Economía | Pensiones Encuesta del Instituto Santalucía

Los españoles asumen que tendrán que pagar más impuestos para tener una pensión

El 83% de la población ve inevitable una subida fiscal o crear un nuevo tributo para sostener a la Seguridad Social

Marcha de pensionistas en Madrid.

Marcha de pensionistas en Madrid.

De acuerdo o no, la mayoría de los españoles cree que los planes del Gobierno de Pedro Sánchez para sufragar las pensiones futuras se llevarán a cabo. Más del 83% de la población creen que ahora o más adelante será necesario subir impuestos o crear una nueva figura tributaria para poder seguir pagando las pensiones públicas a la vista del gasto desbocado del sistema.

Es una de las conclusiones de la encuesta ‘La jubilación y los hábitos de ahorro de los españoles’, elaborada por el Instituto Santalucía a partir de una muestra inicial de 10.322 personas en los primeros días de junio, cuando, pese a no estar aprobados aún los Presupuestos de 2018, se conocía ya que las pensiones subirían un 1,6% este año.

Como punto de partida, la encuesta deja claro que los españoles no comparten la opinión de la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, que esta semana auguraba un “futuro halagüeño” al sistema de pensiones.  Mientras que la principal preocupación financiera de los españoles es precisamente la jubilación, tan solo un 1,81% de los encuestados no cree que haya riesgos para la sostenibilidad del sistema.

A la hora de buscar las causas de este pesimismo, el grueso de los encuestados coinciden, sin embargo, con el diagnóstico del Gobierno. La difícil situación que atraviesa el sistema de pensiones se debe principalmente a la baja calidad del empleo (68,4%) y al desempleo (66,2%), que reducen la ‘calidad’ de las cotizaciones sociales, y, no tanto al envejecimiento de la población (59,3%).

Estas respuestas dan la medida de que los españoles focalizan el problema de las pensiones en el lado de los ingresos y no de los gastos, pese a que el déficit de las pensiones ha sufrido dos nuevos envites este año por esa vía: como cada año vuelven a incrementarse las nuevas pensiones que entran en el sistema y elevan la factura mensual, a lo que se ha sumado la subida prevista en los Presupuestos que, en el mes de agosto, ha disparado la nómina de los pensionistas un 5%.

Llama la atención, en cualquier caso, que menos de la mitad de las opiniones cuestionan la solvencia del sistema de pensiones por la falta de consenso político en el seno del Pacto de Toledo.

Sea como fuere, más del 80% de los españoles cree que las pensiones del futuro serán más bajas o perderán poder adquisitivo (87,3%) si no se hace algo para equilibrar las cuentas del sistema por la vía de los ingresos. En este sentido, el 83,4% de los encuestados creen que subirán los impuestos o se creará uno específico para financiar las pensiones, que la edad de jubilación seguirá aumentando por encima de los 67 años y que las pensiones de viudedad acabarán por desaparecer.

Lo que no se especifica en las respuestas es quién pagará esas subidas fiscales. Tan solo se precisa entre las respuestas que más de los 60% cree que las empresas estarán obligadas a ofrecer planes de pensiones a su empleados (63%).

El recurso del ahorro privado

Mientras tanto, los españoles también tienen planes para completar su futura pensión pública al dar por hecho que no será suficiente para mantener su poder adquisitivo. En este capítulo, llama la atención que alrededor del 66,1% –especialmente aquellos entre 18 y 44 años y personas con estudios medios o superiores– creen que la completarán con sus ahorros.

Mientras, un 41,4% confía en los productos específicos de ahorro a largo plazo y uno de cada tres (33,2%) cuadrarán sus cuentas con propiedades o inmuebles. En mucha menor medida, los encuestados indican que complementarán su pensión con ayudas de familiares (14,6%) o venta de arte y objetos de lujo (5%). Finalmente, de nuevo el pesimismo: tan solo un 6,3% de los encuestados –personas mayores principalmente– afirman que no creen que les haga falta completar la pensión.

Te puede interesar

Comentar ()