Economía

Santander advierte a los grandes inversores sobre el riesgo político para Bankia

El equipo europeo de análisis del banco apunta también al riesgo de que Sareb pague por sus bonos menos rentabilidad de la pactada con Bankia

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri. EFE

A Santander le gusta Bankia, pese al recorte que acaba de aplicar al precio objetivo que otorga a sus acciones. Los analistas de Bolsa del grupo que preside Ana Botín recomiendan comprar acciones del banco nacionalizado, al que otorga un precio objetivo de 4,47 euros, lo que supone un potencial de revalorización del 37%, desde el cierre del lunes en 3,26 euros.

Sin embargo, Santander ha rebajado el precio que le otorgaba desde julio del año pasado -5,23 euros-, ante la previsión de menores beneficios en los próximos años. Además, señala varios factores que golpearían la evolución de la compañía en Bolsa.

El equipo europeo de análisis del banco señala en un informe dirigido a grandes inversores institucionales varios «riesgos de inversión», entre los que destaca el contexto político. «Los cambios políticos pueden presionar la capacidad de generar beneficios del sector bancario«. En esta línea, apunta al riesgo de «nuevas especulaciones en torno a la venta de una participación del Gobierno» y el problema que supondría «un cambio en el equipo directivo», liderado de José Ignacio Goirigolzarri. 

Santander atribuye el peor rendimiento de la acción en el último año a la participación del Estado del 61%

Santander culpa al Estado del peor rendimiento de la acción en el último año. «Desde nuestro punto de vista, el peor comportamiento relativo de la acción tiene que ver con la percepción del riesgo por el 61% del capital que controla el Gobierno y por la sensación de urgencia de venta que se transmitió a finales de 2017», manifiesta. Aun así, considera que este riesgo se ha disipado recientemente, tras las declaraciones de Economía señalando que la prioridad es maximizar el rendimiento para los contribuyentes más allá del plazo.

El otro escollo que podría penalizar a Bankia es la pretensión de la Sareb, la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria, de reducir la rentabilidad que paga por los bonos que Bankia y otras entidades recibieron a cambio de los activos inmobiliarios que le cedieron cuando se constituyó la sociedad.

Considera que un cambio en el equipo directivo penalizaría a la acción en Bolsa

Tal como publicó El Independiente, Bankia, BBVA y Abanca están en guerra con el ‘banco malo’. No están dispuestas a sacrificar sus cuentas porque los bonos emitidos por la Sareb estén dando una rentabilidad negativa cuando, según las condiciones fijadas, el cupón no podía bajar del 0%.

En cuanto a los posibles catalizadores que impulsarían el precio de la acción, Santander apunta la venta de grandes carteras de activos tóxicos y el éxito en la optimización de los activos ponderados por riesgo (RWA), así como la mejora de la remuneración al accionista, ya sea con dividendos extraordinarios o recompra de acciones. También señala, como factor que favorecería la evolución en Bolsa, el incremento de los tipos de interés.

La acción, demasiado barata para ser ignorada

Santander recuerda que Bankia se ha comportado peor que el resto de entidades europeas en lo que va de año y, tras las caídas, presenta múltiplos atractivos para entrar en el valor. «Los niveles de valoración son demasiado bajos para ignorar», sostiene. Cotiza a un PER (relación precio beneficio por acción) inferior a 9 veces, y a un precio por debajo de 0,8 veces valor de activos netos tangjbles (tNAV). Se estima que en 2020 alcanzará un ROTE (retorno sobre el capital tangible) del 8,7%.

«Más significativo», añade, es que, según sus estimaciones, «el valor podría alcanzar una rentabilidad por dividendo de en torno al 6% este año y del 8,5% en 2019 y del 11% en 2020, si el banco cumple su compromiso de repartir 2.500 millones entre sus accionistas entre 2018 y 2020 si su ratio de capital CT1 completamente implementado supera el 12%».

El grupo que preside Ana Botín aplaude el exceso de capital de Bankia, que podría destinarse a más dividendos

Santander valora positivamente que la entidad gozará de exceso de capital, incluso repartiendo dividendos extraordinarios. «Creemos que Bankia puede volver fácilmente al ratio de capital del 13% FL CET1 que alcanzó antes de la compra de BMN a finales de este año. Debería mantener este nivel de solvencia en los próximos años. La recompra de acciones es otra opción. Si la entidad se decanta por esta posibilidad, creemos que podría comprar el 13% de sus propias accioniones, elevando el beneficio por acción (BPA) un 14% y la relación entre el valor neto de los activos tangibles y la acción un 15%», explican.

Junto a ello, «la optimización de los activos ponderados por riesgo (RWA) procedentes de Bankia y BMN podría potencialmente elevar hasta un máximo de 280 puntos básicos el ratio de capital CET 1 completamente implementado».

Indican que el recorte del 14% del precio objetivo, desde 5,23 euros hasta 4,47 euros, responde a la reducción de las estimaciones de beneficios que se sitúa en un 26% para este año y un 15% para 2019, asumiendo un retraso en la subida de los tipos de interés.

Comentar ()