Economía

Esta es la hoja de ruta del Gobierno para desactivar la huelga de los taxistas

logo
Esta es la hoja de ruta del Gobierno para desactivar la huelga de los taxistas

Taxistas bloqueando las calles de Barcelona. EFE

Resumen:

Los taxistas lo han dicho varias veces a lo largo de estos días. "Esta huelga sólo la arregla Fomento", es una frase muy repetida entre las movilizadas filas del gremio, que sigue sumando ciudades a una huelga que comenzó en Barcelona y que ya ha alcanzado escala estatal. Las principales organizaciones del taxi reclaman al Ministerio que dirige José Luis Ábalos su intervención en el conflicto y, ante la gravedad de la situación, el departamento ha elaborado una hoja de ruta para mediar entre las partes y desbloquear así la circulación en la Ciudad Condal. El primer paso tendrá lugar este mismo lunes a las 12 de la mañana, cuando el secretario de Estado de Infraestructuras, Fomento y Vivienda, Pedro Saura, reciba en la sede del Ministerio en el madrileño Paseo de la Castellana a Élite Taxi, Antaxi y Fedetaxi, tres de las principales agrupaciones del sector. El martes será el turno de los principales representantes del sector de las VTC. Así, Unauto, la patronal de estas empresas, y muy probablemente Uber y Cabify estarán en la sede del Ministerio, aunque todavía no está claro si se encontrarán con el propio Saura, que es lo más probable, o si será Ábalos el que los reciba. Para no hacer distinción, todo apunta a que será el secretario de Estado el que hará las veces de anfitrión. El miércoles 1 de agosto se producirá la reunión que puede resolver un conflicto que dura ya mucho tiempo y que ha ido demasiado lejos. Se reunirá entonces la Conferencia Nacional de Transporte a petición del ministro de Fomento, que así lo solicitó en la comisión de Fomento del Congreso de los Diputados.

Los taxistas lo han dicho varias veces a lo largo de estos días. «Esta huelga sólo la arregla Fomento«, es una frase muy repetida entre las movilizadas filas del gremio, que sigue sumando ciudades a una huelga que comenzó en Barcelona y que ya ha alcanzado escala estatal. Las principales organizaciones del taxi reclaman al Ministerio que dirige José Luis Ábalos su intervención en el conflicto y, ante la gravedad de la situación, el departamento ha elaborado una hoja de ruta para mediar entre las partes y desbloquear así la circulación en la Ciudad Condal.

El primer paso tendrá lugar este mismo lunes a las 12 de la mañana, cuando el secretario de Estado de Infraestructuras, Fomento y Vivienda, Pedro Saura, reciba en la sede del Ministerio en el madrileño Paseo de la Castellana a Élite Taxi, Antaxi y Fedetaxi, tres de las principales agrupaciones del sector.

Estas tres organizaciones plantearán al número dos de Ábalos en materia de transporte sus principales demandas. Entre todas ellas destaca una: la necesidad de transferir a las comunidades autónomas las competencias en materia de concesión de licencias VTC.

También le trasladarán su malestar por el recurso planteado por Fomento a la aprobación del decreto Colau, si bien el Ministerio no tardó en retirarlo. De esta reunión no saldrá ningún compromiso en firme del Gobierno, pero sí que esperan arrancar algún gesto a los taxistas que pase por desbloquear el centro de Barcelona o recuperar la actividad en aeropuertos y estaciones.

El martes será el turno de los principales representantes del sector de las VTC. Así, Unauto, la patronal de estas empresas, y muy probablemente Uber y Cabify estarán en la sede del Ministerio, aunque todavía no está claro si se encontrarán con el propio Saura, que es lo más probable, o si será Ábalos el que los reciba. Para no hacer distinción, todo apunta a que será el secretario de Estado el que hará las veces de anfitrión.

Está por ver cuál será la posición del frente VTC, que ha vuelto a recuperar la unidad después de pequeños choques en algunas cuestiones en las que Uber y Unauto habían mostrado diferencias. Entienden las tres partes que integran este bando que es momento de hacer causa común pues su futuro en España está en juego.

El miércoles 1 de agosto se producirá la reunión que puede resolver un conflicto que dura ya mucho tiempo y que ha ido demasiado lejos. Se reunirá entonces la Conferencia Nacional de Transporte a petición del ministro de Fomento, que así lo solicitó en la comisión de Fomento del Congreso de los Diputados.

Fomento quiere la paz

Sobre la mesa hay un punto decisivo: plegarse a las demandas del taxi y otorgar a las Comunidades Autónomas la competencia total a la hora de manejar la concesión de licencias VTC dentro de su territorio, algo que ahora recae en manos del Estado. La reunión de la Conferencia Nacional de Transporte tiene como principal objetivo estudiar la viabilidad de esta cuestión, que ayudaría a rebajar el nivel de tensión en las calles.

Fomento lograría así recuperar la normalidad y restituir el caos en el que se ha convertido Barcelona, con los taxistas durmiendo en la Gran Vía y sin prestar servicio en puntos clave de la temporada alta de turismo, como son el aeropuerto de El Prat o la estación de Sants.

De momento, en el departamento que dirige Ábalos no son reacios a dar a las autonomías responsabilidades sobre las licencias VTC. Los taxistas considerarían esto como una verdadera victoria, ya que cuentan con la simpatía de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y esperan poder hacer lo mismo con su homóloga en Madrid, Manuela Carmena, dada la sintonía que ahora tienen con la cúpula de Podemos.

No les va a ser fácil, en cualquier caso, dar luz verde a una decisión así. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), responsable del escrito que ha provocado que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) suspenda cautelarmente el decreto Colau, ha llevado a los tribunales todas las cuestiones que considera incompatibles con la justa Competencia, y no sería de extrañar que continuara por la misma vía y prolongara en el tiempo el conflicto.

Los taxistas acogieron con alegría la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa, ya que entendían que la postura del Ejecutivo del PP de Mariano Rajoy no les favorecía en absoluto. Sin embargo, no han tardado en cambiar de opinión y criticar duramente al departamento de Ábalos, que se ha encontrado con una importante papeleta que resolver.

El Ejecutivo sabe que se juega mucho en un momento especialmente importante para España por la llega de turistas a la ciudad más visitada, que al llegar a su destino se las ven y se las desean para alcanzar sus alojamientos o simplemente moverse por la ciudad. Necesitan sacar a los taxistas de las calles y enfriar el enfrentamiento. Y pueden hacerlo esta misma semana.