Economía

El Ibex sella su peor semana desde febrero y se hunde en mínimos de dos años

El sector eléctrico sufre, por segundo día consecutivo, un revés en bolsa, penalizado por las medidas pactadas por el Gobierno y Unidos Podemos

logo
El Ibex sella su peor semana desde febrero y se hunde en mínimos de dos años
El Ibex sella su peor semana desde marzo y se hunde en mínimos de dos años.

Pantallas de cotización en el interior de la Bolsa de Madrid. EFE

Resumen:

El Ibex ha restado algo más del 1% este viernes y cierra su peor semana desde febrero, con un recorte del 3,8% que le sitúa por debajo de los 9.000 puntos, en mínimos desde 2016.

El índice español ha sido el más golpeado en la semana, arrastrado por el castigo al sector eléctrico, por las dudas que arrojan los planes presupuestarios del Gobierno, que son señalados como una mala noticia para la economía y la bolsa.

En el resto de Europa, el amago de rebote ha perdido fuerza en el tramo final, mientras Wall Street recupera algo de terreno gracias al buen inicio de la temporada de resultados.

Los expertos prevén que la volatilidad seguirá reinando en el mercado, mientras los inversores se mantienen pendiente de la evolución de las rentabilidades de la deuda y, sobre todo, los datos macroeconómicos.

La festividad del Día de la Hispanidad no ha dado tregua a la bolsa española. Al contrario, el mercado español se ha desmarcado del rebote experimentado por los grandes índices de Europa y Estados Unidos, y sella este viernes un recorte superior al 1% que corrobora la que ha sido la peor semana del Ibex desde el pasado febrero.

El índice de referencia de la bolsa española ha firmado un descenso semanal del 3,8%, que le sitúa ya por debajo de los 9.000 puntos, en niveles que no tocaba desde finales de 2016. Las turbulencias que han experimentado las bolsas mundiales en las últimas jornadas han golpeado con intensidad al mercado español. Los temores de los inversores a que determinadas señales estén apuntando a un fin del ciclo de crecimiento económico han provocado una huida que, aunque muchos expertos consideran exagerada, arroja síntomas preocupantes sobre la confianza inversora.

En cualquier caso, el revés sufrido este viernes por el Ibex, a contrapié de los grandes índices mundiales, refleja que en torno a la bolsa española empiezan a pesar cuestiones intrínsecas, que poco tienen que ver con los miedos globales. La publicación del plan presupuestario pactado por el Gobierno de Pedro Sánchez con el grupo de Unidos Podemos deja sobre el parqué un reguero de incertidumbres que aleja a los inversores de las acciones españoles. Como observan los analistas de Link Securities, los planteamientos recogidos en el documento publicado este jueves representan “malas noticias para la bolsa española, que puede tener un peor comportamiento relativo al resto, al menos hasta que se sepa si el mencionado presupuesto cuenta o no con los apoyos necesarios para ser aprobado en el Congreso”.

Los analistas señalan que los planes presupuestarios del Gobierno son una mala noticia para la economía y las bolsas

Es cierto que la mayor parte de los analistas sigue aferrándose al hecho de que las posibilidades de que el plan presupuestario salga adelante según lo pactado entre el Gobierno y Podemos son reducidas, pero la mera posibilidad deja vía libre a los recelos y esas dudas hacen mella especialmente en el sector energético, que por segunda jornada consecutiva lidera las caídas en la bolsa española. Endesa -señalada como la firma potencialmente más amenazada- registra un revés que supera el 4%, mientras que Acciona e Iberdrola pierden más del 3,4%. También Enagás roza el 3% de caídas, y Red Eléctrica y Naturgy sufren castigos en el entorno del 2%. De este modo, las seis eléctricas españolas acumulan ya pérdidas superiores a los 6.000 millones de euros de capitalización en solo dos sesiones.

Como observan los analistas de Santander, las medidas contenidas en el plan de Presupuestos del Gobierno dejan clara la voluntad de poner coto a los beneficios del sector eléctrico, por lo que, “incluso si no se aprueba el daño ya está hecho y continuarán presionando al sector”.

Pero no solo las eléctricas sufren las dudas generadas por las intenciones del Gobierno. Los analistas de Alantra consideran que si el presupuesto se aprobara en los términos planteados este jueves “sería una mala noticia para la economía y los activos financieros españoles y nos llevaría a recortar estimaciones y precio objetivo para nuestro universo de acciones”. No parece casualidad que desde la publicación del acuerdo, la deuda española se haya comportado tan mal como la italiana y la prima de riesgo con Alemania se haya ampliado en once puntos básicos, hasta los 118.

Dudas en los mercados globales

Mientras tanto, el resto de bolsas mundiales amagaba con un rebote sin fuerza que poco ayuda a alejar los temores acumulados en los últimos días. De hecho, en el último tramo de la sesión en la bolsa europea, las ventas volvían a abrirse paso, llevando al Ftse Mib italiano a restar cerca del 0,5% y al Cac 40 galo, el Ftse 100 británico y el Dax alemán a dejarse entre un 0,2% y un 0,1%. El EuroStoxx 50 restó un 0,5% y se sitúa ya un 13,5% por debajo de sus niveles de hace un año. Al igual que el Ibex, cotiza en mínimos desde 2016.

En Wall Street, en cambio, los principales índices mantenían las alzas a media sesión, favorecidos por un buen arranque de la temporada de resultados. Así, el Nasdaq remontaba más de un 2%, mientras que el S&P 500 y el Dow Jones registraban repuntes de alrededor del 1%.

Los expertos coinciden en que la volatilidad seguirá reinando en las bolsas en las próximas jornadas, con los inversores pendientes de la evolución de factores clave como las rentabilidades de los bonos o los datos macroeconómicos, en busca de pistas que les ayuden a calibrar si efectivamente la economía global se enfrenta a algo más serio que una leve desaceleración y ha llegado el momento de reducir la exposición al riesgo.