Economía | Trabajo

El paro baja del 15% por primera vez desde 2008 pese a la desaceleración

La recuperación del mercado de trabajo se sigue desacelerando, pero la tasa de paro se sitúa ya por debajo de la barrera del 15%

logo
El paro baja del 15% por primera vez desde 2008 pese a la desaceleración
Fachada de una oficina del empleo.

Fachada de una oficina del empleo. EP

Resumen:

 

El mercado de trabajo mantiene la tónica de mejora, con un continuo descenso del desempleo y una moderación del ritmo de creación de puestos de trabajo. Durante los meses de verano, entre julio y septiembre, el paro bajó en 164.100 personas en el tercer trimestre del año, lo que supone un 4,7% menos que en el trimestre anterior, según la Encuesta de Población Activa (EPA) que publica este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Este descenso es inferior a los experimentados en este mismo periodo en los años 2017, 2016, 2015 y 2014, pero sí supera el recorte de 2013 (-103.900 desempleados), informa Europa Press. Sin embargo, permitió situar el número total de desempleados en 3.326.000 personas, su cifra más baja desde finales de 2008, y reducir la tasa de paro en siete décimas, hasta el 14,55%, su valor más bajo en diez años e inferior por fin al psicológico 15%.

El mercado de trabajo mantiene la tónica de mejora, con un continuo descenso del desempleo y una moderación del ritmo de creación de puestos de trabajo. Durante los meses de verano, entre julio y septiembre, el paro bajó en 164.100 personas en el tercer trimestre del año, lo que supone un 4,7% menos que en el trimestre anterior, según la Encuesta de Población Activa (EPA) que publica este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Este descenso es inferior a los experimentados en este mismo periodo en los años 2017, 2016, 2015 y 2014, pero sí supera el recorte de 2013 (-103.900 desempleados), informa Europa Press. Sin embargo, permitió situar el número total de desempleados en 3.326.000 personas, su cifra más baja desde finales de 2008, y reducir la tasa de paro en siete décimas, hasta el 14,55%, su valor más bajo en diez años e inferior por fin al psicológico 15%.

Mientras tanto, la tasa de actividad se moderó levemente, hasta el 58,7%, tras aumentar el número de activos en 19.800 personas entre julio y septiembre (+0,09%). Y es que la EPA refleja un ritmo más lento de avance del empleo, con la creación de 183.900 puestos de trabajo en el mismo periodo, un 0,95% más. De esta forma, el total de ocupados se situó en 19.528.000 personas, su mayor nivel desde el cuarto trimestre de 2008.

El empleo se desacelera

La creación de empleo en el tercer trimestre tampoco ha superado la que se logró en este periodo en los últimos dos años, cuando se generaron más de 200.000 puestos de trabajo.

Entre julio y septiembre de este año se crearon 134.200 empleos en el sector privado (+0,8%) y 49.700 en el sector público, un 1,6% más respecto al trimestre anterior.

El número de asalariados se incrementó en 176.300 personas (+1,1%) en el tercer trimestre, concentrándose este aumento en los asalariados con contrato temporal, que subieron en 151.000 personas (+3,4%), frente a un repunte de los asalariados con contrato indefinido de sólo 25.300 personas, un 0,2% más que en el trimestre anterior.

Los servicios, no solo en verano

La información desagregada por sectores de actividad muestra que la ocupación aumentó durante el verano en el de los servicios, con 210.200 ocupados más, seguido muy de lejos por la construcción (24.900) y la industria (2.800 más). Por el contrario, el empleo descendió en la Agricultura (–54.000).

Podría parecer que se trata de un mero efecto estacional, sin embargo la EPA muestra que este es el resultado de un patrón de crecimiento basado en actividades como el turismo. Así, en el último año, el empleo ha subido en los servicios en 346.800 ocupados más, frente a los 85.600 de la construcción o los 55.000 de la industria.

Este mismo patrón se observa por el lado del paro. En los 12 últimos meses el desempleo ha disminuido en los servicios (76.600 parados menos), la agricultura (–40.800) y la construcción (–8.100). En cambio, ha subido en la Industria (5.800 parados más).

Más empleo temporal, pero menos parcial

La buena noticia es que, si bien el empleo se crea en sectores de menor valor añadido, al menos sigue aumentando a tiempo completo y desciende a media jornada.

Los puestos de trabajo a tiempo completo aumentaron en el tercer trimestre en 369.800 personas, mientras que el empleo a tiempo parcial se redujo en 185.900. De esta forma, el peso de este tipo de empleo de menos horas redujo su peso sobre el total en un punto porcentual, hasta el 13,9%.

Pero la lacra de la temporalidad continúa. El número de asalariados con contrato temporal se incrementó en 151.000 durante el verano, mientras que los indefinidos solo lo hicieron en 25.300 personas. Esto provocó un aumento de la tasa de temporalidad de 63 centésimas, hasta el 27,4%. En el último año, el empleo indefinido se ha incrementado en 374.100 personas y el temporal en 152.900.

También se incrementó entre julio y septiembre el número total de trabajadores por cuenta propia, que creció en 7.200 personas respecto al trimestre anterior. No obstante, se produjo una reducción de cerca de 50.000 autónomos en tasa interanual. Por otro lado, el empleo del sector privado presentó una variación anual del 2,33% y el empleo público del 3,44%.

Los mayores de 55 años lideran el nuevo empleo

Por grupos, la EPA destaca que, como viene siendo habitual, son los varones españoles los que acaparan los nuevos puestos de trabajo. Concretamente, el empleo aumenta este trimestre en 134.000 hombres y en 49.900 mujeres. Por nacionalidad, la ocupación sube en 154.300 personas entre los españoles y en 29.600 entre los extranjeros.

En el caso de los grupos de edad, la encuesta refleja que el mercado laboral es más generoso con los menores de 30 años y mayores de 55 años: estos últimos sumaron hasta 70.200 ocupados más). Por el contrario, la ocupación bajó en el grupo de edad de 35 a 39 (44.800 menos) y en el de 30 a 34 (–18.800).

En cambio, este grupo de edad no es el que más reduce sus cifras de desempleo. Así, se observan descensos del paro este trimestre entre los de 25 a 54 años (121.600 parados menos), entre los de 55 años y más (–48.600) y entre los jóvenes de 16 a 19 años (–1.900). Por el contrario, el número de parados sube en 8.000 entre los jóvenes de 20 a 24 años.

Aún así, el paro de larga duración, en el que los mayores de 55 años tienen una importante presencia, se sigue reduciendo. Así, el número de parados que ha perdido su empleo hace más de un año ha bajado en 230.100 en el último año y el de parados que buscan su primer empleo en 56.000.

Por su parte, la población activa experimentó un incremento de 19.800 personas en el tercer trimestre y se situó en 22.854.000 personas.