Economía

Emirates prepara una oferta por Etihad para crear la mayor aerolínea del mundo

Un avión de Emirates en el aeropuerto de Dubai. EFE

Emirates quiere convertirse en la mayor aerolínea del mundo y su plan para hacerlo para por la compra de Etihad. La compañía de Dubai estudia la adquisición de Etihad, propiedad de sus vecinos de Abu Dhabi, aprovechando los problemas económicos que atraviesa.

Las conversaciones, tal y como explica Bloomberg, todavía están en una fase temprana, pero Emirates va muy en serio para quedarse con todo el negocio de Etihad, que seguiría operando de forma independiente.

La operación no está ni mucho menos cerrada pero, de materializarse, formaría la mayor compañía de transporte aéreo de pasajeros sobrepasando a American Airlines Group, que actualmente tiene un valor de poco más de 19.200 millones de dólares, 16.300 millones de euros.

Ambas compañías, y los gobiernos de los territorios que están detrás, llevan tiempo compitiendo por convertirse en las dominadoras del potente hub en el que se han convertido los emiratos, punto de conexión entre Asia y Occidente.

Combinar ambas aerolíneas confirmaría las intenciones de los dos emiratos para impulsar su competitividad. Es una situación similar a la que vivieron Dubai y Abu Dhabi cuando formaron Emirates Global Aluminium, una de las mayores compañías de producción de este metal, en una operación cifrada en 15.000 millones de dólares, casi 13.000 millones de eruos.

Etihad cae, Emirates sube

Etihad lleva tiempo en problemas económicos, sobre todo tras su fallida estrategia de inversión en operadores de bajo coste para intentar atraer su tráfico a los aeropuertos de Abu Dhabi. Así, llego a acuerdos con compañías como Alitalia o Air Berlin, movimientos poco provechosos que han hecho mella en sus balances.

Tampoco ha ayudado la bajada del precio del petroleo, teniendo en cuenta la importancia del crudo en economías como la del emirato. Las pérdidas del año 2017, que tocaron los 1.520 millones de dólares, casi 1.300 millones de euros, llevaron el déficit de los dos últimos años a los 3.500 millones de dólares, casi 3.000 millones de euros, algo insostenible. Según Fitch, Etihad seguirá perdiendo dinero hasta el año 2022.

La situación de sus vecinos es bien diferente. Emirates también sufrió el golpe de la caída del petroleo, pero logró anotarse unos ingresos netos de 1.120 millones de dólares, 950 millones de euros, al cierre de su ejercicio fiscal, que acabó el pasado 31 de marzo.

Emirates es ahora mismo la mayor compañía aérea en rutas internacionales, y se ha colocado en la cuarta plaza a nivel mundial, sólo por detrás de tres compañías estadounidenses, según los cálculos de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA). Es, además, la compañía con la mayor flota de Airbus A380 de todo el globo.

El acuerdo entre ambas partes supondría duplicar muchas rutas que ya pasan por Dubai y Abu Dhabi, cruce de caminos entre Asia y Occidente. Todo apunta a que, de producirse la operación, sólo quedaría un emplazamiento que hiciera más fácil y rentables todas las rutas aéreas.

 

Te puede interesar

Comentar ()