«Gracias a mi amigo Olaf. Es un placer recibirlo en Madrid». El jefe del gobierno español, Pedro Sánchez, ha querido mostrar su cercanía con el canciller alemán, Olaf Scholz, a quien ha llamado en reiteradas ocasiones por su nombre de pila. «Quiero agradecerte el compromiso europeísta», ha dicho. Le ha atribuido el éxito de los fondos de recuperación europeos y el programa SURE, que impulsó el gobierno anterior, encabezado por la canciller Angela Merkel y con Scholz como vicecanciller. «Cuando resolvemos conjuntamente los problemas en la UE es cuando mejor nos va», ha remarcado el canciller alemán, en relación al hito que supusieron los fondos europeos. Sin embargo, ha remarcado cómo el pacto de cohesión fue «la base para crear los fondos de recuperación». Es decir, defiende el rigor fiscal, mientras que España ve que la pandemia marca un antes y un después.

Ha pedido Sánchez que en España no se haga de los fondos europeos «una cuestión partidista». Y Sánchez ha remarcado: «Abrimos una nueva etapa: España y Alemania unidas vamos más lejos». A Sánchez le ha gustado presentar el encuentro como una reunión de camaradas socialdemócratas. «La revolución del respeto y la dignidad es la revolución pendiente en Europa y en España. Reivindico la palabra ‘respeto’, que sintetiza la propuesta socialdemócrata. Significa la dignificación de las condiciones de vida de los ciudadanos», ha dicho el presidente del gobierno español. El canciller alemán ha reconocido que se conocen desde hace tiempo en foros socialdemócratas y que esperan del futuro «una UE fuerte y soberana, con progreso tecnológico y una agenda verde, y el respeto por los ciudadanos», ha dicho.

«Me quedo con dos resultados concretos. Hemos decidido que vamos a volver a celebrar la cumbre bilateral hispano-alemana y nos toca en España, tras posponerlas por la pandemia y el ciclo electoral en Alemania. Nuestras relaciones son extremadamente densas, con una gran interacción entre nuestras sociedades civiles. En el ámbito cultural en 2022 España es el país invitado de la Feria del Libro de Fráncfort. En segundo lugar, hoy iniciamos una nueva etapa en nuestra colaboración a nivel europeo. España y Alemania han logrado grandes cosas cuando van de la mano. Nuestra sintonía está al servicio de la Unión Europea».

«Compartimos la visión sobre el progreso social y económico. Queremos devolver la dignidad, y el respeto, a nuestros trabajadores, nuestros jóvenes, nuestros mayores. Hemos de dar empuje a la Europa social, como dice Olaf», ha dicho Sánchez.

«Coincidimos en que las reglas fiscales actualmente suspendidas son complejas. Han de reformarse para responder al reto climático y la transición digital, al tiempo que mantenemos la sostenibilidad de las finanzas», ha añadido. Ha dicho que el gobierno de España aborda el debate «desde una perspectiva integradora y constructiva, sin bloques».

Las reglas están para cumplirse. Todo el mundo, sin excepción, ha de atenerse a las normas»

scholz y sánchez sobre djokovic

En relación a la pandemia, Sánchez ha subrayado que «ningún país puede dar lecciones a otro». Ha declarado que espera que pronto se pueda pasar de pandemia a endemia. Scholz ha elogiado la tasa de vacunación de España.

Sobre el caso Djokovic, tanto Sánchez como Scholz han dicho que «las reglas están para cumplirse y que todo el mundo ha de atenerse a las normas». El presidente del gobierno español ha citado al tenista Rafael Nadal al referirse al sufrimiento de quienes han muerto o han sufrido pérdidas en su entorno.

Grave situación en Ucrania

Scholz ha confirmado que «España y Alemania son dos buenos amigos y así seguirá siendo en el futuro». Lo que nos une es «una Europa soberana y un orden internacional basado en valores». Según el canciller alemán, es un placer pensar que siempre podemos contar con España. Ha aludido a la cumbre de la OTAN, que se celebrará en España.

