Economía | Empresas

Coca-Cola estudia entrar en el negocio de las bebidas elaboradas con marihuana

El gigante internacional explora vías para diversificar su negocio ante el estancamiento de las bebidas gaseosas azucaradas

logo
Coca-Cola estudia entrar en el negocio de las bebidas elaboradas con marihuana
Coca-Cola estudia su entrada en el negocio de las bebidas a base de marihuana.

Cultivos de cannabis. EFE

Resumen:

Coca-Cola ha reconocido que estudia la posibilidad de adentrarse en el segmento de las bebidas saludables elaboradas a partir de la marihuana. Esta incipiente industria ha experimentado un notable auge en los últimos años y ha llevado a otros fabricantes de bebidas como Constellation Brands o Diageo a plantear inversiones en productores de cannabis. Para Coca-Cola supondría un paso más en su estrategia de diversificación con la que pretende capear el estancamiento del negocio de las bebidas gaseosas azucaradas. Según Bloomberg, Coca-Cola ya estaría en negociaciones para la adquisición del productor canadiense Aurora Cannabis.

Coca-Cola explora su entrada en el mundo de la marihuana. El centenario fabricante de refrescos de cola ha confirmado este lunes que estudia la posibilidad de adentrarse en la floreciente industria de las bebidas elaboradas a base de cannabis para diversificar su negocio.

«Coca-Cola está analizando de cerca la evolución del negocio de las bebidas elaboradas a base de cannabis no psicoactivo (CBD) como ingrediente de las bebidas de bienestar funcional en todo el mundo. El entorno evoluciona rápidamente. No obstante, no se ha tomado ninguna decisión al respecto», ha señalado la compañía tras las informaciones de la agencia Bloomberg que apuntan a que la compañía estaría interesada en la adquisición del productor canadiense de marihuana Aurora Cannabis para el desarrollo de bebidas.

Este movimiento se enmarcaría en la estrategia común en el sector de abrir nuevas vías de negocio, ante el estancamiento que está experimentando el segmento de las bebidas gaseosas azucaradas. En este contexto, son varias las compañías que han puesto su mirada en las bebidas saludables a base de componentes de CBD, un componente de la marihuana, que han experimentado un notable auge en los últimos tiempos. El CBD (cannabidiol) es uno de los componentes presentes en el cannabis y, a diferencia del THC (tetrahidrocannabinol) no es un psicoactivo, por lo que es legal en muchos países, entre ellos España.

Recientemente, Constellation Brands, el fabricante de la cerveza Corona, anunció una inversión de 3.800 millones de dólares para incrementar su participación en la canadiense Canopy Growth, el mayor productor de marihuana del mundo. Y Diageo, que cuenta entre sus marcas con las bebidas alcohólicas Tanqueray, J&B, Smirnoff o Baileys, también está en negociaciones con varios productores canandienses, según las informaciones de Bloomberg.

Coca-Cola negocia la compra de un productor de cannabis para aprovechar el auge de este tipo de bebidas

Para Coca-Cola, cuyas acciones repuntaban este lunes un leve 0,2% -acercando su capitalización a los 200.000 millones de dólares-, supondría un nuevo paso en su proceso de diversificación. El gigante internacional de las bebidas ya anunció recientemente la adquisición de la cadena Costa Coffe por 5.100 millones de dólares y en la última década ha incorporado a su cartera productos como los zumos, el té, el agua mineral y hasta ha experimentado con las bebidas alcohólicas.

El interés de Coca-Cola por la industria de la marihuana actuaba este lunes como estímulo para las compañías del sector en bolsa. Las acciones de Aurora Cannabis se disparaban más de un 14% a media sesión, alcanzando una valoración superior a los 9.000 millones de dólares. El grupo registró en su último año fiscal completo -finalizado en junio de 2017- unos ingresos superiores a los 18 millones de dólares canadienses, 12,5 veces más que en el ejercicio anterior y en los nueve primeros meses del año fiscal actual ya ha duplicado las cifras de 2017.

El buen tono creado en el sector por las noticias sobre Coca-Cola también impulsaban a otros productores de cannabis, como Tilray y Canopy Group, que repuntaban más del 10% y del 3%, respectivamente. Según los datos de Bloomberg, el índice que agrupa a las productores canadienses de marihuana en bolsa ha más que duplicado su valoración en los últimos doce meses, a pesar de que los temores a una burbuja en el sector han provocado descensos superiores al 28% en 2018.