”, reza una nota de la compañía. “Con esta iniciativa, la compañía pretende reforzar la conexión internacional entre Galicia y el norte de Portugal, dos territorios con un gran dinamismo socioeconómico e intensas relaciones de movilidad entre ellos”.

La intención de Arriva-DB es operar en el transporte internacional de viajeros, un mercado que en teoría se halla liberalizado desde 2010: Air Nostrum (a través de su filial Intermodalidad del Levante SA, Ilsa) intenta desde junio de 2017 abrir una vía de negocio para operar la línea Madrid-Barcelona-Montpellier, de alta velocidad. El Oporto-Vigo es un tren convencional, incapaz de coger los 300 kilómetros por hora, a diferencia de la línea Barcelona-Madrid. El objetivo es operar a mediados de 2019, siempre según Adif.

Objetivo, 2019

El IV Paquete Ferroviario de la UE permite a los estados miembros liberalizar sus líneas de tren: aunque no será obligatorio, los países podrán hacer que sus operadores ferroviarios compitan con otros privados, siempre que éstos consigan trenes con los que transportar viajeros y personal experto en trenes. Deutsche Bahn no necesita nada de eso, ya que tiene experiencia en ambos menesteres.

El servicio propuesto por la compañía alemana contemplaría paradas en las estaciones de A Coruña, Santiago de Compostela, Pontevedra y Vigo Guixar, en cuanto al territorio español se refiere. En Portugal pararía en Valença do Minho, Nine y Porto Campanha, según informó la empresa en un comunicado. El trayecto tiene 342 kilómetros de longitud y el tiempo de viaje son dos horas y 46 minutos.