Europa | Internacional

El socialdemócrata Olaf Scholz sucede a Angela Merkel como canciller de Alemania

Con 395 votos a favor, logra la luz verde del Bundestag con 21 menos que la suma de socialdemócratas, liberales y Verdes

Olaf Scholz, con mascarilla negra, recibe el aplauso de los diputados alemanes en el Bundestag

El socialdemócrata Olaf Scholz, con mascarilla negra, recibe el aplauso de los diputados en el Bundestag. EFE

Continuidad en la acción exterior. Cambios en la política doméstica. Arranca el gobierno tripartito del canciller socialdemócrata, Olaf Scholz (Osnabrück, 1958), que ha recibido el apoyo de 395 votos en el Bundestag alemán. Han votado en contra 303 diputados y seis se han abstenido. Encabeza por primera vez en la historia federal un gobierno de socialdemócratas, liberales y verdes. Una vez elegido acude al Palacio de Bellevue, para que el presidente federal, Frank-Walter Steinmeier, confirme la designación. Scholz es el noveno canciller de la República Federal de Alemania.

El voto en el Parlamento federal, que consta de 736 diputados, para designar al canciller federal es secreto. Necesitaba al menos 369. Los tres partidos de la coalición cuentan con 416. Ha logrado 21 menos, probablemente de la izquierda de los Verdes. «Le deseo mucha fuerza en su tarea», ha dicho Bärbel Bas, al anunciar la elección. Aplausos y flores, como es tradición.

Ha presidido esta histórica sesión la socialdemócrata Bärbel Bas, que ha sucedido a Wolfgang Schäuble. Es el segundo cargo más importante en el Estado en el orden protocolario después del presidente federal, el también socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier. Canciller, presidente federal y presidenta del Parlamento son socialdemócratas ahora en Alemania. Scholz es el cuarto canciller socialdemócrata de la República Federal después de Willy Brandt, Helmut Schmidt y Gerhard Schröder.

Su antecesora, Angela Merkel, ha visto la sesión desde la tribuna de invitados.Este miércoles ha concluido la era Merkel. La canciller alemana se retira después de 5.860 días en el poder, solo diez menos que su mentor, Helmut Kohl, que mantiene su récord como gobernante más longevo. Merkel es la primera canciller que se retira voluntariamente. Ha recibido una sonora ovación en el Parlamento federal. Solo los 82 ultraderechistas de Alternativa para Alemania se han negado a este homenaje. Merkel ha sido su azote.

Los tres partidos firmaron el acuerdo de gobierno este martes. Es el fruto de las negociaciones que encabezaron Olaf Scholz, los verdes Robert Habeck y Annalena Baerbock y el liberal Christian Lindner después de las elecciones del 26 de septiembre. El acuerdo cuenta con 177 páginas y propone un cambio revolucionario hacia la economía verde y la digitalización del país. Impulsa además el rumbo europeísta de Alemania.

El 26 de septiembre el SPD fue el partido más votado: cuenta con 206 diputados; los Verdes lograron un resultado histórico, aunque por debajo de lo esperado, y la Unión (CDU y CSU), aunque quedó en segundo puesto, se hundió como nunca antes desde la creación de la República Federal. El partido de Merkel está ahora en proceso de búsqueda de nuevo líder. El ex rival de Merkel, Friedrich Merz, tiene esta vez posibilidad de cumplir su sueño.

Ministras de Exteriores, Interior y Defensa

Alemania pierde a una canciller pero por primera vez cuenta con un gobierno paritario, o casi. Scholz cuenta con ocho ministros y ocho ministras. Al presentar a los nuevos ministros, el líder socialdemócrata dijo: «La seguridad va a estar en manos de las mujeres fuertes de este gobierno. Mujeres y hombres conforman a partes iguales el país y así debe reflejarse en el poder. Estoy muy orgulloso de haber conseguido hacer este gabinete».

La líder de los Verdes, Annalena Baerbock, es desde este miércoles la primera ministra de Exteriores de la República Federal. Baerbock, que cumple 41 años el 15 de diciembre, convencida europeísta, es partidaria de una línea más dura con Rusia y China.

También por primera vez una mujer es ministra del Interior: Nancy Faeser, que ha prometido «combatir la mayor amenaza que enfrenta nuestra democracia liberal: el extremismo de ultraderecha». Christine Lambrecht será titular de Defensa, como antes fueron las conservadoras Ursula von der Leyen y Annegret Kramp-Karrenbauer.

En total, son socialdemócratas siete ministros, además del canciller (cuatro mujeres), cinco pertenecen a los Verdes (cuatro mujeres) y cuatro liberales (una mujer). El nombre más esperado ha sido el del ministro de Sanidad, dada la grave crisis por la epidemia del coronavirus que padece Alemania. El uevo ministro de Sanidad es Karl Lauterbach, un conocido epidemiólogo, muy activo en redes sociales. Ningún ministro procede del Este.

El ‘retiro’ de Merkel

Una de las incógnitas que muchos tienen hoy en mente es qué hará la canciller saliente a partir de ahora. Es difícil imaginarse las fotos de familia de las cumbres europeas sin ella. O las sesiones parlamentarias del Bundestag sin su participación. Pero así será.

Hasta el último minuto ha estado pendiente de todo. De hecho, el martes aún hablaba con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sobre la situación en Ucrania, antes y después de su conversación virtual con el presidente ruso, Vladimir Putin.

En su último podcast en sus 16 años en el poder, la canciller Merkel ha pedido a los alemanes que se vacunen. «Vacúnense. La primera vez, o el refuerzo. Cada vacuna cuenta». Esta cuarta ola está siendo dramática en Alemania, donde incluso algunos han demandado un nuevo confinamiento, algo que rechaza en principio el nuevo canciller, Olaf Scholz.

Una vez que descanse y se haga a la idea de su nueva situación, Merkel buscará su sitio. Contará con una oficina en el Bundestag y con un equipo de nueve personas a su cargo. Dada su laboriosidad, es posible que se vuelque con alguna de sus preocupaciones como el multilateralismo o la defensa de la democracia liberal.

De momento seguirá en Berlín, ya que su marido, el científico Joachim Sauer, tiene contrato como investigador en la Humboldt hasta 2022. Los dos disfrutan de la ópera y de los paseos al aire libre, pero la canciller, que seguirá siéndolo aunque de facto será ex canciller, sabrá encontrar dónde seguir aportando a la sociedad.

Te puede interesar

Comentar ()