Economía | EmpresasLOS PLANES DE FOMENTO

Macroplan inmobiliario en Barajas: oficinas, naves y un centro de ocio en el aeropuerto

De la Serna presenta una la mayor operación en España a 40 años vista con 2,7 millones de metros cuadrados y 3.000 millones de inversión

logo
Macroplan inmobiliario en Barajas: oficinas, naves y un centro de ocio en el aeropuerto
El aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

El aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Europa Press

Resumen:

Fomento ha presentado este martes 24 de abril los cimientos de una mastodóntica operación inmobiliaria en el Aeropuerto de Madrid-Barajas, la mayor de España: un proyecto de oficinas y centros de ocio que supera a la recién desatascada Operacion Chamartín y da pie a una nueva era del ladrillo en el país tras el pinchazo de la burbuja en 2007-2008 y la durísima crisis posterior, que apenas se acaba de dejar atrás.

En concreto, el ministro Íñigo de la Serna ha anunciado una operación de 920 hectáreas potenciales, 2,7 millones de metros cuadrados edificables y casi 3.000 millones de inversión, números “diez veces más grandes que los de Madrid Nuevo Norte [Operación Chamartín]”, en palabras del ministro. El Plan Inmobiliario del Aeropuerto de Madrid Barajas-Adolfo Suárez, que se desarrollará en terrenos prácticamente vecinos a los de la operación, consolida la transformación urbanística del norte de Madrid en zona residencial y de oficina

Fomento ha presentado este martes 24 de abril los cimientos de una mastodóntica operación inmobiliaria en el Aeropuerto de Madrid-Barajas, la mayor de España: un proyecto de oficinas y centros de ocio que supera a la recién desatascada Operacion Chamartín y da pie a una nueva era del ladrillo en el país tras el pinchazo de la burbuja en 2007-2008 y la durísima crisis posterior, que apenas se acaba de dejar atrás.

En concreto, el ministro Íñigo de la Serna ha anunciado una operación de 920 hectáreas potenciales, 2,7 millones de metros cuadrados edificables y casi 3.000 millones de inversión, números “diez veces más grandes que los de Madrid Nuevo Norte [Operación Chamartín]”, en palabras del ministro. El Plan Inmobiliario del Aeropuerto de Madrid Barajas-Adolfo Suárez, que se desarrollará en terrenos prácticamente vecinos a los de la operación, consolida la transformación urbanística del norte de Madrid en zona residencial y de oficinas.

Es un plan a 40 años vista, por lo que muchos capítulos del plan quedan todavía poco definidos, por no hablar de los escollos que encontrará por el camino. “Los aeropuertos son mucho más que espacios que ofrecen transportes: son instalaciones para impulsar la economía. Espacios de oportunidad para empresas. Para equilibrar estos intereses diversos se hace necesario un concepto distinto de aeropuerto”, ha arrancado De la Serna, que ha hablado durante 40 minutos sin preguntas.

Habrá de momento tres fases a desarrollar: a ocho, a 16 años y finalmente a 40. Y se prevén cuatro usos: logístico, por su cercanía con el Corredor del Henares entre Madrid y Guadalajara; Airport City, basado en un hub para empresas relacionadas con el transporte aéreo pero también con ofrecer servicios al pasajero, incluyendo hoteles; un centro de actividades aeronáuticas, porque Barajas es el centro de mayor actividad en España con 400.000 operaciones anuales; y un centro de ocio y de actividad comercial. “Es un plan flexible y dinámico”, ha dicho el titular de Fomento, dando a entender que todo puede estar sujeto a cambios.

De la Serna ha ensalzado el valor del aeropuerto. “Es el quinto aeropuerto de la UE por volumen de tráfico, con 53 millones de pasajeros en 2017: la gestión de Aena es un éxito para dotar a Madrid de infraestructuras eficientes y adaptadas”, ha señalado, citando varios premios obtenidos por la autoridad aeroportuaria en los últimos años. Igualmente, ha destacado las conexiones con América Latina y Asia, habiéndose “duplicado” los vuelos con esta última. Y ha argumentado que otros polos urbanos, como Ifema o Valdebebas, estarán muy cerca de la zona afectada.

De acuerdo con Fomento, el Plan Inmobiliario se ha diseñado de manera “flexible”: en 2018 se va a encargar a un asesor financiero el diseño de una estructura societaria, que será “la que propicie estos desarrollos”. La previsión es que en 2020 se construyan los primeros inmuebles.