La primera hoja del programa electoral de Ahora Madrid para las elecciones municipales de mayo de 2015 decía: “Las grandes operaciones urbanas no han figurado nunca en los programas electorales. Se han repartido la ciudad metro a metro, esquina a esquina, para hacer de nuestro espacio común un negocio particular”. Más adelante en otra página se proponía “elaborar una auditoría y paralizar las operaciones urbanísticas especulativas, de expolio de suelo y patrimonio público”. Y en hojas ulteriores se concretaban medidas como “impulsar la paralización de la Operación Chamartín”, “auditorías” a Mahou-Calderón y Canalejas, etcétera.

Tres años y dos meses después de las elecciones locales, las bases de Ahora Madrid están de uñas con el equipo de Gobierno por impulsar operaciones urbanísticas -crítica en la que coinciden con el PSOE-, mientras que los promotores inmobiliarios y la oposición de PP y C’s acusan al núcleo de Carmena de paralizar los desarrollos urbanísticos y de dejarlo todo como estaba con Ana Botella.  Los datos que ha recopilado este medio indican que el área de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS) saca adelante en la capital al menos ocho grandes operaciones que suman en total 3,5 millones de metros cuadrados. Unos 700 campos de fútbol destinados a vivienda libre y protegida, terciario (oficinas), centros comerciales, parques, etcétera.

El programa electoral de Ahora Madrid hablaba de “impulsar la paralización” de Chamartín

En algunas ocasiones los planes se revisaron drásticamente para luego volver más o menos adonde estaban, caso de la Operación Chamartín ahora conocida como Madrid, Nuevo Norte, pendiente de la aprobación inicial de la modificación puntual del PGOU. En febrero de 2015 Botella y sus concejales aprobaron una modificación del proyecto que incorporaba más de 17.000 viviendas; a finales de ese mismo año y tras el cambio de Gobierno en Cibeles, el delegado de DUS José Manuel Calvo rebajó los hogares a menos de 5.000 y declaró que “en los términos en que estaba planteada” la operación estaba “muerta”; finalmente, el pasado mes de abril se pactaron 10.500 viviendas y una reducción de 3,1 millones de metros cuadrados edificables a 2,6 millones.

700 campos de fútbol

Sea lo que fuere, Calvo no deja indiferente a nadie. Según Paloma García Romero, concejala del PP y portavoz de Urbanismo, Madrid “se ha quedado sin suelo finalista” y los desarrollos estan “paralizados, cargados de inseguridad jurídica y judicializados”. Esto último no es cierto: la judicialización urbanística alcanzó su cénit con Alberto Ruiz-Gallardón en la alcaldía y Esperanza Aguirre en el Ejecutivo regional, según todas las fuentes promotoras.

Para Cs el modelo de Carmena “depende más de los vaivenes ideológicos que de un criterio homogéneo”

“Judicializados no, pero sí paralizados porque DUS no ha impulsado nada propio y lo que parece que ha sacado adelante lo ha dejado en el mismo lugar que estaba, como los trámites de la Operación Chamartín, con menos viviendas pero con menos cargas también para los promotores”, dice Mariano Fuentes, asesor de Ciudadanos. “Pero lo peor es el modelo de ciudad, que depende más de los vaivenes internos de Ahora Madrid que de un criterio homogéneo”, añade. “El modelo se parece más al Barrio del Pilar, un urbanismo anárquico de edificios de diez plantas”.

Según el PP y Ciudadanos, falta suelo sobre el que construir vivienda porque los precios se han desbocado con la nueva burbuja. Según el PSOE, Carmena vive a costa de macro-operaciones. “La primera operación que tendría que haber encauzado era el Plan General porque está gobernando Madrid sin un instrumento estratégico que vertebre sus actuaciones”, cargó hace un año la concejala socialista Mercedes Gonzalez.