Es muy importante que se den pasos hacia la desescalada. Una invasión traería graves consecuencias»

olaf scholz, canciller alemán

Ha confirmado que han hablado sobre la crisis en la frontera europea, en Ucrania. «Es muy importante ver pasos inequívocos hacia la desescalada. Una invasión traería graves consecuencias políticas y económicas. Sería muy perjudicial para todos». Sánchez ha suscrito lo dicho por Scholz. Ambos han hecho un llamamiento al diálogo.

Hay posiciones diferentes sobre cómo abordar la crisis energética, como ya se vio en cumbres anteriores. Sí coinciden en la ampliación de las energías renovables. Ha reconocido el canciller alemán que les ha faltado tiempo para abordar más asuntos. Es el primer encuentro bilateral que mantienen los dos mandatarios socialdemócratas desde que Olaf Scholz sucedió a la conservadora Angela Merkel al frente de Alemania, en diciembre pasado. También es la primera visita a un dirigente extranjero que realiza Scholz en 2022.

El jefe del gobierno español y líder del PSOE ha querido presentar este encuentro con el canciller socialdemócrata alemán como una muestra del resurgir de la socialdemocracia europea. En realidad, el gobierno alemán es tripartito por primera vez en la Historia: lo conforman SPD, liberales y Verdes. La victoria de Scholz tuvo mucho que ver con su pragmatismo personal, su papel como vicecanciller de Merkel, y el desgaste de la CDU. De hecho, como publica este lunes el Frankfurter Allgemeine Zeitung, el SPD pierde militantes. Terminó el año por debajo de los 400.000, una marca simbólica.

Olaf Scholz y Pedro Sánchez han almorzado juntos en el Palacio de la Moncloa. También ha estado presente el ministro español de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares. Sin embargo, la jefa de la diplomacia alemana, Annalena Baerbock, no ha acompañado al canciller alemán. Hoy se encuentra en Kiev y mañana martes realiza su primera visita al Kremlin. La crisis por la temida invasión de Ucrania y el gasoducto Nord Stream 2 figuran en su agenda. «Los movimientos de tropas en la frontera plantean un riesgo. Hay que hacer lo posible para evitar una intervención militar. La soberanía y la integridad de las fronteras hay que respetarla», ha subrayado Scholz. «Cualquier amenaza tendría un alto coste».

Los socialdemócratas ganaron las elecciones del pasado 26 de septiembre pero han necesitado aliarse con Verdes y liberales para gobernar. Olaf Schoz, que era vicecanciller y ministro de Economía en el último gabinete de Merkel, goza de un 65% de popularidad, según el último barómetro político de la cadena de televisión ZDF.

Es la quinta visita al exterior que realiza el canciller alemán, Olaf Scholz, desde que fue elegido en el Parlamento federal el pasado 8 de diciembre. El sucesor de Angela Merkel, con quien cogobernó, viajó primero a París, luego a Bruselas, y a continuación a Varsovia y a Roma. Italia, con Mario Draghi como jefe del Consejo de Ministros, está revitalizando su posición en la Unión Europea. También acaba de firmar el Tratado del Quirinal con Francia.

Agenda diplomática de Sánchez

Este encuentro con Scholz se da a continuación de las entrevistas telefónicas que mantuvo Sánchez con el presidente francés, Emmanuel Macron, el jueves pasado, y con el primer ministro británico, Boris Johnson. Con Macron la conversación trató sobre la próxima cumbre de la OTAN, que se celebra en Madrid el 29 y 30 de junio. Francia ejerce este semestre la presidencia rotatoria de la UE.

También el jueves 13 de enero Sánchez habló con Boris Johnson, contra las cuerdas por el escándalo del Partygate. La conversación también se centró en el necesario fortalecimiento fortalecimiento del vínculo transatlántico, la preocupante situación en Ucrania, y la voluntad mutua de un acuerdo entre la UE y el Reino Unido sobre Gibraltar. Johnson ha insistido en la necesidad de hallar una solución para el Protocolo sobre Irlanda del Norte.

Queda patente con estas citas diplomáticas de Pedro Sánchez como España aborda una tarea crucial al ser sede de la cumbre de junio de la OTAN, en la que se definirá el nuevo Concepto Estratégico para la próxima década.