Directivos | Economía | Empresas

Nuevo revés para Félix Revuelta: el desplome de Naturhouse le cuesta 90 millones

La compañía acusa en bolsa la debilidad de sus cuentas, pero su presidente confía en que su plan de crecimiento en EEUU revertirá la situación

logo
Nuevo revés para Félix Revuelta: el desplome de Naturhouse le cuesta 90 millones
Nuevo revés del mercado a Félix Revuelta: el desplome de Naturhouse le cuesta 90 millones.

El presidente de Naturhouse. Félix Revuelta, junto a sus hijos, Vanesa y Kilian, el día de la salida a bolsa de Naturhouse. EFE

Resumen:

Apenas han transcurrido tres años y medio desde su salto al parqué pero el mercado ya ha sometido a Naturhouse a una intensa cura de adelgazamiento. La compañía, que se estrenó en el mercado en abril de 2015 con una valoración de 288 millones de euros cerraba este martes en un nuevo mínimo histórico, situando su capitalización en 100 millones de euros.

Estas cifras no son resultado de un traspiés reciente sino que se acumulan desde hace años. Pese a que la compañía de productos dietéticos entró con buen pie en bolsa y en julio de 2015 acumulaba alzas superiores al 15%, desde entonces se adentró en una fase descendente que le ha llevado a fulminar más del 60% de su valor.

Pero es cierto que el declive de Naturhouse se ha acelerado a lo largo de 2018, en el que la compañía acumula pérdidas que rondan el 55%. Los esfuerzos de internacionalización del grupo, enfocados en su crecimiento en Estados Unidos -para lo que están realizando un importante esfuerzo en fomentar la venta online- están lejos aún de ofrecer los resultados deseados y en sus mercados principales (Francia, España, Italia y Polonia) el negocio da señales de estancamiento.

En los nueve primeros meses de 2018, las ventas de la compañía han sufrido un del 8,3% -el tique medio de venta ha encadenado cinco trimestres consecutivos de recortes de doble dígito- y los beneficios se han encogido más de un 22%. “Naturhouse se encuentra en un ciclo de madurez en las principales áreas en las que opera que podría sugerir un agotamiento de su modelo de negocio”, resaltaba Javier Díaz, analista de Ahorro Corporación, tras la presentación de las últimas cuentas.

Las señales de agotamiento en sus mercados principales y la escasa pujanza en los nuevos ensombrecen sus perspectivas

Y además, las perspectivas a corto plazo tampoco resultan del todo halagüeñas, en un entorno económico de desaceleración en Europa. “No vemos vuelta al crecimiento de ventas en el corto y medio plazo”, apuntaba Díaz, quien citaba, además de las peores perspectivas económicas en sus principales mercados -que afectarían especialmente a un negocio de bienes de consumo que no son de primera necesidad-, el aumento de la competencia, la lenta adaptación del modelo en los nuevos mercados (Reino Unido, Alemania y Estados Unidos) y las señales de agotamiento en sus principales mercados, plasmadas en el cierre de hasta 13 centros (en términos netos) en 2018.

El reflejo de estas dudas sobre el parqué, agudizado por la escasa liquidez del valor -casi el 75% de las acciones está controlado por sus principal accionista-, han propiciado un descalabro de onerosas consecuencias para su presidente y fundador, Félix Revuelta. El valor de las acciones que atesoraba a inicio de año alcanzaban una valoración de 181,15 millones de euros, una cifra que se ha reducido a menos de 75 millones en la actualidad. En ese periodo, eso sí, esos títulos le han valido cobrar dividendos por valor de 15 millones de euros -en términos brutos. De todo esto surge una pérdida latente acumulada en el ejercicio de algo más de 90 millones.

Para Revuelta, este revés del mercado se suma a las pérdidas que ya le ocasionó en 2017 la intervención de Banco Popular, que supuso la reducción a cero del valor de las acciones de la entidad. Aquel proceso significó para el presidente de Naturhouse la pérdida de 44 millones de euros.

Pese a todo, el empresario mantiene su confianza en la compañía, hasta el punto de que a lo largo de 2018 ha ido incrementando poco a poco su participación en la compañía con inversiones por valor de 167.000 euros. Ahora que Félix Revuelta ya roza el límite del 75% de la compañía que le impide seguir comprando son sus hijos, Kilian y Vanesa Revuelta, quienes han aprovechado la situación para elevar su presencia en el capital de Naturhouse.

Revuelta ya sufrió en 2017 la pérdida de 44 millones en acciones por la intervención de Banco Popular

Estos movimientos, unidos al mal desempeño en bolsa de la compañía, han alimentado en el mercado las sospechas de que los máximos accionistas de Naturhouse podrían plantearse una opa para excluir el grupo de bolsa. Sin embargo, desde la empresa descartan cualquier intención en este sentido. Además, la obligatoriedad de lanzar la opa al precio máximo pagado en los últimos 12 meses por acciones de la compañía, obligaría a la familia Revuelta a abonar, a día de hoy, un precio por acción superior a los 4 euros -más de un 139% por encima del precio actual- lo que le resta, al menos de momento, atractivo a esta posibilidad.

En cualquier caso, el propio Félix Revuelta señala, en declaraciones a El Independiente, que la salida a bolsa de Naturhouse respondió a una estrategia de impulsarla en su propósito de expansión internacional y que estos objetivos estratégicos siguen vigentes, por lo que no hay voluntad de dar un paso atrás. “Somos una compañía saneada, con buena situación de caja y no necesitamos tomar ninguna medida de este tipo”, explica.

Revuelta justifica sus recientes inversiones y las de sus hijos porque “qué mejor inversión que apostar por tu propia compañía”. Máxime, tal y como se encarga de subrayar, teniendo en cuenta el atractivo dividendo que abona la compañía, que implica una rentabilidad por dividendo a los precios actuales superior al 20%, difícilmente equiparable en el parqué.

Por eso, y aunque reconoce que “nadie está más interesado que yo en que la compañía vaya bien”, no se muestra especialmente preocupado por el mal tono bursátil de la firma de dietética. “La situación general del mercado no es buena y en la bolsa ya se sabe que también hay especulación. Pero lo importante es que tenemos una estrategia de crecimiento, que ahora requiere fuertes inversiones, pero que confiamos en que dará buenos resultados”, apunta. En este sentido, recalca los planes, por ejemplo, para vender sus productos en Estados Unidos a través de la plataforma de Amazon.