Para el PSOE, OHL se quedó sin penalización en Canalejas y recibió suelo regalado para la Quinta Torre

En aquella ocasión, una comisión del ayuntamiento, González le afeó varias operaciones: en Canalejas “OHL se quedó sin penalización a pesar de vaciar un edificio con protección BIC”; en la Quinta Torre de la Castellana “también OHL recibió como regalo suelo de dominio público para levantar un hospital y una universidad privadas”; y en el Paseo de la Dirección “Dragados se lleva 130 millones en las mejores parcelas” tras caducar la concesión para hacer las obras.

Empresarios del sector sitúan al PSOE más a la izquierda que Ahora Madrid en cuestiones relativas al urbanismo madrileño. Una posición en la que también se mueve la mítica FRAVM, la federación regional de vecinos con más de 100.000 socios. “El crecimiento de los hogares de Madrid está entre 5.000 y 6.000 al año, a pesar de todos los cantos de sirena de que no hay suelo”, explica Vicente Pérez Quintana, de la federación vecinal. “Hay suelo más que suficiente y viviendas vacías para cubrir las necesidades de los madrileños en los próximos 50 años. La actual Corporación ha preferido mantener la continuidad heredada en urbanismo”.

FRAVM: “Madrid crece entre 5.000 y 6.000 hogares/año, hay suelo suficiente”

Como no hay término medio en urbanismo, en las antípodas de esta visión está Asprima, el colectivo que engloba a los promotores madrileños. “Todas las operaciones han sido polémicas y en todas ellas se ha reducido la edificabilidad legal ya reconocida por el planeamiento en vigor, lo que perjudica a los precios de las actuaciones”, destaca Daniel Cuervo, director gerente de Asprima.

“El Ayuntamiento de Madrid sigue sin aprovechar los suelos que tiene destinados a vivienda y así relajar la tensión en los precios para dar oportunidades a las personas con mayores problemas de acceso a vivienda”, agrega el dirigente patronal. Se refiere Cuervo sin decirlo a los desarrollos del Sureste, una macro-operación de 100.000 viviendas que DUS ha frenado, razón por la cual los promotores reclaman más de 1.500 millones a la administración local. Ahora Madrid siempre ha concebido esta actuación en cinco desarrollos como desproporcionada.

Sánchez-Mato: “Las actuaciones del pasado tenían un claro sesgo primando intereses de especuladores”

La necesaria reforma de la Plaza España no verá la luz esta legislatura: con suerte arrancará la licitación. Y estos días Urbanismo vende la “mayor operación asfalto de la historia”, para la que se han dedicado 40 millones de euros. La medida más ambiciosa hasta el momento del área es la que contempla ilegalizar el 95% de los alquileres turísticos, uno de los factores principales de la escalada de precios. Pero esta iniciativa no pasa de un mero borrador que todavía no pasa de ser una intención que precisará de centenares de inspectores. “Las actuaciones urbanísticas en el pasado tenían un claro sesgo a la hora de situar en primer lugar la satisfacción de los intereses de los especuladores inmobiliarios”, comenta el ex concejal de Economía Carlos Sánchez Mato, a su vez miembro de IU.

Reequilibrio y sostenibilidad

“Eso es lo que tiene que cambiar en la ciudad de Madrid. Porque lo que es imprescindible es que, a la hora de abordar una operación urbanística, se tiene que enmarcar en el contexto del modelo de ciudad que queremos y por lo tanto, debe buscar el requilibrio territorial y la sostenibilidad”, concluye Sánchez Mato, contemporizador. Preguntada por una valoración de su departamento, la responsable de prensa de Calvo contesta que no hay “nada que añadir”.

El Independiente no ha considerado incluir en esta clasificación de grandes operaciones la compra del Edificio España por Riu el año pasado al tratarse de una transacción entre privados (el gigante chino Wanda y el grupo hotelero balear) con un intermediario lucrándose por el traspaso (Trinitario Casanova).