Economía | Empresas

Orange se lanza a 'robar' 200.000 clientes a Vodafone con el fútbol en TV

logo
Orange se lanza a 'robar' 200.000 clientes a Vodafone con el fútbol en TV
Antoine Griezmann y Diego Costa durante un partido del Atlético de Madrid.

Antoine Griezmann y Diego Costa durante un partido del Atlético de Madrid.

Resumen:

Orange se ha rascado el bolsillo para tener todo el fútbol en su televisión de pago. De hecho, presume de ser la única operadora que la próxima temporada tendrá todo el fútbol, dado que, además de Liga y Champions, de momento es la única que pretende emitir también la Segunda División. Movistar también ha hecho del fútbol uno de sus grandes apuestas de contenido televisivo (de hecho, se ha convertido en el gran gestor de los derechos, pero está obligada por ley a compartirlos con los rivales que lo soliciten). Pero Vodafone ha renunciado a gran parte del fútbol en TV por su alto precio, y la próxima temporada sólo contará con ocho partidos de Liga por jornada y nada de las competiciones europeas. Orange ve en este giro en el sector como una oportunidad para crecer. Y es que el operador naranja no oculta que se lanzará a captar clientes de Vodafone que quiera seguir disfrutando de todo el fútbol. "Tenemos la oportunidad de atraer una parte significativa de los clientes de Vodafone y lo vamos a intentar", sentencia el consejero delegado de Orange España, Laurent Paillassot, en rueda de prensa. Los planes de Orange pasan por arrebatar a su rival directo al menos la mitad de los clientes que actualmente tenían contratado algún paquete de fútbol en Vodafone TV. Esto es, pretende sumar 200.000 de los cerca de 400.000 usuarios de Vodafone con fútbol.

Orange se ha rascado el bolsillo para tener todo el fútbol en su televisión de pago. De hecho, presume de ser la única operadora que la próxima temporada tendrá todo el fútbol, dado que, además de Liga y Champions, de momento es la única que pretende emitir también la Segunda División.

Movistar también ha hecho del fútbol uno de sus grandes apuestas de contenido televisivo (de hecho, se ha convertido en el gran gestor de los derechos, pero está obligada por ley a compartirlos con los rivales que lo soliciten). Pero Vodafone ha renunciado a gran parte del fútbol en TV por su alto precio, y la próxima temporada sólo contará con ocho partidos de Liga por jornada y nada de las competiciones europeas.

Orange ve en este giro en el sector como una oportunidad para crecer. Y es que el operador naranja no oculta que se lanzará a captar clientes de Vodafone que quiera seguir disfrutando de todo el fútbol. «Tenemos la oportunidad de atraer una parte significativa de los clientes de Vodafone y lo vamos a intentar», sentencia el consejero delegado de Orange España, Laurent Paillassot, en rueda de prensa.

Objetivo: captar la mitad de clientes con fútbol de Vodafone

Los planes de Orange pasan por arrebatar a su rival directo al menos la mitad de los clientes que actualmente tenían contratado algún paquete de fútbol en Vodafone TV. Esto es, pretende sumar 200.000 de los cerca de 400.000 usuarios de Vodafone con fútbol.

«Como mínimo, tenemos la oportunidad de tener la mitad, si no más. Vamos a tener una oferta que es claramente diferencial, la más completa y con la máxima flexibilidad», ha dicho por su parte el director de Marketing de Orange España, Samuel Muñoz. “Esos 400.000 clientes que hoy tienen fútbol [en Vodafone] ya están buscando” otras opciones.

La próxima temporada Orange ha pactado con Mediapro la emisión de los ocho partidos de Liga, y con Telefónica ha acordado recomprar derechos del Partidazo (el mejor partido de cada jornada de Liga, que siempre es de Real Madrid o Barça) y también Champions y Europa League.

Al renunciar Vodafone a gran parte del fútbol esta temporada (sólo tendrá los ocho partidos de Liga de Mediapro, pero rompió las negociaciones con Movistar para el Partidazo y la Champions), el resto de operadores tendrán que repartirse la parte del coste de los derechos que le correspondería al operador rojo por su cuota de mercado. Orange dice que sólo asume un 20% de ese sobrecoste y que es Telefónica quien carga con el 80% restante. «Al final [los derechos] tienen más precio pero también más valor», se apunta desde Orange.

Más beneficio y más ingresos hasta junio

En el primer semestre del año, Orange España ha obtenido unos ingresos de 2.634 millones de euros, un 3% más que el pasado ejercicio, y ha logrado un resultado bruto de explotación (ebitda) de 783 millones a mitad de año, lo que supone todo un incremento del 10,1%.

La compañía ha destacado que «la buena dinámica comercial», apoyada en una estrategia multimarca, ha elevado la cartera de Orange España hasta los 20,16 millones de clientes a 30 de junio de 2018, de los que 16,04 millones son clientes de servicios móviles (un 1,3 % más) y 4,12 millones de banda ancha fija (un 1,3 % menos), informa Efe.

Orange ha explicado que la convergencia sigue siendo uno de los pilares de su negocio de Orange y representa ya el 85,5 % de los clientes de banda ancha fija. Los servicios convergentes registraron unos ingresos de 1.065 millones de euros en el primer semestre del año, creciendo un 5 % con respecto a 2017.

También los ingresos mayoristas siguieron apoyando el crecimiento del negocio. Los servicios mayoristas ascendieron a 371 millones de euros en el semestre, un 2,4 % más que hace un año, aunque retrocedieron levemente en el último trimestre (un 0,6 %), hasta los 191 millones de euros. La red de Orange da servicio a 3,4 millones de clientes de operadores móviles virtuales con los que ha alcanzado acuerdos, un 29,6 % más que el año anterior.

Orange España cuenta ya con 2,5 millones de clientes de fibra óptica -lo que supone una progresión del 31,6 % interanual- y afianza su liderazgo en 4G, con 9,53 millones de clientes (el 10,3 % más). También la televisión de Orange sigue evolucionando al alza, de forma que Orange TV suma ya 639.000 abonados, un 18 % más que el año anterior.

En cuanto a despliegue de fibra, Orange dispone ya de 12,7 millones de hogares pasados, afianzándose como la mayor huella de fibra del Grupo Orange a nivel mundial y la segunda mayor red de súper banda ancha fija en España y en Europa. A lo largo del último año, la compañía ha ampliado su huella de fibra en 2 millones de unidades inmobiliarias (700.000 en el primer semestre) y está desarrollando «un ambicioso proyecto» para alcanzar los 16 millones de hogares a finales de 2020, ha destacado en el comunicado.