Esta semana tiene lugar una reunión trascendental en Madrid para el sector inmobiliario: el selecto Club Gri, una especie de Club Bildeberg del ladrillo con influencia a nivel mundial, se reúne en el Hotel Palace de Madrid este martes y miércoles 22 y 23 de mayo. Durante dos días, hablarán de las grandes operaciones que se desarrollan en la capital -con decenas de miles de viviendas y oficinas previstas-, de oportunidades de inversión que van desde los hoteles hasta las residencias de personas mayores e incluso estarán en contacto con autoridades institucionales, caso de altos cargos del Ayuntamiento de Madrid.

La noticia de la cumbre no ha pasado desapercibida en un momento caliente para la compraventa de casas: grupos pro derecho a la vivienda y anti desahucios han convocado protestas ambos días frente al Palace. Al meeting de Madrid acuden decenas de fondos de capital riesgo (también llamados peyorativamente fondos buitre), socimis, entidades financieras, joints ventures o filiales de multinacionales: Caixabank, Sabadell, Kennedy Wilson, Morgan Stanley, Metrovacesa, Clifford Chance, OHL, Deloitte, Stoneweg, Kronos, Colonial, Merlin Properties, Oaktree… Así hasta casi el centenar. Habrá figuras conocidas, como la de Trinitario Casanova, propietario efímero del Edificio España. Y la Sareb, el banco malo.

Tres altos cargos de Urbanismo acudirán al Palace, pero no el delegado ni Luis Cueto

El Ayuntamiento de Madrid, gobernado por la coalición de izquierdas Ahora Madrid, enviará a tres altos cargos del área de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS, antes Urbanismo) para reunirse con los fondos el martes, según diversas personas. “No acudirá el delegado José Manuel Calvo”, confirman fuentes extraoficiales. Calvo acaba de lanzar una ofensiva para reducir drásticamente el número de pisos turísticos ante el nuevo boom de precios de los hogares y de los propios alquileres para turistas, que no paran de subir. Portavoces del Consistorio madrileño aseguran que tampoco estará presente en el Palace el coordinador de la alcaldía y mano derecha de la alcaldesa Manuela Carmena, Luis Cueto.

Representantes del Club Gri desde Londes confirman que habrá “una reunión con el ayuntamiento, únicamente para miembros del club extranjeros y locales”. “No podemos aceptar a nadie externo al club, a menos que sea un Special Guest, como en este caso lo es el Ayuntamiento de Madrid”.

Acuden fondos de capital riesgo mundiales, bancos, Sareb y hasta Trinitario Casanova

De acuerdo con el programa del Club Gri, los intereses de los promotores que acuden a Madrid se pueden resumir en tres ideas: la “disponibilidad de las licencias urbanísticas” por parte del ayuntamiento; el papel de las autoridades “para apoyar la inversión extranjera”; y la “disponibilidad de suelo” y los “proyectos inmobiliarios en curso”. Sobre esto último, los participantes en el cónclave no están únicamente interesados en la parte residencial -viviendas-, la cual constituyó la espina dorsal de la anterior burbuja hasta 2007.

Protesta convocada por colectivos anti desahucios contra el evento.

Protesta convocada por colectivos anti desahucios contra el evento.

Ahora los fondos se interesan por muchos otro tipo de inmuebles. Como reza el programa, las distintas discusiones apuntan a diferentes operaciones, predominando el sector terciario o de oficinas. No por nada, más de 1,6 millones de metros cuadrados de la Operación Chamartín -rebautizada como Madrid, Nuevo Norte– se destinarán a ese uso, coronadas por el centro de negocios más grande de España en el entorno de la estación de trenes, que será reconstruida. También están los 2,7 millones de metros cuadrados del Plan Barajas (a 40 años vista), Mahou-Calderón a punto de cerrarse, la Quinta Torre de Villar Mir, la reforma del Bernabéu… El ladrillo de Madrid bulle y hay miles de millones en juego.

La organización confirma el interés en Operación Chamartín, Mahou-Calderón…

La temática va mucho más allá de las oficinas. Una de las discusiones versará sobre residencias de estudiantes (Residencia estudiantil ¿Potencial para ampliar en gran escala o un activo de nicho para siempre?), y una de las ponencias correrá a cargo del fondo Urbania, que ha visto un nicho de negocio en esta clase de edificios y planea invertir 200 millones de euros para residencias en Madrid, Málaga o Valencia. Otro de los debates abordará el negocio de los alojamientos hoteleros: Hoteles – El sector “de moda”. Calidad vs Ubicación, ¿cuál da los mejores rendimientos?

Habrá temas más controvertidos. Como el que que introduce el título Alternativos en Residencial: “Built to Rent”, Tercera Edad, Vivienda Asistida, sobre la inversión en centros de atención para mayores. En otros paneles se valorará el papel de las joint venture y las socimi dentro del gremio. Fuentes de la organización confirman que la capital española constituye a día de hoy un terreno fértil para los inversores, especialmente ante las numerosas operaciones que han estado paralizadas en los juzgados durante años y que se han desbloqueado desde la victoria de Ahora Madrid en mayo de 2015. Ya en octubre pasado, el delegado de Urbanismo, José Manuel Calvo, habló ante miembros del Club Gri de las oportunidades de Madrid, Nuevo Norte, entonces aún con flecos pendientes de cerrar.

Habrá debates sobre inversiones en residencias de ancianos y de estudiantes, además de oficinas

 “Tenemos un privacy policy que no nos permite publicar nombres de nuestros clientes ni nuestras empresas durante el encuentro”, explican portavoces del Club Gri, “por lo que no solemos tener medios de comunicación en nuestros eventos”. Una fuente del sector ensalza las virtudes de las jornadas: “No me atrevería a decir que se trata del evento más grande en el sector inmobiliario en España, pero sí quizás el que más nivel tiene en cuanto a los perfiles de los participantes”.

Tal es la notoriedad del encuentro, que colectivos anti-desahucios han convocado una protesta (“contra-foro”, de momento no muy publicitado) en las puertas del lujoso hotel Palace, situado entre el Paseo del Prado y la Plaza de las Cortes. Esta semana trascendió que fondos como Blackstone están multiplicando hasta por cinco (un 400%) el valor de viviendas de protección oficial adquiridas en los años más duros de la crisis en Madrid, cuando gobernaba el PP en Comunidad y Ayuntamiento de Madrid, según publicó este medio. Blackstone será uno de los grandes fondos ausentes en el Club Gri.