Economía | Empresas

Moody’s ve a Inditex y El Corte Inglés listos para competir con los gigantes online

Un informe de la agencia augura que el volumen de negocio minorista por Internet en España se elevará un 83% hasta 2022 y alcanzará los 15.000 millones de euros

logo
Moody’s ve a Inditex y El Corte Inglés listos para competir con los gigantes online
Moody's ve a Inditex y El Corte Inglés preparadas para afrontar la amenaza online.

Centro Comercial de El Corte Inglés en Albacete. El Corte Inglés

Resumen:

Moody’s augura que el comercio online en España experimentará un fuerte crecimiento en el próximo lustro, hasta alcanzar los 15.000 millones de euros en 2022, un 83% por encima de los niveles a cierre de 2017.

Pese a los estragos que la competencia por Internet está causando en las empresas de distribución en otros mercados, la agencia considera que la baja penetración del comercio online en España ofrece a las grandes firmas del sector adaptarse a esta tendencia en auge.

Los analistas de la firma cree que compañías como Inditex, Cortefiel o El Corte Inglés, que ya han iniciado su adaptación a este nuevo escenario, se encuentran en una mejor posición frente a sus competidores para aminorar los perjuicios relacionados.

Moody’s prevé que entre los minoristas del textil se extenderá el ejemplo de Inditex, con el cierre de tiendas para centrarse en las más grandes y mejor ubicadas, que puedan ofrecer una mejor experiencia de compra, mientras se refuerza el papel del canal online.

La amenaza del comercio online sobrevuela todos los ramos de la actividad comercial. Desde el textil a la alimentación, pasando por la electrónica o las ventas de productos de belleza, se han visto zarandeados en los últimos tiempos por las transformaciones en sus modelos de negocio derivadas del auge de las ventas a través de Internet. El nombre de compañías como Amazon o Alibaba ha sido agitado por multitud de analistas para evidenciar los riesgos que acechan a las compañías de estos sectores, desde las más pequeñas a los líderes del sector. No en vano, en los últimos tiempos ha sido perceptible cómo firmas como Inditex o El Corte Inglés han resultado dañadas por las nuevas tendencias del consumo.

Sin embargo, desde la agencia de calificación crediticia Moody’s observan que la situación no es del todo dramática para las grandes firmas españolas del sector de la distribución. Los analistas de la agencia consideran que tanto Inditex como El Corte Inglés, así como el resto de los grandes operadores del sector en España cuentan con la capacidad y el margen para adaptarse al nuevo escenario sin excesivo perjuicio, siempre que actúen con agilidad.

“Creemos que la calidad crediticia de los primeros en moverse para adaptarse es más probable que soporte el avance del comercio minorista online”, señala la firma, que cita, además del caso de Inditex, a la firma de moda Cortefiel, la cadena de supermercados Carrefour, la alemana Ceconomy (que opera bajo la marca Media Markt) y el minorista francés FNAC Darty, “que podrían replicar y adaptar las estrategias multicanal que utilizan en otros mercados”.

La agencia considera que la baja penetración del comercio online ofrece margen a los operadores en España para adaptarse al nuevo entrono

Asimismo, observa que “los grandes minoristas nacionales con una fuerte presencia local y propuestas multicanal avanzadas, como el minorista de moda Cortefiel y el grupo de grandes almacenes El Corte Inglés, también tendrán una ventaja de primer movimiento”.

El análisis de Moody’s reconoce los estragos que está creando el auge del comercio online en mercados como el británico o el estadounidense (donde representa el 16% y el 12% de las ventas, respectivamente), que ha dado como resultado la caída de los márgenes y la pérdida de cuota de mercado de los comercios físicos tradicionales. En España, sin embargo, estiman que el porcentaje de ventas que se realizan a través de Intenet apenas alcanza el 4%. “Esto debería darles a todos los minoristas tiempo para adaptar sus modelos comerciales e iniciativas estratégicas para competir efectivamente con los proveedores de comercio electrónico”, señala la firma.

Lo que no dudan los analistas de Moody’s es que el comercio online se expandirá significativamente en España en los próximos años. Según sus cálculos, el volumen de ventas por este canal crecerá a tasas anuales de entre el 12 y el 15% entre 2018 y 2022, lo que supondrá un crecimiento más elevado que en los países de su entorno. De este modo, la cifra de negocio del comercio por Internet se elevará en el lustro un 83%, desde los 8.200 millones de euros hasta los 15.000 millones.

El modelo de Inditex

Entre las transformaciones que se producirán entre los grupos tradicionales de distribución, la agencia toma como ejemplo los movimientos que se vienen dando en la industria de la moda. “Algunos minoristas de textil español, como Inditex, Cortefiel y Pronovias, han tomado medidas decisivas para adaptar sus modelos comerciales al entorno minorista cambiante y ya se están beneficiando de estrategias multicanal sólidas”, señala el informe, que observa que estas compañías están mucho mejor preparadas para este nuevo entorno que los competidores con ofertas online menos desarrolladas.

Por eso, “creemos que el modelo adoptado por Inditex, Cortefiel y Pronovias se generalizará en el sector minorista español”. Moody’s prevé en este sentido que las compañías del sector tendrán que acometer una racionalización de sus redes de tiendas, manteniendo las mayores y mejor ubicadas, que puedan ofrecer a los clientes una experiencia diferencial de compra, mientras mantienen una apuesta creciente por sus canales online.

No obstante, la agencia también advierte de que, sin necesidad de adentrarse en el mundo online, la cadena de moda Primark “continuará ganando cuota de mercado durante los próximos cinco años” debido “a la fortaleza de su modelo comercial”.