El Fondo Global de Pensiones del Gobierno de Noruega, el mayor fondo soberano del mundo con un capital de 8,33 billones de coronas noruegas (860.094 millones de euros), logró una rentabilidad del 1,83% en el segundo trimestre del año, lo que equivale a 167.152 millones de coronas (17.258 millones de euros), según informó la entidad, que en los tres primeros meses del año perdió el 1,53% de su valor.

En el conjunto del semestre, el fondo gestionado por Norges Bank Investment Management (NBIM) logró una rentabilidad del 0,27%, siendo Banco Santander el valor que más lastró su rendimiento. El banco que preside Ana Botín cayó en el primer semestre más de un 17% y en lo que va de año se deja un 19% en Bolsa.

Santander, Bradesco y Taiwan Semiconductor penalizan la rentabilidad del fondo

Norges explica que el sector financiero -que pesa un 26,6% en la cartera- fue el que provocó el mayor impacto negativo (-1,4%), con Santander y el Bradesco como farolillos rojos. El grupo brasileño cayó un 12% hasta junio y en el año reduce el retroceso hasta el 6,5%. También el fabricante tecnológico Taiwan Semiconductor Manufacturing penalizó el comportamiento del producto.

En el sentido contrario, las acciones de Amazon tuvieron la mayor contribución positiva a las ganancias del segundo trimestre, por delante de Apple y Royal Dutch Shell.

Amazon, Apple y Roya son las compañías que mejor se comportan en el último trimestre

En el tercer trimestre, la inversión en Bolsa, que representaba el 66,8% de la cartera del fondo noruego, reportó a la entidad una rentabilidad del 2,70%, mientras que las posiciones en renta fija, el 30,6% del total, generaron ligeras pérdidas del 0,02%. Por su parte, las inversiones inmobiliarias del fondo, que suponen un 2,6% del total, ofrecieron una rentabilidad del 1,85%.

«Los valores norteamericanos y europeos tuvieron un desempeño positivo en el trimestre, a pesar de la perspectiva de mayores barreras comerciales», declaró Trond Grande, viceconsejero delegado de NBIM.

Norges cuenta con 4.467 millones de euros invertidos en deuda de España

En cuanto a su cartera de renta fija, que en el segundo trimestre suponía el 30,6% del total de los recursos del fondo soberano, algo más de la mitad, el 56,4%, estaba invertido en bonos soberanos, que ofrecieron una rentabilidad negativa del 0,6%.

Los bonos estadounidenses, el 22,9% de la cartera de renta fija, reportó una rentabilidad del 3,1%, mientras que los bonos denominados en euros, el 11,8% del total, sufrieron un retorno negativo del 2,2%, y la cartera de deuda japonesa, el 7,5% del total de la apuesta por la renta fija, reportó una rentabilidad negativa del 1%.

En el caso de los bonos soberanos españoles, al término del segundo trimestre el fondo noruego había elevado un 3,2% su exposición, hasta los 43.263 millones de coronas noruegas (4.467 millones de euros), convirtiendo a la deuda española en la séptima con mayor presencia en su cartera de bonos soberanos.

Venta de inmuebles en España

La entidad ha anunciado que en abril vendió ocho propiedades logísticas en Francia, los Países Bajos y España, procedentes de una joint venture que mantenía con Prologis. Recibió 40,5 millones de euros por el 50% de participación que ostenta en la sociedad.

Junto a ello, en junio adquirió junto a The Crown Estate, sociedad que aglutina las propiedades de la corona británica, el el número 30 Warwick Street en Londres. El fondo pagó 28,8 millones de libras por el 25% de la participación en la operación.