Economía | Empresas

Polygon, en guerra con Slim, reclama que EY haga una auditoría justa de Realia

El inversor británico denuncia que el método que utiliza la compañía para valorar los activos de promoción residencial es incorrecto

Carlos Slim

Carlos Slim con el libro de Donald Trump. EFE

El fondo británico Polygon Global Partners, en guerra con Carlos Slim por, según denuncian, sus maniobras para hacerse con el control de Realia, exige al Comité de Auditoría y Control del Consejo de Administración de la inmobiliaria que se asegure de que el auditor externo, EY, «cumpla con sus deberes contractuales y estatutarios de modo que las cuentas anuales de Realia presenten la imagen fiel de los activos y pasivos de la compañía».

En opinión de Polygon, la valoración de los activos que realiza realiza Realia es muy inferior al real. «El uso de ECO para valorar los activos de promoción residencial de Realia es incorrecto. Es nuestra impresión que el Comité de Auditoría y Control del Consejo de Administración no ha tomado los pasos suficientes para asegurarse la calidad del trabajo de auditoría y de que EY certifique razonablemente las cuentas anuales individuales y consolidadas de Realia con arreglo a sus deberes contractuales y estatutarios», señala en su misiva dirigida al citado comité.

Explica que «ECO es un método de valoración que es significativamente más conservador que RICS, por su propia naturaleza y objetivo legal explícito». Como resultado, añade, «el uso de ECO puede resultar en una infravaloración significativa de los activos de Realia, especialmente cuando se la compara a sus competidores directos en el mercado español».

El fondo británico señala como «sorprendente» que EY es también el auditor de dos de las cinco otras compañías cotizadas en España dedicadas a la promoción residencial, Aedas y Quabit, las cuales usan el método RICS (como hacen, de hecho, todas las compañías inmobiliarias cotizadas excepto Realia).

Polygon amenaza a Realia con solicitar una investigación al Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas

El fondo asegura que «no se puede justificar el uso del método ECO ni desde el punto de vista legal ni desde un punto de vista contable» y cuestiona que «en el informe anual del auditor, EY no haga ningún comentario acerca de si los métodos de valoración usados por Realia son correctos, en particular en relación a: si es correcto que Realia mezcle dos métodos de valoración diferentes en sus cuentas anuales (cuando antes usaba sólo RICS), y si ECO es, en definitiva, un método apropiado de valoración».

La misiva recuerda que «el método ECO no se puede justificar desde un punto de vista legal» y que solamente está reconocido en España y para los usos específicos. «Su uso impide una correcta comparación de las cuentas de Realia con las de otras compañías del sector en la Unión Europea», subraya.

En la carta remitida al Comité de Auditoría, el fondo apunta que la tasadora que trabaja para Realia, Tinsa, también se ha pronunciado en contra del uso de ECO para representar la “imagen fiel” de los activos de la compañía.

Con estos argumentos, Polygon insta al Comité de Auditoría y Control de Realia y a la consultora EY a pronunciarse en los 7 días naturales. De no ser así, el fondo amenaza a la inmobiliaria con «la solicitud de una consulta o una investigación formal al Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) acerca del uso del método ECO en el contexto de la preparación de estados financieros de acuerdo a los estándares NIIF como corresponde a una compañía cotizada en la Unión Europea, de acuerdo con los artículos 49 y 50 de la Ley 22/205, de 20 de julio, de Auditoría de Cuentas».

Polémica ampliación de capital

El pasado 20 de noviembre, Polygon remitió una carta al consejo de Realia denunciando irregularidades y preocupación por la decisión de la inmobiliaria de ejecutar una nueva ampliación de capital. Este viernes, el fondo volvía a la carga, con otra carta en la que además de criticar el no haber recibido respuesta alguna mostraba su desacuerdo con las justificaciones dadas por el grupo que preside Juan Rodríguez Torres para llevar a cabo la ampliación.

“La nota afirma que se destinarán 120 millones de euros del aumento de capital a la amortización del préstamo de la actividad de promoción de Realia; sin embargo, la nota omite el hecho de que, como se puede constatar en los resultados de la compañía a septiembre de 2018, la deuda neta de esta actividad de promoción es en realidad de unos 92 millones de euros, dado que hay más de 27 millones de euros de caja en este negocio”, señala la misiva enviada por la entidad.

Asimismo, subrayan sus recelos sobre las necesidades de inversión -95 millones de euros- que Realia dice precisar para completar sus promociones en marcha. Polygon considera que estas estimaciones son “una clara exageración” y, basándose en el coste de desarrollo de viviendas de otras empresas del sector, rebajan los requerimientos de capital de la compañía en estos proyectos a unos 35 millones, “asumiendo que no haya preventas en estos proyectos y que no se lograra financiación bancaria que otras compañías del sector están consiguiendo una vez alcanzado un nivel de preventas del proyecto superior al 30%”.

Comentar ()